Miércoles, Abril 23, 2014

Política de Estado

Manuel Quintana 1904 - 1906

Manuel Quintana (Buenos Aires, 18 de octubre de 1835 - 12 de marzo de 1906) fue un abogado, político y estadista argentino, presidente de la Argentina entre el 12 de octubre de 1904 y el 25 de enero de 1906, cuando delegó el mando en su vicepresidente José Figueroa Alcorta, muriendo poco después.

Quintana se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires en 1855 a los veinte años de edad y dos años más tarde iba a dirigir la cátedra de Derecho civil de la misma casa de estudios.

Participó en política desde su juventud y en el año 1860 fue electo diputado por la legislatura de la Provincia de Buenos Aires, por el partido de Bartolomé Mitre. Posteriormente, se pasa al Partido Autonomista de Adolfo Alsina para oponerse al proyecto de Mitre nombrar Capital de la República a la Ciudad de Buenos Aires.

En el año 1864 es elegido diputado nacional por la provincia de Buenos Aires y presenta un proyecto de ley para nombrar a la Ciudad de Rosario como capital de la nación.

En 1870 es elegido Senador Nacional y en 1871 el presidente Sarmiento lo envía a Asunción del Paraguay a negociar el tratado de paz que puso fin a la Guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay.

En 1873 Manuel Quintana se presenta como candidato en las elecciones presidenciales para suceder a Sarmiento a partir de 1874, pero pierde con Nicolás Avellaneda.

En el año 1877 ocupa el rectorado de la Universidad de Buenos Aires hasta el año 1881 en que termina su mandato.

Quintana propone a Inglaterra bombardear Rosario

En 1876 se produjo un incidente entre el gobierno de Santa Fe, en ese entonces a cargo de Servando Bayo, y la sucursal del Banco de Londres en Rosario, por no haber acatado ésta la ley que ordenaba la conversión a oro de todas las emisiones de papel moneda realizadas por el gobierno de la provincia.

A raíz de esta situación se ordena la detención del gerente de la sucursal y la intervención del mismo. Quintana era Senador Nacional y el asesor legal del banco al momento de la crisis y no duda en renunciar a su banca por "razones de salud". Sin embargo Quintana viaja a Londres y propone al gobierno de Gran Bretaña el bombardeo de Rosario si el gobierno de Santa Fe no dejaba sin efecto la intervención del banco.

Estanislao Zeballos, testigo presencial del incidente, relata lo que ocurrió luego:

"Apenas el abogado Manuel Quintana anunció en forma intimidatoria la presencia de una cañonera inglesa en el puerto de Rosario, el canciller, con digna reacción, se puso de pie y se negó a continuar hasta que Quintana se retirase del despacho, no aceptando que un argentino fuese portavoz de una intimidatoria extranjera".

La enérgica posición de Bernardo de Irigoyen, Ministro de Relaciones Internacionales del presidente Nicolás Avellaneda detuvo la acción bélica.

Luego de esta situación, Quintana se radicó por dos años en Europa. A su regreso, se dedica a la actividad privada como abogado con importante éxito. En 1893 el presidente Luis Sáenz Peña lo nombra Ministro del interior. Durante su gestión se intervienen las provincias de Santa Fe y San Luis y se declara el Estado de sitio en todo el país. A raíz de esta situación y luego de una muy dura interpelación en el Congreso Nacional, debe renunciar a su cargo.

Finalmente, se presenta a las elecciones presidenciales del 10 de abril de 1904 con la fórmula Manuel Quintana - José Figueroa Alcorta, los cuales resultan proclamados Presidente y Vicepresidente de la Nación el 12 de junio del mismo año por el Colegio Electoral. Quintana tiene 69 años.

Obra de Gobierno

Su presidencia se desarrolla en el ámbito del período denominado "la República liberal", marcado por el gobierno elitista del Partido Autonomista Nacional y el fraude electoral.
De su gestión al frente del Poder Ejecutivo de la Argentina cabe destacar:

La promoción de la inmigración;La extensión de las vías férreas
El aumento del intercambio comercial y la mejora general de la economía del país.
Nacionalizó la Universidad Nacional de La Plata.
Reglamentó el ejercicio de las profesiones liberales.
Implementó la ley de descanso dominical.

Impulsó la "Ley Láinez" de creación de escuelas elementales en las provincias. En 1905 sufrió la revolución radical que buscó finalizar el fraude electoral. Si bien la revolución fracasó, el estrés sufrido por el presidente durante este conflicto dañó su salud. Como consecuencia de esto, reduce su jornada laboral lo que comienza a generar problemas en la gestión.

El 11 de agosto, Quintana sufre un atentado contra su vida cuando Salvador Planas, un anarquista catalán, dispara contra el carruaje que lo transportaba hacia la Casa Rosada. El revólver falla y el presidente salva su vida, pero su salud comienza a deteriorarse rápidamente.

El 25 de enero de 1906 Quintana solicita licencia en sus funciones de presidente por motivos de salud y se retira a una finca en el actual barrio de Belgrano, donde muere el 12 de marzo de 1906. Sus restos descansan en el Cementerio de la Recoleta.

 


 

Mensaje de Jesús

 

25 de Julio del 2013
Mensaje Público

 
“Yo soy tu Jesús, nacido Encarnado.”
 
“Nuevamente les revelo Mi Desolado Corazón;  un corazón que anhela la conversión de los corazones de toda la humanidad;  un corazón abandonado por la mayoría.  Hoy les voy a describir la anatomía de una dictadura.  Esto es, por supuesto, abuso de autoridad;  la herida más profunda de Mi Corazón.
 
“Ésta inicia con un deseo insaciable de poder y es alimentado por las llamas del control.  Quienes tratan de seguir a un líder así, son mal informados y llevados por mal camino.  Sus metas se vuelven retorcidas y comprometidas, pues dejan de vivir en la verdad.  Poco después, tienen sus mismas metas –el poder y el control– coincidiendo con los planes de su líder.”
 
En esta descripción pueden ver el surgimiento del nazismo y del comunismo.  Hoy, este patrón se repite en muchos gobiernos y círculos religiosos.  Claramente se marcan territorios y se rechaza cualquier opinión o consejo ‘externo’.”
 
“Esto no viene de Mí.  Yo deseo la unidad en el Amor Santo.  Yo no tengo planes ocultos en Mi Corazón.  Convoco a Mi rebaño en un esfuerzo por su propia salvación.  Hago un llamado a toda la gente y a todas las naciones al Amor Santo.  No le pido a la humanidad que forme un gobierno  mundial único ni una religión mundial única.  Esto llevaría a una dictadura final.”
 
“Observen los signos de este tipo de propuestas.  Recuerden Mis palabras a ustedes hoy.” 

Fuente: www.amorsanto.com

Info adicional

  • Fin de mandato: Concluye

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

Humor

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Suscríbase a nuestro newsletter

Para recibir nuestro Newsletter escriba a cferrari4@gmail.com

amorsanto.com

Turba abortista en San Juan

Juan Pablo II


oracionpatria_chico

END ABORTION

Catholic.net - El lugar de encuentro de los católicos en la red