Martes, Julio 16, 2019

Política de Estado


Viernes, 19 Abril 2019 08:39

El capellán de los bomberos de París cuenta cómo salvó el Santísimo Sacramento de las llamas de Notre Dame

«Es delicado tener a alguien que amamos perecer en las llamas. Vemos muy a menudo víctimas de incendio y conocemos los efectos, he ahí por qué quise preservar absolutamente la Presencia real de Nuestro Señor Jesucristo.»

 

El P. Fournier, concedió una entrevista al canal KTO.TV (traducida por Dominus Est) en la que relata su actuación el día del incendio, sus prioridades, rescatar al Señor en el Sagrario y la reliquia de la Corona de Espina que se custodia en la Catedral.

El sacerdote francés,  ya era conocido por algunas actuaciones anteriores. Superviviente de Afganistán, estuvo también en la Sala Bataclan justo tras el atentado yihadista de 2015. En el lugar del ataque estuvo rezando y ayudando a las víctimas, se apresuró a entrar en la sala para impartir una absolución general y confortar a los supervivientes y a los familiares de los asesinados.

Soy el Padre Fournier, Capellán principal de la Brigada de Bomberos de París, y era el Capellán de turno aquel 15 de abril en que un incendio extraordinario se produjo en la Catedral de Notre Dame de París. Fui llamado. En seguida al llegar dos cosas me parecieron esenciales a lograr: la primera, salvar ese tesoro inestimable que es la Corona de Espinas, y enseguida por supuesto, Jesús presente en el Santo Sacramento.

Al entrar en la catedral, ésta estaba un poco ocupada por el humo, no hacía calor del todo, entonces tuvimos una especie de visión de lo que podría ser el infierno, esto es, cascadas de fuego que caían precisamente de las aperturas a la vez ocasionadas por la caída de la flecha pero también por diferentes aperturas en el Coro de monjes.

Acompañado por un oficial superior, la dificultad para nosotros era encontrar a quien tenía el código a fin de abrir la caja fuerte en la que la santa reliquia se preserva. Eso nos tomó algo de tiempo, y durante esta búsqueda del código, un equipo de bomberos estaba ya en acción a fin de preservar las reliquias, es decir, atacar el relicario, pulverizándolo desafortunadamente. Al tiempo encontramos la llave, llegamos a la Santa reliquia, de manera después casi simultánea fue sacada y preservada bajo la protección de las fuerzas del orden, esto es, funcionarios de la prefectura de la policía.

Estando al tanto de que todo mundo comprende bien que se trata de una reliquia absolutamente única y extraordinaria, y el Santísimo Sacramento es Nuestro Señor presente realmente en Su Cuerpo, Su Alma, Su Divinidad y Su Humanidad, ustedes comprenden bien que es un poco delicado tener a alguien que amamos perecer en las llamas. Vemos muy a menudo víctimas de incendio y conocemos los efectos, he ahí por qué quise preservar absolutamente la Presencia real de Nuestro Señor Jesucristo.

[…]

Cuando el fuego llega a la torre norte, al campanario norte y que tememos perderlo, corresponde al momento en que saco al Santísimo Sacramento. Y no queríamos simplemente sacar a Jesús. Aprovecho para hacer una bendición con el Santísimo Sacramento. Entonces, me encuentro completamente solo en la catedral, con todo este ambiente de un poco de llamas, de fuego, de cosas que incandescentes que caen del techo y, haciendo esta bendición, animo a Jesús a ayudarnos a preservar su casa. Y hay que creer que Él me escuchó, y la mano de obra [de los bomberos] en general fue tan brillante también, las dos cosas por igual, que resultó que no sólo se logró detener el fuego sino que pudimos preservar la torre norte, y al preservar la torre norte es también la torre sur la que se salvó.

Hemos comenzado la Cuaresma poniéndonos la ceniza y diciendo: «recuerda hombre que polvo eres y al polvo volverás», y bien, esto es exactamente una Cuaresma en miniatura, la Catedral está volviendo al polvo, no para desaparecer completamente sino, como para los cristianos, poder renacer más hermosa y más fuerte todavía después de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

 

2 comentarios

 hornero (Argentina)
Muy valiente y sacerdotal la actuación del capellan. Los bienes salvados por él nos muestran que Dios no desoyo sus oraciones. Oremos también que lo ocurrido sea comprendido por la Iglesia como grave advertencia de que su interior incendio moral, teológico, litúrgico, ha llegado al límite que despierta a la Justicia de Dios.
19/04/19 1:00 PM
 
 maru
Precioso testimonio . Gracias P. Fournier, a vd. y a los bomberos que le ayudaron!!!
19/04/19 1:05 PM
 
 
19/04/19 www.infocatolica.com
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén