Miércoles, Agosto 21, 2019

Política de Estado


Martes, 02 Julio 2019 10:48

El país de las eternas injusticias

BY  BRÚJULA

JUL 17, 2015 
 

Existe una gran cantidad de razones por las cuales podemos sentirnos inconformes por el nivel de injusticia social con el que cuenta nuestro país en la actualidad. Es una clara realidad que no todos los jóvenes guatemaltecos poseen las mismas posibilidades ya que existe una gran brecha de desigualdad la cual impide que todos puedan acceder a las mismas oportunidades: acceso a la escolaridad y educación universitaria, a un sistema de salud de calidad, a un trabajo digno y bien remunerado así como a otro sinfín de situaciones que permiten, fomentan y aseguran el desarrollo integral del ser humano.

Es un hecho que el principal origen de ese desigual y excluyente sistema que impera en nuestra sociedad está en la corrupción institucional, demostrada en base a pruebas, que no sólo este gobierno ha promovido sino también todos los que le han antecedido. Sin embargo, en menor medida, la injusticia social se ha visto alimentada también por la indiferencia que en muchos casos aún se sigue manifestando en parte de la población.

Las marchas pacíficas no son suficientes.

 

Las multitudinarias marchas pacíficas que se han desencadenado semana tras semana en el país desde el descubrimiento de la red de corrupción en la Superintendencia de Administración Tributaria – SAT– y que han provocado la renuncia de la ex vicepresidenta de la República, Roxana Baldetti, son una muestra del esfuerzo de muchos guatemaltecos por salir de ese círculo de indiferencia que por años ha prevalecido en nuestra sociedad.

A pesar de ello, aún nos falta mucho por hacer, en especial a nosotros los jóvenes. Es sumamente importante que, a modo de promover un auténtico cambio social, se intensifique la lucha contra la erradicación de muchos males que aquejan el país en el ámbito social, económico y ambiental. Guatemala necesita personas activas que se involucren directamente en trabajar contra la injusticia y desigualdad social, especialmente jóvenes comprometidos con el cambio de la realidad nacional los cuales se preparen para que en el futuro puedan llevar a nuestro país hacia un nuevo rumbo.

No es justo que hayan niños que no puedan estudiar por tener que trabajar para contribuir a la economía familiar o que reciban clases a la intemperie porque no hay recursos para invertir en sus escuelas. No es justo que en Guatemala una vida valga tan poco y hayan familias que lloren a diario la pérdida de un ser querido muerto víctima de la violencia generalizada. No es justo ver a familias enteras hurgando entre la basura del relleno sanitario para poder encontrar comida y alimentarse.

No es justo que los jóvenes no puedan continuar con su educación universitaria porque deben trabajar para mantener a su familia. No es justo que los pueblos indígenas continúen siendo marginados y excluidos, cuando todas las personas tenemos los mismos derechos y capacidades. No es justo que aún existan casos de embarazos de menores de edad producto de abusos sexuales perpetrados en algunas ocasiones por personas cercanas a su círculo familiar.

No es justo que adolescentes se vean atraídos para formar parte de pandillas debido a la falta de comprensión, amor y atención en sus hogares. No es justo que muchas de las familias del interior del país no cuenten con servicios básicos como agua o luz en su hogar. No es justo que los jóvenes estén más interesados en informarse acerca del deporte extranjero que de la propia realidad nacional. No es justo que en Guatemala la injusticia esté tan generalizada que la veamos con normalidad y todo lo anterior simplemente no nos importe.

En la mayor parte de los casos, la apatía de los jóvenes por accionar en contra de los problemas que afronta de la sociedad es la indiferencia. Se tiene la errónea idea de que si la situación no afecta nuestro entorno, no tenemos por qué preocuparnos acerca de ello, lo cual resulta negativo ya que como jóvenes guatemaltecos, y potenciales agentes de cambio, debemos promover e incentivar acciones con las que logremos un giro positivo en nuestro alrededor.

 

Es por eso necesario no quedarse con los brazos cruzados. Como jóvenes tenemos la obligación de aportar y trabajar en la construcción de un entorno más incluyente, justo y adecuado para todos los habitantes de nuestro país ya que es posible darse cuenta del actual fracaso que las autoridades han tenido en sus intentos por mejorar la situación nacional actual.

Existen muchas maneras a través de las cuales podemos contribuir a mejorar nuestro país. Algunas de estas formas es mediante la gran cantidad de proyectos de voluntariado que funcionan en el país, tales como el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica, Hábitat para la Humanidad, el programa Camino Seguro y muchos otros más promovidos por el Centro de Voluntariado Guatemalteco o casas de estudio superior como la Universidad Rafael Landívar.

Es importante mencionar que no es necesario pertenecer a alguna agrupación de voluntariado para promover el cambio, ya que cualquier acción positiva importa. Los jóvenes guatemaltecos podemos impulsar el cambio desde nuestras comunidades haciendo cualquier labor. Ninguna intención buena puede ser bajo ningún motivo irrelevante por más pequeño que pueda ser su resultado, ya que con minúsculas acciones se pueden producir grandes cambios. Cualquier acción buena cuenta.

De cualquier forma, y ante las posibles adversidades que podamos afrontar en este largo y complicado camino, estoy completamente seguro de que los jóvenes podremos hacer la diferencia, soñar con un futuro nuevo y lograr enormes resultados.

Sí, definitivamente así será.

 
Luis García / Colaboración /

brujula.com.gt

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén