Domingo, Noviembre 17, 2019

Política de Estado


Jueves, 25 Abril 2019 07:35

El presidente de los obispos europeos alerta contra los populismos

El arzobispo de Luxemburgo y presidente de la Comisión de las Conferencias de Obispos de la Comunidad Europea, Jean Claude Hollerich, en vistas a las elecciones al Europarlamento, ha alertado en una tribuna aparecida en La Civiltà Cattolicacontra el riesgo de los ‘populismos’.

“La política deben tener en cuenta los temores de la gente”, ha recordado el arzobispo de Luxemburgo y presidente de los obispos europeos, Jean Claude Hollerich, ya que, si no se les da la suficiente importancia, los ciudadanos pueden caer “en manos de los populismos que enfatizan tales temores para presentarse como salvadores”.

¿A qué temores se refiere Su Ilustrísima? A la oleada migratoria que vive Europa, naturalmente. Ya llevamos algún tiempo apreciando que la ‘sinodalidad’ y la descentralización en la Iglesia parecen significar una insólita unanimidad, no solo ‘in certis‘, sino también ‘in dubiis‘, en las obsesiones personales del Santo Padre.

“Las migraciones dan miedo, parecen perturbar el orden interno de los países europeos”, escribe Hollerich. El inmigrante, “que en momentos de bonanza era bienvenido porque garantizaba el bienestar económico, se convirtió en extranjero: un extranjero que, por su diferencia religiosa y cultural, aparece como una amenaza para nuestro pequeño mundo”. El arzobispo explica que, así, “las emociones negativas explotan: el otro ya no se considera una oportunidad de encuentro, sino el que nos hace perder nuestra identidad”.

Es evidente que para Hollerich se trata de temores infundados, o de que la cosa que se teme, la pérdida de la identidad europea y siquiera residualmente cristiana, no es valor que deba preocuparnos. Por el contrario, la “difícil situación de los refugiados y migrantes en el Mediterráneo es una vergüenza para Europa”, que ha convertido este mar en “un muro de separación hecho de agua y un enorme cementerio”. Y recuerda que para el cristiano “el amor por los demás requiere que pensemos en la migración con los ojos de los migrantes: ojos que revelan su miedo, sus preocupaciones, su hambre, su deseo de seguridad y su deseo de estabilidad económica”.

Otro prelado que ha meditado profundamente en este asunto llega, sin embargo, a conclusiones muy diferentes. Nos referimos al prefecto para el Culto Divino, el cardenal guineano Robert Sarah, que no necesita especial esfuerzo para ponerse en la piel de un africano porque lo es. Para Sarah, los temores de los europeos de los que habla Hollerich son no solo perfectamente razonables, sino que deberían despertarnos de nuestra modorra cultural y hacernos reaccionar, porque el riesgo es absolutamente real.

Como africano, no solo lo ve desde nuestro punto de vista, europeo, sino desde el de los países de origen y desde los propios protagonistas de este éxodo masivo, y está convencido de que los subsaharianos que entran en Europa en pateras o, más exactamente, en los barcos de supuestas ONG, son víctimas de un espejismo y de una nueva forma de esclavitud con la que la Iglesia no debería colaborar de ninguna manera.

 

9 comentarios en “El presidente de los obispos europeos alerta contra los populismos
  1. Belzunegui

    No les preocupa la descristianización de Europa, no les preocupa la plaga del divorcio, de las parejas de hecho, del aborto, del gender, del homosexualismo, de la destrucción de la familia, no les preocupa la invasión islamista, no les preocupa la dictadura del pensamiento único. Lo único que les preocupa es que los italianos quieran seguir siendo italianos, los franceses franceses, los españoles españoles, etc. Quieren que seamos masas anodinas y apólidas para ser mejor controladas por los poderes fuertes, a los que se ha vendido la nueva iglesia de la acogidsa al lejano, que no quiere acogerse, y la patada al cercano.

    1. Alfonso

      Pues sí. Este Obispo papanatas nos llama idiotas. Mire Vd., obispillo, lo que no se puede admitir bajo ningún concepto es que invadan nuestro hogar patrio, que es nuestra casa, hordas migratorias ILEGALES, y menos las musulmanas. Que su país, Luxemburgo, les abra las puertas, las de su palacio arzobispal, y las de la residencia del primer ministro gay y de su pareja. A nosotros no nos cuente milongas, impropias de un pastor de almas, sucesor de los Apóstoles de Jesucristo.

    2. Jk

      Miralo por el lado amable, muchos nos hemos curado de la papolatria que padecia con BXVI y JPII gracias a este desastroso papado que padece la Iglesia. En el pasado yo me pelie muchas veces defendiendo a estos papas de cualquiera que los criticara o se mofara, pero hoy dia si alguien critica a cualquier papa postconciliar mejor me quedo callado.

  2. El gato con botas

    Yo creía que en mi trabajo era donde más pelotas había, hasta que cambiamos de Pontífice… ¡ Dios mío, que pelota es la jerarquía católica!

    1. javcus

      Es que si no eres pelota, entonces no llegas a detentar el cargo: así de simple. Ésta es la iglesia de la misericorditis.

  3. El mangui

    Es muy simple usar un papel y un lápiz e ir anotando nombres según las noticias que se producen cada dia. Asi, en cuestión de semanas tiene uno en su poder la lista casi completa de los masones infiltrados en la iglesia en activo, “durmientes”, a media jornada, acólitos y tontos útiles. la tarea encomendada por el Papa León XIII de ” retirar a los masones su máscara para que les conozca tal y cual son”, es fundamental hoy día. Ánimo.

  4. Jk

    A la Iglesia mundanizada si que le preocupa que los objetos del NOM tambaleen por culpa de los que para esta son “populismos” . Por mi ud señor obispo y el Vaticano mundano y filomarxistoide se pueden ir al carajo.

  5. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo./" rel="external nofollow">Juan Caballero

    Otro obispo iluso que dice tonterías.

  6. Belzunegui

    Un artículo noble y hermoso de Bernard-Henri Lévy, en La Stampa, de Turín, contra ” este odio planetario, esta ola de muerte a a los cristianos “. Se debe reconocer amargamente que el Vaticano de Francisco es el primero en callar este ” odio planetario ” contra los cristianos.

     

     

    24/04/19 www.infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén