Viernes, Diciembre 06, 2019

Política de Estado


Viernes, 18 Enero 2019 13:39

Petición para poner coto a las redes homosexuales dentro de la Iglesia

 
 

La organización católica de Suiza Pro Ecclesia y LifeSiteNews han hecho pública una carta dirigida a los obispos, cardenales y expertos laicos que van a participar en el encuentro que se celebrará en el Vaticano el próximo mes de febrero para abordar el problema del escándalo de abusos sexuales que está asolando a la Iglesia. (Fuente: Infocatolica)

Como uno de los primeros firmantes, les invito a que lean esta carta y a que la suscriban, si les parece oportuno, en este enlace: FIRMA LA PETICIÓN.

Este es el texto de la carta:

A Sus Eminencias, Sus Excelencias y a los demás Participantes en la Reunión de Obispos sobre el Abuso Sexual.

Eminencias, Excelencias, estimados expertos laicos:

Nosotros, los abajo firmantes, estamos muy preocupados por nuestra Santa Madre Iglesia.

La conducta depredadora impía de una red de gran alcance de personas que ejercen la sodomía en la Iglesia y que apoyan una “cultura homosexual” está saliendo a la luz con creciente intensidad.

Dado que el 80% de las víctimas de abuso sexual clerical son adolescentes varones, está claro que son víctimas de abuso homosexual y no solo de pedofilia. Todo esto está teniendo un efecto tremendamente perjudicial para el honor de la Iglesia Católica y sus miembros y está alejando a muchas personas de la Fe.

Por lo tanto, le pedimos que apoye lo siguiente:

La reforma del Código de Derecho Canónico para incluir la norma del canon 2359 § 2 del Código de Derecho Canónico de 1917, que estipule que siempre que un clérigo haya cometido algún delito contra el Sexto Mandamiento con un menor, o sodomía o adulterio con un adulto, sea suspendido, condenado públicamente por haber cometido una conducta sexual inapropiada y privado de cualquier cargo, dignidad, pensión y puesto, si es que tuviera alguno; y en los casos más graves, sea expulsado del estado clerical.

Este retorno a la legislación penal pasada también es urgente para castigar los delitos sexuales cometidos por clérigos contra los seminaristas y novicios que no son menores de edad, sino jóvenes adultos vulnerables.

Una declaración del Consejo Pontificio para los Textos Legislativos en la que se indique que las sanciones indicadas anteriormente en la norma del can. 2359, § 2 del Código de Derecho Canónico de 1917 contra la conducta sexual inapropiada incluya en su definición de “clérigo” a cualquier cardenal, arzobispo y obispo.

Una declaración del Santo Padre que indique que cualquier obispo que haya encubierto a los sacerdotes abusadores será destituido de su cargo, en conformidad con la norma del can. 1389 del Código de Derecho Canónico.

Que aquellos sacerdotes, obispos y cardenales que promuevan, pública o privadamente, la homosexualidad o las redes homosexuales deben ser reconvenidos y, en casos graves, ser retirados del sacerdocio.

Que el documento papal Ratio Fundamentalis Institutionis Sacerdotalis ("El don de la vocación sacerdotal", 2016) se aplique de manera patente, prohibiendo la ordenación sacerdotal de hombres homosexuales.

La reparación y expiación por los daños ocasionados a las víctimas de los pecados contra el Sexto Mandamiento con menores y adultos debe hacerse de manera manifiesta, tanto en espíritu como en medios.

Junto con ustedes, deseamos trabajar para establecer un movimiento en todos los niveles de nuestra Iglesia que tenga el coraje y la fuerza de la Fe y la verdadera Caridad para resistir la rendición al Pensamiento Único del Sistema; capitulación que conduce a la decadencia de las normas morales y prácticas que es el objetivo fundamental de la cultura de la muerte.

Ofrecemos nuestras oraciones diarias para el logro de los objetivos anteriores. Oramos fervientemente para que ustedes, los sucesores de los apóstoles, puedan fortalecerse para pelear esta buena batalla con el santo celo de los apóstoles de la antigüedad. Le rogamos a Cristo, el Señor mismo a quien cada clérigo está llamado a imitar, que les guíe y les proteja en su misión pastoral sobre Su rebaño y en la protección de los jóvenes inocentes.

John Smeaton, director ejecutivo de la Sociedad para la Protección de Niños No Nacidos (Reino Unido)

Dr. Markus Büning, PhD (Alemania)

Riccardo Cascioli, Editor de La Nuova Bussola Quotidiana (Italia)

Christian Spaemann, MD (Alemania)

Pedro L. Llera (España)

Prof. Anna Silvas (Australia)

Donna F. Bethell, JD (EE.UU.)

Peter A. Kwasniewski, PhD (EE. UU.)

 

 

cristohoy.org

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén