Domingo, Noviembre 17, 2019

Política de Estado


Miércoles, 19 Junio 2019 09:16

El Vaticano desmiente rumores sobre la salud de Benedicto XVI

El director interino de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Alessandro Gisotti, desmintió los rumores sobre el estado de salud del Papa Emérito Benedicto XVI, que aseguraban que había sufrido un ictus o infarto cerebral.

El lunes 17 de junio comenzaron a circular algunos rumores en diversos medios de comunicación y redes sociales que afirmaban que Benedicto XVI había sufrido una isquemia leve, que desencadenó en un ictus.

Sin embargo, Alessandro Gisotti aseguró al diario británico Catholic Herald que “estos rumores son falsos”.

El Papa Emérito Benedicto XVI tiene 92 años y desde hace seis se encuentra retirado en el monasterio Mater Ecclesiae, en el interior del Vaticano. Es atendido por cuatro laicas consagradas de Comunión y Liberación y el prefecto de la casa pontificia y secretario particular Mons. Georg Gänswein.

Ya en el año 2017 Mons. Gänswein desmintió otros rumores surgidos en Facebook que afirmaban que Benedicto XVI se encontraba al borde de la muerte. En el año 2018 desde el Vaticano también se desmintió que el Papa Emérito sufriera una «enfermedad paralizante». 

 

5 comentarios en “El Vaticano desmiente rumores sobre la salud de Benedicto XVI
  1. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo./" rel="external nofollow">Juan Caballero

    Gisotti mintió sobre el caso Zachetta. ¿Qué credibilidad tiene él y la Sala de Prensa del Vaticano cuando ya han protagonizado episodios de «fake news»? Si sale Mons. Gänswein a declarar, sí se le puede creer. Seguramente que los hay en el Vaticano que quiere ver a Benedicto muerto y ya llevan tiempo con tal deseo.

  2. Vicarius

    El Papa Benedicto XVI es un signo de los tiempos. Los que no conocen la Palabra no se dan cuenta de la importancia que tiene, lo sabrán cuando haya pasado

  3. yo he sufrido un ictus en el dedo gordo de la mano

  4. Asturiano creyente.

    Dios conceda salud y larga vida al Papa emérito Bendicto, que tanto consuelo y luz nos da a muchos católicos. ¡Nunca nos olvidaremos de ti!.

     

     

    19/06/19 www.infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén