Imprimir esta página
Lunes, 05 Noviembre 2018 09:59

“Fui yo quien salvó Medjugorje”, declara Chiara Amirante que le dijo el Papa

Chiara Amirante, fundadora de la ONG católica italiana Nuovi Orizzonti, asegura que las apariciones de Medjugorje cuentan con la bendición del Papa Francisco, que le aseguró en audiencia privada que fue él quien ‘salvó’ el lugar de una sentencia negativa sobre su veracidad.

Unos treinta millones de personas han peregrinado ya al pequeño pueblo de Medjugorje, en la zona croata de la República de Bosnia, donde desde 1983 una serie de videntes aseguran recibir mensajes de la Virgen María, y en este tiempo sus devotos no han conseguido aún que Roma se pronuncie oficialmente sobre el carácter sobrenatural de las apariciones.

Sorprende, por tanto, que el pasado 1 de noviembre Chiara Almirante, fundadora de la ONG católica italiana Nuovi Orizzonti, revelara a un grupo de oyentes en el centro mismo de peregrinación que tenía “las bendiciones del Papa” para asegurar lo que el propio pontífice le había dicho sobre las apariciones: “Mira, Clara, fui yo quien salvó Medjugorje, porque la Comisión de la Congregación para la Doctrina de la Fe ya había decidido, basándose en muchas noticias, algunas de ellas falsas, que todo lo que pasa en Medjugorje es falso. De modo que fui yo quien entonces salvé Medjugorje, fui yo quien envió a [el arzobispo] Hoser porque estoy convencido -algo que dije en la rueda de prensa [en vuelo de Fátima a Roma en mayo de 2017] que los frutos son muchos e inequívocos”.

 
 Las supuestas palabras del Papa suponen un inesperado espaldarazo a quienes llevan más de tres décadas y media esperando que Roma se pronuncie sobre el carácter sobrenatural de las apariciones, especialmente tratándose de un pontífice que ironizó en su día oblicuamente sobre las misma cuando dijo que María no es un funcionario de Correos que se pase el tiempo enviando mensajes.

Pero es que entonces, según lo que le dijo a Amirante, se trataba de una “opinión personal basada en información errónea”. “Puedes decir que llevo Medjugorje en el corazón, y que no me di cuenta de que ese comentario … tendría un impacto tan fuerte”.

Francisco concluyó compartiendo con Amirante la noticia de que está trabajando intensamente “con mi delegado Hoser, precisamente para preservar todo lo que es hermoso en Medjugorje”.

La decisión de Roma sobre el carácter sobrenatural de las apariciones es algo por lo que sus devotos llevan 35 años rezando y que interesa a toda la Iglesia por lo transcendental de los mensajes y la magnitud del fenómeno. La iglesia local, en cambio, sí se ha pronunciado: los dos obispos sucesivos de Mostar, la diócesis de la que depende Medjugorje, sí se han pronunciado, con el negativo “non constat de supernaturalitate”. Por eso resulta desconcertante que Su Santidad haya decidido, como pretende Amirante, hacer conocer su opinión sobre los supuestos milagros de un modo tan oblicuo y vago. Nos mantenemos a la espera de una confirmación o un desmentido de las declaraciones de la fundadora de Nuovi Orizzonti.

 

infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios