Miércoles, Enero 22, 2020

Política de Estado


Martes, 28 Mayo 2019 07:50

Los obispos argentinos piden un gran acuerdo nacional ante las próximas elecciones

En las homilías de los tedeum por el 25 de Mayo, los obispos que integran la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) coincidieron en llamar a la búsqueda de consensos y acuerdos mediante el diálogo en pos de un gran pacto nacional, con una opción clara por los más pobres, desprotegidos y descartados de la sociedad.

 

Además del acto religioso central en el templo porteño, hubo tedeum por los 209 años de la Revolución de Mayo en catedrales y otros templos importantes de las diócesis del país.

Card. Mario Aurelio Poli (Buenos Aires y vicepresidente primero de la CEA): 

«Sí, un Gran Pacto de honor, capaz de una dirigencia que trasmita esperanza objetiva a nuestro pueblo, jerarquizando la política y trazando puentes fraternos en nuestra sociedad, que no está hecha para la división y no se acostumbra a vivir en la confrontación, sino que aspira a una convivencia en paz, en justicia, con educación y trabajo, y quiere recuperar la alegría de sentirse en su tierra«

Mons. Carlos Humberto Malfa (Chascomús y secretario general de la CEA): 

«La Argentina necesita que nos tratemos como hermanos, ejercitándonos permanentemente en un diálogo que exige capacidad de escucha y respeto por la dignidad del otro… Nuestro tiempo reclama ‘un acuerdo para vivir juntos, un pacto social y cultural’ que plasme y sirva de hoja de ruta hacia el país que queremos ser. El protagonista será sin duda el pueblo y su cultura, soberano y artífice de su historia». 

Mons. Víctor Manuel Fernández (La Plata): 

«Un gran desafío de la política es lograr consensos, pero en torno a los últimos de la sociedad, lograr acuerdos, pero ¿para qué? Sobre todo, en primer lugar, para levantar a los caídos, para dar una vida digna a los que no la tienen, para recuperar e integrar a los descartados. Ese es el gran consenso y quizás el único realmente posible».

Mons. Andrés Stanovnik OFMCap (Corrientes): 

«Renovamos el grito de ¡libertad!, y comprometemos todo nuestro esfuerzo en continuar trabajando por una sociedad cada vez más libre, más justa y fraterna, dispuesta al diálogo sincero, y empeñada en promover el bienestar de todos, empezando siempre por los más pobres y postergados»

Mons. Agustín Radrizzani SDB (Mercedes-Luján): 

«Debemos reflexionar sobre nuestro presente y proyectar juntos, en común unión, una Argentina que tenga en cuenta a todos, prestando especial atención a los niños nacidos y por nacer, a sus madres, a los adultos mayores y los desamparados. No debemos olvidar asimismo el compromiso con los valores republicanos que sustentan nuestra vida pública».

Mons. Juan Alberto Puiggari (Paraná): 

«Es el momento de derribar muros y crear puentes. Buscar soluciones a los conflictos pensando siempre en el bien común, apostando a la vida, a toda vida, al diálogo, al respeto, a la dignidad y a la libertad de toda persona».

Mons. Eduardo Eliseo Martín (Rosario): 

«Necesitamos ayudarnos los unos a los otros, necesitamos dialogar, necesitamos buscar consensos mínimos para caminar juntos, buscando siempre el bien de todos, el bien de nuestros hermanos, sobre todo el de los más frágiles, de los que tienen menos posibilidades».

Mons. Ramón Dus (Resistencia): 

«Estamos llamados a ser protagonistas de un cambio. Constructores del futuro, para comprometernos en el trabajo por nuestra Nación. Ser luchadores por el bien común, servidores de los pobres, capaces de resistir las patologías del individualismo consumista y superficial y ser protagonistas de la revolución de la caridad y del servicio al bien común».

Mons. Jorge Eduardo Lozano (San Juan de Cuyo): 

«Renovemos entonces el deseo de sembrar semillas que nos lleven a la justicia y la paz. Pensemos que la sabiduría popular nos advierte que ‘quien siembra vientos, cosecha tempestades’. Protejamos los brotes nuevos del trigo que va creciendo en niños y jóvenes, y seamos generosos en la siembra»

Mons. Gabriel Barba (Gregorio de Laferrere): 

«Vamos a pedirle a la Virgen de Luján que nos ayude a construir una patria para todos, ¡una Patria para todos!, donde la vida, digna, desde la concepción hasta la muerte natural, pero en todo su recorrido, sea digna en trabajo, sea digna en techo, sea digna en educación, sea digna en justicia, no solamente las cárceles para los pobres o la justicia para los que lo pueden pagar».

Mons. Jorge Lugones SJ (Lomas de Zamora): 

«Es importante pedir la gracia de la paz de Jesús, que es una paz en la acción, una paz que tiene esperanza… Que como país vivamos un sentido de Patria, cada uno de nosotros en esta casa de la Madre, y que la Madre con estos colores de la Patria nos cuide, nos guarde, nos bendiga y nos ponga con su Hijo».

Mons. Gabriel Mestre (Mar del Plata): 

«Los padres de la Patria fueron capaces de cimentar nuestra vida ciudadana de forma sólida porque derribaron los muros de los intereses mezquinos y construyeron los puentes del bien común de la Nación… Mirando el futuro de nuestra Patria necesitamos construir puentes y derribar muros». 

Mons. Jorge Vázquez (Morón): 

«La Iglesia de Morón, haciendo suya la esperanza del pueblo peregrino, sus gozos, sus luchas, sus sufrimientos, los anhelos de todos; hoy se pone nuevamente en camino y quiere asumir como Vos lo hiciste el don y la tarea de ser Pueblo de Dios que escucha anuncia y se compromete».

Mons. Ariel Torrado Mosconi (Nueve de Julio): 

«Un individualismo insensible e indiferente a las necesidades de los demás, ha llegado a ser una combinación letal contra el bien común y los más necesitados. Por todo esto, el reencuentro entre los argentinos reclama un cuidarnos mutuamente, una custodia recíproca, que nos haga crecer y fortalezca, en vez de ahondar oposiciones y debilitarnos como conjunto social». 

Mons. Sergio Buenanueva (San Francisco): 

«Forma parte de la dinámica de toda sociedad plural y democrática que se active la pirotecnia verbal en tiempos electorales. Es parte del folclore electoral. Pero, en un punto, puede volverse insoportable si solo consiste en lanzarse piedras a la cara y no va más allá, al territorio de las ideas, de los proyectos, de las construcciones consensuadas».

Mons. Santiago Olivera (obispo castrense): 

«Nos sentimos heridos y agobiados como Pueblo y también lo experimentamos como Fuerzas Armadas, (Virgen María) precisamos tu alivio y fortaleza para ser una Nación cuya identidad sea la pasión por la verdad. Ruega por nosotros ahora, y concédenos el don inestimable de la paz, para que, superando odios y rencores, sabiéndonos hermanos, transitemos caminos de encuentro, de perdón y reconciliación».

 

9 comentarios

 Jpenacoba
En los mensajes de estos 17 obispos se menciona una vez! a Jesús y otras dos a la Virgen María. Ninguna a Dios. Realmente escalofriante.
27/05/19 11:40 PM
 
Fernando René
Pacto con las mafias peronistas? Es increíble lo de nuestros Obispos! Preocúpense por mejorar la educación en nuestros colegios, en los seminarios. Además, sabe el mundo católico a quiénes hace Obispos este Papa, aquí en la Argentina ? Todos vinculados a las posiciones de izquierda. Es una locura absoluta. Además del aberrante caso de Zanchetta.
28/05/19 12:03 AM
 
marcelo
Gran acuerdo como el de Herodes y Pilatos? o para aprobar la Ley del Aborto? estos Obispos me entristecen, juegan con el Poder del Mundo, Espero estar absolutamente equivocado, pues están cavando su propia fosa, todo sea políticamente correcto, ni hablar del querido Juan Bautista que por menos pago con su vida. Están con las tres T, (si repasaran las Tentaciones del desierto). Lean por las dudas lo que comenta de nuestra sociedad Mons Aguer.
28/05/19 12:19 AM
 
María-Ar
Olvídate!
No hay quórum.
+
28/05/19 1:05 AM
 
Javier
Madre mía ¡qué chatura! Claro que se sufre más por la mediocridad de nuestros obispos que por los ataques de los impíos.
28/05/19 1:31 AM
 
Chico
Pues a mí me gustan mucho estos mensajes. Los veo muy oportunos y necesarios. Dudo que los Políticos les hagan caso
28/05/19 1:41 AM
 
Oscar de Caracas
Que barato sale pedir eso así y que tan-Bien-Queda con todos...con el mundo.
Pero pedir políticas, políticos y gobierno cristianos no, eso les aterra...
PECUNIA PRIMUN EVANGELIUM,
¿NO?
28/05/19 9:09 AM
 
inaki
Estamos viviendo la apostasía de la Iglesia. Salvo cuatro gatos (Schneider y poco más), oír estas idioteces a los obispos es deprimente. Es el lenguaje del mundo, es Satanás dentro de la Iglesia. Solo una inteligencia angélica como la de Lucifer y con mucho tiempo, ha sido capaz de dar la vuelta a unos de los pilares del evangelio, la caridad con los pobres, para usarla como un ariete contra la propia Iglesia. Hoy parece que hay que estar fuera del clero para verlo. También es seguro que muchos buenos sacerdotes callan y sufren en silencio.
28/05/19 10:09 AM
 
Percival
Me parece bien que intenten consensos sobre cosas elementales de convivencia social. 
Pero me cuestiono: si no están de acuerdo en lo que creen y predican, ni en los valores morales (como está pasando en casi toda la Iglesia), que son aspectos fundamentales de su misión, ¿van a ponerse de acuerdo para orientar unánimemente la política? ¿La confusa y desnortada política argentina, para la que hay elegir entre varios males, sin mezcla de bien alguno?
28/05/19 10:58 AM
 
 
27/05/19 www.infocatolica.com
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén