Jueves, Octubre 23, 2014

Política de Estado



María Estela Martínez de Perón 1974 - 1976

María Estela Martínez de Perón (La Rioja, Argentina, 4 de febrero de 1931), conocida popularmente como Isabelita o Isabel Perón, fue presidente de la Nación Argentina y una de las primeras mujeres en el mundo en tener el título de presidente.

Asumió el 1 de julio de 1974 en su condición de vicepresidente, tras la muerte de su esposo, el presidente Juan Domingo Perón. Fue depuesta el miércoles 24 de marzo de 1976 por un golpe de Estado que dio origen a la dictadura autodenominada Proceso de Reorganización Nacional y que la mantuvo detenida ilegalmente varios años.

Al ser liberada en 1981 se radicó en España, donde vive desde entonces. A comienzos de 2007, a raíz de la apertura de causas judiciales por asesinatos políticos realizados durante su gobierno, fue presentada una solicitud de extradición en su contra.

María Estela Martínez es la hija menor de Carmelo Martínez y de María Josefa Cartas. Nació en La Rioja el 4 de febrero de 1931. Su padre, un empleado bancario porteño, se hallaba destinado en esa ciudad. La futura presidente pasó su infancia en Buenos Aires, donde cursó sus estudios primarios y luego de danza. Huérfana de padre en 1938, María Estela se distanció de su familia y adoptó el nombre artístico de Isabel, sumándose a una compañía de danzas que la llevó a recorrer Latinoamérica.

A fines de 1955, mientras trabajaba como bailarina exótica en un cabaret (donde era conocida por el nombre artístico «Isabel Gómez»), conoce en Panamá al ex presidente Perón, quien se hallaba exiliado en ese país tras ser derrocado del gobierno. Vivieron juntos desde entonces, en distintos países: Panamá, Venezuela, República Dominicana y finalmente España, donde se casaron en 1961.

En 1965 viajó a Argentina, como delegada personal de Perón, para hacer frente al fenómeno del neoperonismo.
Durante el gobierno de Héctor José Cámpora, el 20 de junio de 1973, Perón regresó definitivamente a la Argentina. Poco después Cámpora renunció para permitir elecciones libres. Su sucesor Raúl Lastiri convocó a elecciones de presidente y vicepresidente de la Nación, en las cuales, el 23 de septiembre de 1973, venció la fórmula encabezada por Juan Perón, con su esposa como candidata a vicepresidente, con el 62% de los votos. Perón falleció el 1 de julio de 1974, e "Isabel" asumió la presidencia ese mismo día.

Gobierno de María Estela Martínez de Perón

Su gobierno se desarrolló en el marco internacional de la llamada crisis del petróleo y de una extrema violencia política interna, con actuación de varios grupos armados.

Ignorando el acercamiento entre Perón y el líder de la oposición, el radical Ricardo Balbín, Martínez se apoyó principalmente en su ministro de Bienestar Social, el ex secretario personal de Perón, José López Rega, conocido como Daniel por sus allegados y el Brujo por sus adversarios políticos.

López Rega ejerció una importante influencia sobre Martínez, fortaleciendo la presencia en el gobierno de los sectores de derecha por sobre otros grupos, y organizó desde el gobierno una fuerza parapolicial conocida como Alianza Anticomunista Argentina o Triple A que emprendió acciones de hostigamiento a figuras destacadas de la izquierda que acabarían en secuestros, torturas y asesinatos.

Desde el gobierno la actitud de control fue también rigurosa, interviniendo varias provincias disidentes, universidades, sindicatos, los canales de televisión privados, y reforzando la censura contra libros,4 diarios y revistas. El gobierno exhibió una marcada inoperancia administrativa en distintas áreas.

María Estela Martínez de Perón anuncia medidas económicas, aumento de salarios, llamado a paritarias y control estricto de precios. Cadena Nacional 1975.

La economía argentina sufrió daños graves, con una inflación galopante, la paralización de las inversiones de capital, la suspensión de las exportaciones de carne a Europa y el inicio del crecimiento incontrolable de la deuda externa.

Una solución de corte monetarista intentada por el ministro Alfredo Gómez Morales, un histórico del peronismo, no tuvo éxito, y provocó una fuerte retracción de la liquidez, iniciando un complicado proceso de estanflación. La suspensión de las compras de carne argentina por el Mercado Común Europeo empeoró la situación.

En junio de 1975, el nuevo ministro de Economía, Celestino Rodrigo, auspiciado por López Rega, aplicó una violenta devaluación de la moneda acompañada de aumentos de tarifas; el llamado Rodrigazo, parte del plan de López Rega para debilitar las presiones sindicales a través del desprestigio de sus principales operadores, provocó la primera huelga general contra un gobierno peronista.

En julio de 1975, ante la huelga general y la presión callejera de la CGT y, en especial de la Unión Obrera Metalúrgica de Lorenzo Miguel, López Rega se vio obligado a renunciar a su cargo en el gobierno y abandonar el país.

Ante la creciente actividad de los grupos armados de izquierda —tanto los que actuaban dentro del peronismo, los Montoneros, como otros de corte marxista, el Ejército Revolucionario del Pueblo— y de extrema derecha, Martínez decidió fortalecer la acción de gobierno.

La renovación de la cúpula militar, que incluyó entre otras medidas la designación de Jorge Rafael Videla al frente del ejército, fue parte de un programa de endurecimiento del control, que incluyó también el cierre de publicaciones opositoras.

La decisión de recurrir a la fuerza militar desembocó en la firma en 1975 del decreto que da inicio al llamado Operativo Independencia en que las fuerzas armadas intervinieron en la provincia de Tucumán, acto que es señalado como el inicio del Terrorismo de Estado.

Al agravarse la crisis política y económica, en setiembre de 1975 Martínez pidió licencia del cargo por razones de salud; sus funciones fueron ejercidas por el presidente provisional del Senado Ítalo Lúder entre el 13 de septiembre y el 16 de octubre de 1975. En un momento de especial tensión, amenazó en un discurso pronunciado desde el balcón de la Casa Rosada con convertirse en la mujer del látigo.

Sublevación del 18 de diciembre de 1975

La constante presión militar, se puso de manifiesto en un levantamiento encabezado por el entonces Brigadier Orlando Jesús Capellini el día 18 de diciembre de 1975, que desembocó en el pase a retiro del titular de la aeronáutica, Brigadier General Héctor Luis Fautario y su segundo, el Brigadier Mayor José María Klix.

El nuevo jefe de dicha fuerza fue designado el mismo día del levantamiento, éste era el Brigadier Orlando Ramón Agosti. Dicha sublevación fue controlada a duras penas por Fuerza Aérea Argentina, Martínez se negó reiteradamente a renunciar, aunque anunció el adelanto de las elecciones presidenciales para fines de 1976.

El golpe de estado

El clima político no mejoró con la ida de López Rega ni con el anticipo de las elecciones. En marzo de 1976 el gobierno solicitó a dos dirigentes opositores, Ricardo Balbín y Oscar Alende, que se dirijan al electorado solicitando el respeto a los plazos institucionales, ya que un golpe militar era percibido como inevitable.

El 24 de marzo de 1976 un golpe de estado encabezado por los comandantes en jefe del ejército, marina y aeronáutica destituyó al gobierno constitucional y lo sustituyó por una junta militar al mismo tiempo que se disolvía el Congreso. La ex presidente fue enjuiciada por malversación de fondos públicos por haber utilizado para pagar una deuda personal fondos pertenecientes a una fundación, que luego reintegró.

La dictadura mantuvo detenida a María Estela Martínez de Perón durante más de cinco años, primero en la residencia de El Messidor, Neuquén y luego en una quinta en la localidad de San Vicente, ubicada en el conurbano de Buenos Aires.

Una vez liberada, en julio de 1981, se radicó en Puerta de Hierro (Madrid) y abandonó en forma casi total la actividad política, aunque regresó ocasionalmente a la Argentina. El plebiscito sobre el Canal de Beagle fue ocasión de su última aparición como figura histórica del peronismo, cuyos sectores más ortodoxos mantenían su respeto por ella en su carácter de viuda de Perón.

Proceso judicial en 2007

El 11 de enero de 2007 el juez federal de San Rafael de Mendoza Héctor Acosta pidió a Interpol su captura internacional en el marco de la investigación de la desaparición de un estudiante en febrero de 1976, antes del golpe de estado.

Escasas horas después, el 12 de enero del mismo año fue arrestada en su domicilio de Villanueva de la Cañada, Comunidad de Madrid, España. Este estudiante fue desaparecido bajo los decretos que (previo al golpe de estado) habilitaban a las fuerzas armadas a "aniquilar los accionares subversivos", firmados por la presidente Perón.

Esto llevó al inicio del terrorismo de Estado en la Argentina que luego se extendió y agravó tras el golpe de estado de 1976. Según el informe de la CONADEP en el libro Nunca más hubo más de 600 denuncias de personas desaparecidas anteriores al golpe de estado, lo que pone en evidencia la desaparición sistemática de personas.

Martínez tiene otro caso en curso por el juez federal Norberto Oyarbide en la que se la relaciona con el accionar de la Triple A.
El 12 de enero de 2007, fue detenida por la Policía Nacional española a las afueras de Madrid y fue trasladada, esposada, a la Audiencia Nacional.

Tras negarse a ser extraditada voluntariamente a Argentina, fue puesta en libertad provisional por el Juez de Guardia, Juan del Olmo, mientras se resuelve el expediente ordinario de extradición, con la obligación de comparecer en el juzgado cada 15 días.

El 28 de abril de 2008, la Audiencia Nacional española consideró que los supuestos crímenes atribuidos a la ex jefa de Estado están prescriptos pues no son de lesa humanidad y en consecuencia la justicia de España rechazó el pedido de extradición.


Mensaje de la Virgen María acerca del liderazgo 

13 de Marzo del 2012
Mensaje Público

 

La Santísima Virgen dice:  “Alabado sea Jesús.”

(...) 

“El corazón del mundo no cambiará hasta que cambien los corazones de las personas con funciones de liderazgo.  Un buen líder tiene en mente únicamente lo que es mejor para las personas que lo siguen.  Lo mejor es la salvación de cada alma en la que él ejerce influencia.”
 
“Así que hoy vengo para despertar la conciencia de todos los líderes para que prefieran la verdad por encima de todo matiz de amor propio.  También vengo para que cada alma elija sabiamente en quien confiar, nunca confiando tan solo en los títulos, sino en el Amor Santo, siguiendo la verdad.”

 

Fuente: www.amorsanto.com

Info adicional

  • Fin de mandato: Concluye

Santo Tomas Moro

"El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral."

Suscríbase a nuestro newsletter

Para recibir nuestro Newsletter escriba a cferrari4@gmail.com

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.


"Hijos Míos y padres (de familia), escuchadme bien.  No debéis permitir a vuestros hijos escuchar las grabaciones conocidas como `rock and roll' "

            

"Debéis sacar de vuestras casas estos agentes diabólicos del infierno, las grabaciones musicales de Lucifer, que ponen a vuestros hijos bajo un hechizo, un hipnotismo que los llevará a la promiscuidad, desviación sexual, homosexualidad, drogas, asesinatos, abortos y toda clase de hechos inmundos que pueden ser concebidos únicamente en la mente del príncipe de las tinieblas, Lucifer mismo.  Él sabe que su tiempo se acorta, y él va ahora por todo el mundo engañando hasta a los elegidos.

 

nuestraseñoradelasrosas.org

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

amorsanto.com

Juan Pablo II

Catholic.net - El lugar de encuentro de los católicos en la red