Lunes, Diciembre 16, 2019

Política de Estado


Lunes, 31 Diciembre 2018 19:21

Mons. Reig Pla defiende la familia verdadera, la vida y la ley natural en un sermón emitido en La 2 de TVE

Durante la última emisión del año de 'El día del Deñor', el espacio católico de La 2 de TVE, Mons. Juan Antonio Reig Pla, obispo de Alcalá de Henares, volvió a exponer con claridad la doctrina católica sobre la familia y la sexualidad.

(InfoCatólica) «Negar la diferencia sexual y de la importancia de la familia es optar por una sociedad atomizada, de simples individuos», aseguró Reig Pla en su sermón, asegurando además que la «unión amorosa del hombre y la mujer» es la única verdadera «por su índole natural» al estar esta «orientada a la procreación y educación de los hijos».

Respecto a la educación de los hijos, advierte el obispo, es un derecho que «corresponde a los padres y nada ni nadie, ni siquiera el Estado, puede arrebatárselo»

El obispo de Alcalá afirmó:

«La sociedad no es simplemente una masa de individuos, sino que nace de la diferencia sexual y la procreación. La razón es la siguiente: dos individuos no diferenciados sexualmente suman sus dos individualidades según sus deseos. Sin embargo, en la diferencia sexual hay una realidad indisponible más allá de los deseos individuales. La complementariedad sexual que da origen a la socialidad como riqueza de patrimonio de la humanidad y la procreación, que da origen a la sociedad y la enriquece con el don de sus hijos... De ahí la malicia de la anticoncepción, que reduce la unión conyugal a los simples deseos de los cónyuges y que fue rechazada por Pablo VI en la encíclica Humanae Vitae».

El prelado advirtió de la deriva de España:

«Desgraciadamente España, después de un largo proceso secularizador que está rompiendo los vínculos con Dios, con la tradición católica, con la familia y el propio cuerpo, ofrece en estos momentos un panorama que no garantiza el bien común de la sociedad»

Contra la belleza de la familia cristiana, indicó D. Juan Antonio, están «todos los embates de la así llamada cultura de la muerte, que está debilitando el tejido social de la sociedad española»

El obispo responsabilizó a la ley del aborto como una de las responsables del envejecimiento de la sociedad española y constató que estamos entrando en un «invierno demográfico severo».

«Desde la primera ley de despenalización del embarazo, más de dos millones de españoles no han llegado a nacer», aseguró el obispo, apuntando a esta causa del aumento de las rupturas familiares: «Son ya tres millones los matrimonios desde la primera ley del divorcio».

El obispo de Alcalá aseguró que las familias cristianas son una «minoría creativa» y «unidades de resistencia» de la cultura de la vida. 

Por último, haciendo alusión a la violencia machista, Mons. Reig Pla afirmó que la respuesa a esa lacra «no está en el debilitamiento de la familia ni menos todavía en el propiciado multiculturalismo. La respuesta está en volver a los principios fundamentales de la antropología cristiana, que nos invitan a ver la realidad con los ojos de Dios». 

Y añadió:

«Así mismo, hay que recordar que es la gracia redentora de Jesucristo la que restaura los corazones y los cura de la inclinación al mal. De esta manera la familia llega a ser la verdadera ecología humana y una auténtica escuela de la fe».

Mons. Reig Pla recordó que «el bautismo, en efecto, nos hace hijos de Dios y nos incorpora a Cristo, a la Iglesia. Por eso la familia como iglesia doméstica está necesariamente vinculada a la comunidad eclesial». Y:

«Hoy las familias cristianas y las parroquias, configuradas como verdaderes comunidades, están llamadas a ser los auténticos monasterios en la ciudad, que ante la caída del Imperio secular, hagan posible la civilización cristiana, manifestando la belleza del matrimonio, el hábitat intergeneracional de la familia y la cultura de la vida, el trabajo honesto y decente, y la sociedad fraterna. Para ello necesitamos de nuevo la sabiduría cristiana, y así poder anclar nuestra existencia en Dios, y aprender de nuevo el arte de vivir, poniendo la familia al servicio del Reino de Dios»

El obispo acabó su homilía con las siguientes palabras:

«Que con la intercesión de la Sagrada Familia y el testimonio de San Fernando, el rey santo, podamos sembrar nuestra tierra, España, de la sabiduría del evangelio. Amén»

Video completo de la Misa. El sermón está a partir del minuto 21:40

 

 
 
http://www.infocatolica.com/
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén