Miércoles, 19 Septiembre 2018 11:21

Acusan a un profesor en Suecia por defender la diferencia biológica sexual

El acoso y censura de la ideología de género en el ámbito educativo se ha cobrado su penúltima víctima: el profesor Germund Hesslow. Neuropsicólogo desde hace 30 años, cometió la 'osadía' de señalar, de acuerdo a la ciencia, que hay diferencias biológicas naturales entre el hombre y la mujer.

Neurocientífico desde 1987, Germund Hesslow, se ha negado de forma rotunda a desdecirse o a disculparse, después de que un estudiante le denunciara recientemente por tránsfobo y antifeminista, en relación con el contenido de una reciente conferencia.

La Universidad de Lund, en Suecia está investigando a Hesslow, que es uno de sus más prestigiosos neurocientíficos, después de que citara una investigación científica en la que se certifica que existen diferencias “biológicamente fundadas” entre el hombre y la mujer, de tal forma que tal diversidad no puede ser achacada en exclusiva a las convenciones sociales o culturales.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Tras pronunciar una conferencia sobre Patrimonio y Medio Ambiente, Hesslow respondió a una pregunta de un estudiante, que no versaba sobre el contenido principal de la exposición inicial. A juicio de Hesslow, “si respondes esa pregunta, estás bajo una fuerte presión de tiempo, tienes que ser extremadamente breve y utilicé una redacción que creo que era completamente inocua, y que aparentemente el alumno no”, tal y como ha explicado a RT.

Hesslow también ha explicado que a algunos estudiantes, “por razones ideológicas”, no les gusta escuchar ciertos hechos científicos sobre las diferencias biológicas entre hombres y mujeres.

No es la primera vez que en el ámbito universitario se produce algún tipo de censura vinculada a la corrección política y a la afirmación de las leyes de la Biología que chocan con las pretensiones de la ideología de género.

Actuall ha publicado a lo largo de estos años un número importante de casos de profesores (de todos los niveles educativos) acosados por el lobby LGTBI y los partidarios de la ideología de género por no plegarse, en nombre de la ciencia, a sus exigencias.

Estos son algunos ejemplos:

– Un profesor acosado por el lobby LGTB; la última víctima de la censura en España y van…
– Lo que faltaba: piden a los profesores de Cambridge dejar de utilizar la palabra ‘genio’ por ser “sexista”
– Un profesor de matemáticas podría perder su trabajo por no usar el pronombre adecuado con un transgénero
– Feministas radicales con antorchas insultan, acosan y agreden a un profesor en Valladolid
– Una profesora navarra, en el foco de la censura LGTBI por opinar sobre la Ley Mordaza de Podemos
– Cruda realidad / Denuncian a la policía a un profesor que “confundió” el género de un niño trans
– Un profesor en Indiana es obligado a dimitir por negarse a aceptar las políticas transgénero
– Canadá: una universidad quiere despedir a un profesor por no usar pronombres neutros para los transexuales
– Alicia Rubio: “El lobby de Género me ataca porque corre peligro su chiringuito económico”

Obviamente, otro caso clarísimo de censura por afirmación de la ciencia frente a la ideoogía de género es el de la campaña de Hazteoir.org-CitizenGO que proclamaba “Los niños tienen pene; las niñas tienen vulva” y que ha merecido, pese al respaldo de la Justicia que obviamente no encuentra ni rastro de delito de odio, el despliegue de todo tipo de armas de censura y violencia, incluido el lanzamiento de piedras, el acoso mediático o el intento, ahora en curso, de eliminar la declaración de Utilidad Pública por parte del Gobierno de España. 

 

actuall.com