Viernes, Diciembre 06, 2019

Política de Estado


Lunes, 01 Abril 2013 14:48

El Síndrome Post-Aborto

Entre los Trastornos de Estrés Post-Traumático (PTSD) que afectan a las víctimas de atentados terroristas, de desastres naturales y a excombatientes de guerra, hay uno que afecta a millones y millones de personas, en su mayoría mujeres*: es el Síndrome Post-aborto (SPA). Recibe su nombre del Síndrome Post-Vietnam, el primer tipo de PTSD estudiado, por la similitud de los síntomas y su intensidad, con el agravante añadido del silencio y la marginación que rodea a la patología resultante de un aborto provocado.

A pesar de los numerosos estudios realizados en todo el mundo y del hecho de que este Síndrome Post-aborto figura en los manuales de medicina y psicología de muchas universidades, una pesada cortina de silencio cubre todo lo relacionado con el aborto, especialmente en España.

Se calcula en 60 millones los abortos realizados anualmente en el mundo, de los cuales unos 2.000.000 se practicaron en España desde su despenalización en 1985. Por ello, la magnitud de este trauma post-aborto adquiere las características de una epidemia mundial.

Síntomas del SPA:

- Depresión, hostilidad e inestabilidad emocional

La Asociación Norteamericana de Psiquiatría, ya en los años 80, identificaba la depresión, la hostilidad, el desinterés y aislamiento, las imágenes recurrentes, el insomnio y pesadillas, y la incapacidad de expresar sentimientos como secuelas psicológicas del aborto. Otros estudios muestran un alto índice de intentos suicidas, de alcoholismo, bulimia y anorexia, frigidez y disfunciones sexuales, ruptura de relaciones de pareja (un 70%), de maltrato doméstico y autolesiones, de incapacidad de concentración, agotamiento y nerviosismo, crisis histéricas y agresividad.

La Universidad de Baltimore(EE.UU.) descubrió que un 64% de las mujeres que habían abortado fueron posteriormente ingresadas en hospitales psiquiátricos, y la Real Academia de Obstetricia de Inglaterra anunció que el 59% de las madres (pues aunque aborte, la mujer sigue sintiéndose "madre") tienen  probabilidades de padecer problemas psiquiátricos graves y permanentes después de un aborto.

- Negación

Una reacción también frecuente es tratar de olvidar la experiencia o negarla, tratando de reprimir el dolor que ha causado. La Dra. Wanda Franz, de la Universidad de West Virginia, afirma que ello crea un gran desajuste que lleva a un descontrol emocional en situaciones como ver a un niño jugar, oír el sonido de una aspiradora, un miedo irracional a los médicos, etc.

- Ruptura de pareja

Otro foco traumático después de un aborto es la relación de la pareja. Dado que algunos de los síntomas del SPA son la frigidez, la esterilidad y la inadaptación sexual, hay un alto índice de rupturas matrimoniales y de pareja tras un aborto. LaDra. Milling halló que el 70% de las parejas de rompen en el año siguiente a un aborto.

- Malos tratos

Y no sólo la pareja, sino la familia entera sufre las consecuencias de la violencia intrínseca al aborto, en forma de malos tratos, también a los hijos. El Dr. Ney (1979) descubrió que el aborto aumenta el maltrato infantil al disminuir el autocontrol instintivo natural y como resultado de la hostilidad y agresividad sintomática del Síndrome P-A. Y en última instancia, es la sociedad entera la que se ve afectada por las secuelas del aborto de numerosas formas. 

En España existen pocos estudios sobre este Síndrome, pero ya en 1993, un informe de la Asociación Española de Neuropsiquiatría titulado "Mujer y salud mental" señalaba como rasgos de las mujeres que abortan más de una vez la inmadurez, la inestabilidad emocional, la sexualidad pasiva y dependiente, la aversión a los métodos anticonceptivos, los problemas de pareja, conflictos con los padres, mala auto imagen, vivencias negativas o traumáticas, y tendencia y rasgos de personalidad patológica: esquizofrenia, paranoia y psicopatía.

Confrontando los datos oficiales, el 25% de las mujeres que abortan cada año ya han abortado previamente. Según la OMS, “las mujeres con alguna señal indicativa de trastorno emocional corren mayor riesgo de graves desajustes mentales después del aborto, y más si tienen enfermedad psiquiátrica previa. Cuanto más grave sea el diagnóstico psiquiátrico, más perjudicial es para ella el aborto.

El estudio epidemiológico más completo data de 1997, y fue realizado sobre una muestra de 9.129 mujeres tomada de la base de datos nacional de Finlandia, financiado por el Centro de Investigaciones y Desarrollo para el Bienestar y la Salud de dicho país. Esta investigación eliminó el posible sesgo de anteriores estudios basados en entrevistas, realizando un estudio objetivo de los certificados de defunción de mujeres en edad reproductiva entre los años 1987 y 1994 que habían abortado en el año anterior a su muerte.

El estudio reveló que, las mujeres que habían abortado, en comparación con las que habían llevado su embarazo a término, tuvieron 60% mas muertes por causas naturales (enfermedad), 7 veces más suicidios, 4 veces más muertes por accidentes y 14 veces más muertes por homicidios. Las conclusiones indican que las mujeres que abortan tienen 4 veces más probabilidades de morir al año siguiente que las que tienen a sus hijos. Además, las mujeres que dieron a luz tuvieron 50% menos probabilidad de morir que las que no tuvieron hijos. Este estudio confirma queel aborto es mucho más peligroso que llevar a término un embarazo, aunque este no sea deseado 

  

Los defensores del aborto reconocen la existencia el Síndrome

Son numerosos los estudios en todo el mundo (Canadá, EEUU, Austria, Inglaterra, Francia, Finlandia…) que demuestran la existencia y gravedad de este Síndrome, que sin embargo, se mantiene oculto por los medios de comunicación y los centros médicos oficiales de países como España. Tan claros son los resultados de estos estudios que hasta la organización mundial de control de la población (los que promocionan el aborto), la Planned Parenthood Federation (en España Federación dePlanificación Familiar) los ha confirmado en su documento titulado “Plan Trienal y Programa de Objetivos a Largo Plazo, 1990-1993”.

Dice así: “Una serie de estudios y encuestas de los opositores al aborto han mostrado que la incidencia del trauma post-aborto para clientes de abortos quirúrgicos puede llegar a alcanzar a un 91% de los casos. Algunos informes recientes del Instituto Alan Guttmacher (su organización investigadora afiliada) que no han sido publicados, indican que el alcance del problema puede haber sido correctamente calculado en dichos estudios…” (pg. 29). También la organización feminista Movimiento Manuela Ramos y el Consejo de la Población (agencia de la ONU que promueve el aborto en el Tercer Mundo) reconocieron los trastornos psicológicos derivados del aborto voluntario en su libro de 1993 titulado Desde las Mujeres. Visiones del aborto. Nexos entre sexualidad, anticoncepción y aborto donde aparecen varios testimonios de mujeres que los padecían.

Igualmente claro era el folleto de la londinense “Clínica de la Mujer” que ofrece terapia post-aborto: “Después del aborto, algunas mujeres sienten una sensación de pérdida que puede experimentarse como tristeza o puede ser enmascarada por otras sensaciones como aletargamiento, vacío, falsa euforia, hiperactividad, depresión generalizada y difusa, dificultades en las relaciones sexuales u otras, e ira”.

En Estados Unidos también manifiestan los mismos síntomas las mujeres que han abortado y que forman la Asociación WEBA (Mujeres explotadas por el aborto), que recientemente han creado la plataforma internacional “Silent No More” (“No más silencio”) con la página web www.helpafterabortion.com, y en España:www.nomassilencio.com. En países como Holanda, donde el aborto es legal, se han tomado medidas para controlar los efectos del Síndrome Post-aborto.

En los centros de salud, uno de los criterios de selección de enfermeras es que no hayan intervenido en abortos ni se hayan provocado uno, pues consideran que el trauma emocional resultante sería incompatible con su trabajo.

* El SPA también puede darse en hombres y familiares de la mujer que aborta (padres e hijos) y en quienes la ayudaron a abortar, incluyendo el personal de las clínicas abortistas.

Ver más

Oir conferencia del Dr. Jorge Cordero


Más estudios sobre el daño que el aborto causa a la mujer 

 1. 62% de aumento de muertes por cualquier causa, 2.5 veces más riesgo de suicidio.

Comparado con las mujeres que dan a luz, las que abortan tienen un riesgo incrementado de muerte por cualesquiera causas, que se prolonga al menos durante ocho años. El mayor riesgo de muerte por suicidio y accidentes son muy notorios. Extrapolándolos a la población nacional, este efecto puede estar causando un aumento de entre 2.000 y 5.000 muertes de mujeres al año.

Southern Medical Journal, 2002

  2. Aumento de 3.5 veces en suicidios, accidentes, homicidios (los suicidios aumentan 6 veces)

Los investigadores que han analizado las muertes de toda la población de mujeres en Finlandia han descubierto que las que habían abortado tenían una probabilidad  3.5 veces más alta de suicidio, accidentes, u homicidios en el año siguiente. Las tasas de suicidio entre las mujeres que habían abortado resultaron ser 6 veces más altas que las de mujeres que dieron a luz y dos veces más altas que las del grupo de mujeres que tuvieron abortos espontáneos

European Journal of Public Health, 2005

3. Las muertes por aborto no se registran en todos los certificados de defunción.

Un estudio de los registros médicos de Finlandia ha descubierto que el 94% de las muertes de madres asociadas con abortos no son identificables si se revisan únicamente los certificados de defunción. Los investigadores descubrieron que cruzando los certificados de defunción con los registros médicos se evidenciaba que la tasa de muertes asociadas al aborto es tres veces más alta que la asociada al parto.

Paediatric Perinatal Epidemiology 2004

4. El 65% sufrieron trauma, un 31% sufrieron complicaciones médicas.

En este estudio que comparan los abortos entre mujeres americanas y rusas, el 65% de las mujeres americanas  estudiadas experimentaron múltiples síntomas de estrés post-traumático, que ellas atribuyeron a los abortos. Algo más del 14% informó de todos los síntomas necesarios para un diagnóstico clínico de estrés post-traumático inducido por el aborto, y un 84% dijo que no habían recibido asesoramiento adecuado. Un 31% sufrió complicaciones médicas con posterioridad.

Medical Science Monitor, 2004

5. El 64% de los abortos se practica bajo presión moral, el 84% de las mujeres no fue completamente informada.

En el estudio anteriorse compara las mujeres americanas y rusas que abortaron. Un 64% de las americanas dijeron que se sintieron presionadas por otros a abortar; un 84% dijo que no había recibido asesoramiento adecuado.

Medical Science Monitor , 2004

6. Tasas más altas de depresión, abuso de drogas y conductas suicidas después del aborto

En un estudio en Nueva Zelanda, las mujeres que abortaron tuvieron después tasas más altas de drogadicción, trastornos por ansiedad y conductas suicidas que las mujeres que no abortaron, incluso teniendo en cuenta las condiciones preexistentes. Aproximadamente un 42% de las mujeres con una historia de aborto provocado había experimentado una depresión grave en los últimos cuatro años (casi el doble de la tasa de las mujeres que no habían estado embarazadas y un 35% más alta que aquellas que llevó el embarazo a término).

Journal of Child Psychology and Psychiatry 2006

7. Riesgo significativamente más alto de depresión clínica

Comparado con las mujeres que llevan su primer embarazo no deseado a término, las mujeres que abortaron su primer embarazo tienen un riesgo significativamente más alto de depresión clínica, teniendo en cuenta un periodo de 8 años después del primer embarazo. 

British Medical Journal, 2002

  8. Un 65% más riesgo de depresiones clínicas

Un análisis realizado con los datos de un estudio longitudinal sobre mujeres norteamericanas financiado con fondos federales, ha revelado que las mujeres que abortan tienen un 65% más riesgo de padecer depresión clínica a largo plazo, teniendo en cuenta edad, raza, educación, estado civil, historia de divorcio, ingresos y estado psiquiátrico previo.

Medical Science Monitor 2003

9. Un 30% más riesgo de trastornos por ansiedad generalizada

Los investigadores compararon las mujeres que no tenían una historia previa de ansiedad y las que habían experimentado un primer embarazo no deseado. Las mujeres que abortaron tenían un 30% más probabilidades de sufrir todos los síntomas asociados con un diagnóstico de trastorno por ansiedad generalizada, comparado con las mujeres que llevaron el embarazo a término.

Journal of Anxiety Disorders, 2005

10. Cinco veces más riesgo de abuso de drogas

Las mujeres que abortan tienen cinco veces más riesgo de adicciones posteriores a drogas o alcohol que las mujeres que dan a luz.

American Journal of Drug and Alcohol Abuse, 2000

11. Primeros embarazos no deseados: aumenta el abuso de drogas si las mujeres abortan

Entre las mujeres que tuvieron un embarazo no deseado , las mujeres que abortaron eran más propensas a consumir, una media de cuatro años más tarde, más frecuente y recientemente alcohol, marihuana y cocaína que las mujeres que dieron a luz. Este es el primer estudio que compara la tasa de abuso de substancias adictivas entre mujeres que han tenido embarazos no deseados.

American Journal of Drug and Alcohol Abuse, 2004

 12. Casi el doble de probabilidades de ser tratadas por trastornos del sueño, a menudo relacionados con trauma. 

En un estudio basado en registros sobre casi 57.000 mujeres sin historia previa conocida de trastornos del sueño, las mujeres tienen más probabilidades de ser tratadas por trastornos del sueño si abortaron, comparadas con las que dieron a luz. Las mujeres que abortaron tienen el doble de riesgo de ser tratadas por trastornos del sueño en los primeros 180 días desde el aborto comparado con las mujeres que dieron a luz. Numerosos estudios han demostrado que las víctimas de traumas a menudo experimentan trastornos del sueño.

Sleep, 2006

13. Un estudio basado en los registros sanitarios indica más tratamientos psiquiátricos ambulatorios.

Un análisis de los registros sanitarios de Medicaid California prueba que las mujeres que abortan requieren de significativamente más tratamientos por enfermedades psiquiátricas en régimen ambulatorio.

American Journal of Orthopsychiatry  2002

 14. Un 160% más de probabilidades de ser hospitalizadas para tratamiento psiquiátrico

Una revisión de los registros médicos de 56.741 pacientes californianas de Medicaid ha revelado que las mujeres que abortan tienen un 160% más probabilidades de ser hospitalizadas debido a tratamientos psiquiátricos en los primeros 90 días después del aborto que las mujeres que dan a luz. Las tasas de tratamiento psiquiátrico permanecieron significativamente más altas durante al menos cuatro años.

Canadian Medical Association Journal, 2003

15. Comprobar los factores conocidos de riesgo reduciría los abortos drásticamente.

Este estudio es un análisis de 63 estudios médicos que identifican factores de riesgo que predicen las reacciones psicológicas negativas al aborto. Este análisis concluye que el número de mujeres que sufre reacciones emocionales negativas debido al aborto podría reducirse drásticamente si las clínicas abortistas analizasen este tipo de riesgo en las mujeres.

The Journal of Contemporary Health Law and Policy 2004

  16. Los hijos posteriores a un aborto se ven afectados negativamente

Los hijos de mujeres que han abortado viven en hogares que les apoyan menos y tienen más problemas de conducta que los niños de mujeres sin una historia de aborto. Este descubrimiento apoya la teoría de que el aborto puede afectar negativamente a los lazos con hijos posteriores, perturbar las habilidades maternales, o afectar a la estabilidad psicológica de la mujer.

 Journal of Child Psychology and Psychiatry 2002

17. Cinco veces más probabilidad de abuso de drogas en embarazos posteriores

Entre las mujeres que llevaron a término por primera vez un embarazo, aquellas con una historia de haber abortado tienen cinco veces más probabilidades de usar drogas ilícitas y dos veces más de beber alcohol durante el embarazo. Este abuso de sustancias coloca a sus hijos en riesgo de sufrir defectos congénitos, bajo peso al nacer y muerte. 

American Journal of Obstetrics and Gynecology Dec. 2002

18. Mayor riesgo de fumar y drogarse durante embarazos posteriores

Un estudio sobre mujeres que acababan de dar a luz ha evidenciado que, comparadas con mujeres que habían experimentado otros tipos de interrupción de embarazo o nunca habían abortado, las mujeres que previamente habían abortado tienen más probabilidades de fumar, beber alcohol o consumir marihuana, cocaína u otras drogas ilegales durante el embarazo.

British Journal of Health Psychology 2005

19. El 95% de las mujeres quieren ser completamente informadas de todos los riesgos estadísticamente asociados.  

Las mujeres que están considerando someterse a una operación quirúrgica como el aborto, consideran que toda información sobre riesgos físicos o psíquicos es muy relevante para tomar una decisión. Un  95% de las pacientes deseaban ser informadas de todos los riesgos estadísticamente asociados a una intervención, incluso si la conexión causa-efecto entre intervención y riesgo no ha sido plenamente establecida. (Este hallazgo es especialmente relevante para los practicantes de abortos que aseveran que sin pruebas de que el aborto causa directamente problemas tales como depresión o cáncer de mama, las mujeres preferirían que no se les dé esa información "preocupante" e "innecesaria").

Journal of Medical Ethics, 2006

20. Las adolescentes tienen más problemas mentales tras un aborto, incluso comparado con partos de embarazos no deseados.

Un estudio representativo a escala nacional ha revelado que las adolescentes que abortan por embarazos no deseados tienen cinco veces más probabilidades de buscar ayuda por problemas psicológicos o emocionales con posterioridad, comparadas con sus equivalentes que llevaron a término embarazos no deseados, incluso después de tener en cuenta la historia de salud mental previa, las situaciones familiares y otros factores que pudieran influir en la salud mental. Las adolescentes que abortaron eran tres veces más propensas a padecer problemas del sueño y tenían nueve veces más probabilidades de consumir marihuana.

Journal of Youth & Adolescence, 2006

21. El aborto incrementa el riesgo de aborto espontáneo posterior en un 60%

Investigadores en el Reino Unido han revisado las historias clínicas de mujeres entre 18 y 55 años, analizando sus historias reproductivas y modos de vida y han encontrado que las mujeres que han abortado tienen un riesgo de aborto espontáneo posterior un 60% más alto.

BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynecology 2006

El Instituto Elliot ha participado en muchos de los estudios anteriores. Para más información, incluyendo enlaces a algunos de los estudios publicados, visitar www.afterabortion.org/news  

 

Citas:

1. DC Reardon et. al., "Deaths Associated With Pregnancy Outcome: A Record Linkage Study of Low Income Women,"Southern Medical J ournal 95(8):834-41, Aug. 2002.

2. M. Gissler et. al., "Injury deaths, suicides and homicides associated with pregnancy, Finland 1987-2000, European J. Public Health 15(5):459-63, 2005.

3. M. Gissler, et. al., "Methods for identifying pregnancyassociated deaths: population-based data from Finland 1987-2000,"Paediatric Perinatal Epidemiology 18(6): 44855, Nov. 2004.

4. VM Rue et. al., "Induced abortion and traumatic stress: A preliminary comparison of American and Russian women,"Medical Science Monitor 10(10): SR5-16, 2004. 5. Ibid.

6. David M. Fergusson, et. al., "Abortion in young women and subsequent mental health," Journal of Child Psychology and Psychiatry 47(1): 16-24, 2006.

7. DC Reardon, JR Cougle, "Depression and Unintended Pregnancy in the National Longitudinal Study of Youth: A Cohort Study," British Medical Journal 324:151-2, 2002.

8. JR Cougle, DC Reardon & PK Coleman, "Depression Associated With Abortion and Childbirth: A Long-Term Analysis of the NLSY Cohort," Medical Science Monitor 9(4):CR105-112, 2003.

9. JR Cougle, DC Reardon, PK Coleman, "Generalized Anxiety Following Unintended Pregnancies Resolved Through Childbirth and Abortion: A Cohort Study of the 1995 National Survey of Family Growth," Journal of Anxiety Disorders 19:137-142 (2005).

10. DC Reardon, PG Ney, "Abortion and Subsequent Substance Abuse," American Journal of Drug and Alcohol Abuse26(1):61-75, 2000.

11. D.C. Reardon, P.K. Coleman, and J.R. Cougle, "Substance use associated with unintended pregnancy outcomes in the National Longitudinal Survey of Youth," American Journal of Drug and Alcohol Abuse 26(1):369-383, 2004.

12. DC Reardon and PK Coleman, "Relative Treatment Rates for Sleep Disorders and Sleep Disturbances Following Abortion and Childbirth: A Prospective Record Based-Study," Sleep 29(1):105-106, 2006.

13. PK Coleman et. al., "State-Funded Abortions Versus Deliveries: A Comparison of Outpatient Mental Health Claims Over Four Years," American Journal of Orthopsychiatry 72(1):141-152, 2002.

14. DC Reardon et. al., "Psychiatric Admissions of Low-Income Women Following Abortions and Childbirth," Canadian Medical Association Journal 168(10): May 13, 2003 .

15. David C. Reardon, "The Duty to Screen: Clinical, Legal, and Ethical Implications of Predictive Risk Factors of Post-Abortion Maladjustment," The Journal of Contemporary Health Law and Policy 20(2):33-114, Spring 2004.

16. PK Coleman , DC Reardon, & JR Cougle, "The Quality of the Caregiving Environment and Child Developmental Outcomes Associated with Maternal History of Abortion Using the NLSY Data," Journal of Child Psychology and Psychiatry 43(6):743-57, 2002.

17. PK Coleman et. al., "A History of Induced Abortion in Relation to Substance Abuse During Subsequent Pregnancies Carried to Term," American Journal of Obstetrics and Gynecology 1673-8, Dec. 2002.

18. PK Coleman, DC Reardon, JR Cougle, "Substance use among pregnant women in the context of previous reproductive loss and desire for current pregnancy," British Journal of Health Psychology 10, 255-268, 2005.

19. PK Coleman, DC Reardon , MB Lee, "Women's preferences for information and complication seriousness ratings related to elective medical procedures," Journal of Medical Ethics , 32:435-438 (2006).

20. PK Coleman, "Resolution of Unwanted Pregnancy During Adolescence Through Abortion Versus Childbirth: Individual and Family Predictors and Psychological Consequences," Journal of Youth and Adolescence (2006).

21. N. Maconochie, P. Doyle, S. Prior, R. Simmons, "Risk factors for first trimester miscarriage—results from a UK-population-based case–control study," BJOG: An International Journal of Obstetrics & Gynaecology, Dec 2006. Abstract available at www.blackwell-synergy.com .

 

 

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén