Imprimir esta página
Lunes, 04 Marzo 2019 09:04

Soldados de Camerún asaltan un hospital católico en busca de separatistas

Los soldados de Camerún «invadieron» una instalación médica mientras cazaban a los separatistas anglófonos en la problemática región noroeste del país.

 

Los soldados de Camerún «invadieron» una instalación médica mientras cazaban a los separatistas anglófonos en la problemática región noroeste del país.

El ataque tuvo lugar el 17 de febrero en la Diócesis de Kumbo, que se ha visto afectada por los enfrentamientos entre el ejército y los rebeldes.

El Centro Cardíaco Shisong en el hospital general católico St. Elizabeth es la única instalación donde se tratan las enfermedades cardíacas en África Central. Los soldados irrumpieron en el edificio en busca de combatientes separatistas.

«Nos está dando un mal nombre», dijo el obispo George Nkuo.

«El ejército puede ingresar al hospital donde hay pacientes cardíacos y moverse en busca de quien sea. No se hace; pero eso fue hecho. Y disparan incluso con personas que son pacientes cardíacos. Ese es el acto más irresponsable a hacer. Lo más poco profesional que diría al menos», dijo. Quid.

Una estación de radio católica local en el área, Radio Evangelum, dio detalles sobre cómo se llevó a cabo el asalto militar.

Narración del asalto militar

«Alrededor de las 11 de la mañana de ese domingo, las fuerzas de defensa de Camerún ingresaron a las instalaciones del Hospital General Católico y Centro Cardíaco Saint Elizabeth, Shisong. Se alega que estaban en busca de combatientes separatistas heridos que podrían haber sido admitidos en el hospital», informó la estación.

«5 militares, portando armas, entraron al hospital por la puerta que da al Hogar de Despedida. Pasaron a la sección del Centro Cardíaco del hospital, que está junto al Hogar de Despedida. Según los informes, los soldados entraron en las salas en esa sección y sacaron a un niño que estaba cuidando a su abuela ingresada en el hospital. Luego, fueron a la Unidad de Cirugía y a cada una de las salas. Se dice que los soldados hicieron algunos disparos dentro de las instalaciones del hospital», continuó el informe.

La estación dijo que las Hermanas Terciarias de San Francisco que dirigían el hospital se encontraban en un día de retiro ese domingo, pero algunas de las hermanas acudieron de inmediato al hospital donde se encontraron con los soldados.

Las monjas les dijeron a los soldados que detuvieran sus acciones perturbadoras y que se fueran. Los soldados obedecieron y liberaron a un joven que habían detenido.

«La probabilidad de trauma en pacientes y trabajadores de salud es alta. El efecto del incidente en los pacientes en la sección del Centro Cardíaco podría ser desastroso y duradero. La administración del hospital se sintió incómoda con el incidente», dijo la hermana Mary Aldrine Kinyuy, directora del hospital.

El incidente ocurrió solo un día después de que los separatistas secuestraron a más de 100 estudiantes de una escuela católica en la diócesis. Fueron liberados al día siguiente.

Palabras de Nkuo

Nkuo dijo que Kumbo se ha convertido recientemente en un lugar para el conflicto, donde se asesinan a personas, se queman casas y se destruyen propiedades.

Alrededor del 80 por ciento en Camerún habla francés. Sin embargo, las regiones del noroeste y sudoeste de Camerún son mayoritariamente de habla inglesa, un legado de la historia colonial del país: Camerún era originalmente alemán, pero después de la Primera Guerra Mundial, el país derrotado lo transfirió a los aliados, y se dividió entre Francia y Gran Bretaña.

En la independencia, las 2 partes se reunieron, y en la actualidad, aproximadamente el 20 por ciento de los casi 25 millones de habitantes del país es anglófono. La Iglesia Católica es el grupo religioso más grande del país, y representa aproximadamente el 40 por ciento de todos los cameruneses.

En octubre de 2016, las huelgas de abogados y maestros sobre los esfuerzos de asimilar los sistemas legales y educativos para la administración francófona practicados en las 2 regiones de habla inglesa, se tornaron violentas y se transformaron en demandas crecientes de los cameruneses anglófonos para su independencia.

El gobierno ha sido acusado de arrasar aldeas enteras y ejecuciones extrajudiciales en su búsqueda de separatistas, que están invitando a las zonas de habla inglesa a formar un nuevo país, llamado «Ambazonia».

Los separatistas también han sido acusados ​​de atrocidades, han atacado a las fuerzas de seguridad de Camerún y han secuestrado a opositores para pedir un rescate.

«Hay disparos y matanzas al azar», dijo el obispo. Dijo que gran parte de los asesinatos es llevado a cabo por soldados del gobierno, a quienes él acusa de actuar de manera poco profesional.

«He visto casas quemadas y hasta me han dicho que hay varias personas que están siendo asesinadas. Y las personas que fueron asesinadas son personas inocentes, civiles inocentes. Estoy muy triste», dijo Nkuo.

«Les puedo decir que la gente está viviendo con gran temor. He tenido la oportunidad de ir a la diócesis, a las visitas pastorales, de hecho el 17 de febrero, estuve en una de las parroquias y tres cuartas partes de las personas se fueron. Ellos no están allí. Ellos han escapado. Incluso puedo decir que algunos de ellos han amenazado con no volver nunca más», agregó el obispo.

El obispo admitió que él mismo no estaba a salvo, pero no puede abandonar a aquellos «que no tienen otra manera de huir».

«El obispo no puede dejarlos. Estoy allí con ellos porque alguien debe estar allí para asegurarles que hay esperanza, que hay un futuro y que Dios está en control. Es por eso que todavía estoy en Kumbo», dijo.

Recientemente, una foto del obispo se volvió viral después de que lo mostró cargando una caja sobre su cabeza mientras visitaba una aldea remota en noviembre.

«No sé por qué se volvió viral. Lo siento por eso», dijo, antes de notar que estaba haciendo lo que debía hacer como pastor en la circunstancia.

«Si tengo que ir a conocer a la gente y el camino está bloqueado, ¿qué debo hacer? ¿Debo quedarme atrás? ¡No! Esto es lo que hace el misionero y esto es lo que debemos hacer. «Debemos ir a encontrarnos con la gente, incluso cuando enfrentamos obstáculos, debemos ser lo suficientemente humildes, debemos mostrar un sentido de misión para poder superar los obstáculos e ir a donde está la gente», dijo Nkuo.

Reconoció el hecho de que no ha podido llegar a todas sus parroquias, pero insistió en que siempre que fuera posible, iría.

«Dios, la Iglesia espera que hagamos eso y lo hacemos con alegría y alegría porque sabemos que el pueblo de Dios nos necesita y debemos ir allí y atenderlos», explicó el obispo.

 

2 comentarios

 maru
El mundo está inmerso en.una completa violencia, tanto en oriente como.occidente. Es horroroso lo que está pasando, guerras y guerras, en Hispanoamérica, Africa, Asia,....es todo un auténtico polvorin. La paz brilla por su ausencia , en demasiados sitios. ''Que el Señor tenga piedad y nos bendiga''
3/03/19 4:02 PM
 
 DARIAS
Si llegan a hacer eso mismo en el Monasterio de Montserrat se hinchan.
4/03/19 11:29 AM
 
 
03/03/19 www.infocatolica.com

 

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios