Martes, 16 Abril 2013 15:11

El Parlamento ruso aprueba prohibir los anuncios de abortos

El Gobierno hace una campaña contra la interrupción del embarazo para combatir la baja tasa de natalidad del país. También aprueba duras condenas contra las ofensas religiosas
 

La Cámara baja del Parlamento ruso, la Duma Estatal, ha aprobado en primera lectura un proyecto de ley del Ministerio de Sanidad que promueve la prohibición de anuncios sobre el aborto.

 

La propuesta veta la interrupción del embarazo mediante los servicios médicos o las prácticas tradicionales, según ha informado la Agencia Rusa de Información Legal (RAPSI).

 

Rusia continuaba siendo el país con el número más elevado de abortos por mujer en edad fértil, debido a que la interrupción del embarazo era un método habitual para controlar la natalidad durante la época soviética.

 

En 2004, según datos de Naciones Unidas, el aborto era legal en el país hasta las doce semanas de embarazo, y en algunos casos médicos el aborto puede practicarse hasta las 22 semanas de embarazo, según una ley aprobada en 2011.

 

Objetivo, aumentar la tasa de natalidad

 

El proyecto de ley es consecuente con la campaña puesta en marcha por el Gobierno contra de la interrupción del embarazo en un intento por aumentar la baja tasa de natalidad del país, que constituye uno de los factores de la crisis demográfica que vive Rusia. La Iglesia Ortodoxa es también una firme defensora de la causa provida en el país.

 

El mismo proyecto de ley propone al mismo tiempo aumentar la edad en la cual los menores ya no necesitan el consentimiento paterno para someterse a exámenes médicos de los 14 a los 15 años, mientras que la edad a la cual pueden dar consentimiento para intervenciones médicas, tales como los tratamientos con medicinas o las pruebas de detección de drogas o alcohol, aumenta de los 16 a los 18 años.

 

Asimismo, el proyecto regulará el suministro de medicación gratis para los pacientes con VIH a través de los ambulatorios regionales y federales y prohibirá a los fabricantes y distribuidores de medicamentos que animen a los médicos a recetar sus medicinas mediante el ofrecimiento de regalos, retribuciones económicas o suministrándoles muestras para que se la entreguen a sus pacientes.

 

Duras penas contra las ofensas religiosas

 

Por otra parte, el Parlamento de Moscú ha aprobado en primera lectura la ley que sanciona con hasta tres años de prisión la blasfemia, un año después de que el grupo de música punk Pussy Riot grabara una canción en una conocida iglesia de Moscú contra el ahora presidente Vladimir Putin.

 

Además, se penalizará con cinco años de cárcel el daño de bienes de culto, según información publicada por la agencia de noticias rusa Interfax. Cabe recordar que incluso la Iglesia ortodoxa rusa se quejó por la ausencia de una ley correspondiente.

 

Hasta ahora, las ofensas religiosas se consideraban como una alteración al orden y se sancionaban con una multa. Los críticos del Kremlin consideran que esta ley constituye un nuevo recorte de los derechos, para así presionar a la sociedad civil.

 

El año pasado dos cantantes de la banda Pussy Riot fueron condenadas a dos años de campo de trabajo por "bandidaje debido a motivos religiosos". La tercera está en libertad condicional. Los juristas consideran que la acusación cuenta con una argumentación "de emergencia".

 

Fuente: www.forumlibertas.com  16-04-2013