Lunes, Agosto 03, 2020

Política de Estado


Lunes, 10 Diciembre 2018 17:43

Mons. Aguer: En la Iglesia el celibato sacerdotal se mantiene como una “perla preciosa”

 

10-12-2018 | El Arzobispo Emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, comentó las recientes declaraciones del Papa Francisco en el libro “La Fuerza de la Vocación”, confirmando la importancia del celibato sacerdotal para la Iglesia latina, que la mantiene como “una perla preciosa”.

“En el celibato, que la Iglesia latina mantiene como una perla preciosa, se verifica la entrega de varones íntegros a la continencia, a la virginidad, por amor a Cristo y a la Iglesia y para darse totalmente a Jesucristo y a la Iglesia. Aquí se vive una problemática espiritual no puramente cultural o social”, sostuvo el Prelado en su reflexión en el programa “Claves para un Mundo Mejor”, emitido el 8 de diciembre por Canal 9 de Argentina.

En el libro, que salió a la venta el 3 de diciembre por Publicaciones Claretianas, “el Papa dice que en la cultura actual la homosexualidad parece haberse convertido en una moda y que esa mentalidad entra también en la Iglesia”, recordó Mons. Aguer.

“El Papa ha tocado un punto clave, del cual no solía hablarse (…). Puedo asegurar, que, en algunas diócesis, el porcentaje de sacerdotes homosexuales es elevado, y que ellos se suelen cubrir entre sí; no salen del closet como digo, constituyen una especie de logia o de lobby aún aquellos ‘no practicantes’, por decirlo de alguna manera que protegen, promueven, controlan todo eso”.

Mons. Aguer dijo que “el Papa habla también de los seminarios y de la necesidad de advertir allí si los candidatos al sacerdocio tienen la formación afectiva y espiritual que corresponde”.

“He oído algunas críticas diciendo que el Papa discrimina porque no permite que los homosexuales sean sacerdotes. Debo decir que discriminación ha venido a ser una palabra maldita, digamos, porque, en realidad, discriminar significa distinguir; y hay discriminaciones justas y hay discriminaciones injustas”.

En ese sentido, describió al celibato como el “compromiso virginal de un sacerdote que imita a Jesucristo, esposo de la Iglesia”, y “una realidad espiritual y mística preciosa, que requiere en el sujeto una plena madurez varonil”.

Finalmente, con motivo de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, Mons. Aguer pidió que se rece mucho “por los sacerdotes”, “por las vocaciones para que sean verdaderamente auténticas” y “para que los sacerdotes vivan su celibato sin temor, sin vergüenza, con entrega total a Cristo, por amor a Él”.

 

 

aciprensa,com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén