Viernes, 04 Octubre 2019 11:39

Tribunal Superior de Belfast sentencia que la ley que penaliza el aborto es contraria a la Convención Europea de Derechos Humanos

El Tribunal Superior de Belfast ha declarado contraria a la Convención Europea de Derechos Humanos la actual legislación provida y antiabortista en Irlanda del Norte.

El tribunal ha atendido a la demanda planteada por Sarah Ewart, de 29 años, después de que las autoridades norirlandesas se negaran a que abortara al no darse la única condición por la que se permite el aborto en Irlanda del Norte: peligro grave para la salud o la vida de la madre. En 2013, los médicos le comunicaron que el feto no sobreviviría fuera del útero. Ewart tuvo que viajar hasta Londres para poder acabar con la vida de su hijo antes de nacer.

«Se vio afectada por la legislación actual y tuvo que viajar para que se le practicara un aborto en condiciones desesperadas», señaló la magistrada Siobhan Keegan, encargada de leer la sentencia, aunque no se especificia bien en qué consistieron esas condiciones, más allá del hecho de que la mujer tuvo que pagarse el viaje y la intervención.

Ewart ha liderado una campaña para tratar de que se cambie la legislación y que su caso sirva como ejemplo. El tribunal ha estimado que debe impedirse que otras mujeres pasen por el mismo «trauma y dolor» por el que tuvo que pasar Ewart.

La sentencia llega después de la polémica surgida por la imposición de una ley abortista a Irlanda del Norte por parte del parlamento británico de Westminster, lo cual ha sido posible debido a la suspensión de la autonomía de la región ante la falta de un acuerdo para formar gobierno.

 

4 comentarios

 Chico
Al final también cayeron. Qué pena
4/10/19 10:50 AM
 
 Lázaro
Se creen dioses,
4/10/19 11:51 AM
 
 PEDRO
No hay que olvidar que " El Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, que es conocido como la Convención Europea de Derechos Humanos, fue adoptado por el Consejo de Europa el 4 de noviembre de 19501​ y entró en vigor en 1953. Su objeto es el proteger los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas sometidas a la jurisdicción de los Estados miembros ". Y esta incluida Irlanda del Norte.
En su Artículo 2. Derecho a la vida.- Afirma que el derecho a la vida está protegido por la ley. Y en su Artículo 3. Prohibición de la tortura.- Prohíbe en términos absolutos tanto la tortura como las penas o tratos inhumanos o degradantes. Pues la criatura humana, sea varón o hemabra, dentro del claustro materno, es objeto de un desmembramiento atroz y una muerte cruel, y en este caso es preciso señalar que "Utah se ha convertido en el primer estado de EE.UU." que aprueba una ley que obliga a administrar anestesia a las madres que se someten a abortos voluntarios.
Una Madre no puede entregar a su hijo o hija en brazo de la muerte.
4/10/19 12:20 PM
 
 Rafa
"El tribunal ha estimado que debe impedirse que otras mujeres pasen por el mismo «trauma y dolor» por el que tuvo que pasar Ewart." El verdadero trauma para la mujer comenzará a partir de ahora, cuando vea pasar a cualquier bebé. Eso sin contar el trauma y dolor del bebé abortado, que no parece haber importado mucho al Tribunal. Asistimos una vez más a un retorcimiento del derecho, muy en consonancia con lo que ha sido profetizado acerca de los últimos tiempos.
4/10/19 1:08 PM
 
 
04/10/19 www.infocatolica.com