Viernes, 11 Octubre 2019 09:45

Obispo brasileño: si los indígenas practican el infanticidio, Occidente permite el aborto

Ayer en la rueda de prensa del Sínodo de la Amazonía, Wilmar Santin, obispo de Itabituba, en Brasil, saliendo al paso de la acusación de que algunas tribus practican el infanticidio, recordó que Occidente ha legalizado el aborto, con millones de víctimas entre los no nacidos.

Santin reconoció que los mundukuru, una belicosa tribu amazónica, tiene por costumbre ancestral cortarle la cabeza a sus enemigos y exponer a los niños con graves defectos a la intemperie para que mueran. Pero añadió que las religiosas que trabajan entre ellos como enfermeras y maestras están consiguiendo gradualmente erradicar el infanticidio de niños con discapacidades, gemelos e hijos de madres solteras.

“Oír esto puede sorprendernos”, dijo Santin. “¿Cómo pueden cometer tal atrocidad? … Pero, ¿qué hay del aborto que permiten aquí en la civilización? ¿Cuántos?”.

Los ingleses tienen una magnífica expresión, usualmente en forma de pregunta, para atajar en un debate las disquisiciones tramposas del contrincante o sus intentos de irse por los cerros de Úbeda: “¿What’s your point?”, “Cuál es tu punto?”. Lo que es lo mismo: a dónde quieres llegar, cuál es tu argumento. Porque todo argumento real debe acabar en punta para ser eficaz.

¿Cuál es el punto de Santin? ¿Contra quién está argumentando?

Nadie, creo, ha sugerido que nuestra sociedad esté en un momento especialmente brillante de fibra moral, más bien al contrario. Pero ese curioso “y tú más” es especialmente absurdo porque ningún crítico del sínodo ha insinuado que los indios amazónicos sean una especie particularmente malvada, distinta al resto de los seres humanos.

Lo que sí insinúa muy claramente el documento de trabajo del sínodo, en cambio, así como los comentarios anteriores y contemporáneos a las sesiones, es que los indígenas viven en un contacto ‘especial’ con una misteriosa espiritualidad primigenia de la que debe aprender la Iglesia Católica. El lenguaje todo del Instrumentum laboris rezuma idealización de las sociedades indígenas, del ‘buen salvaje’ rousseaniano, y la revelación de estas y otras prácticas atroces son significativas, no de que los amazones sean gentes especialmente malvadas, sino de que están, como cada hijo de vecino, marcados por el Pecado Original, y no son esos nativos de una sociedad Disney que se empeñan en pintarnos.

Hay, por lo demás, otro aspecto en esto, que hace más oscuro el comentario irritado de Santin. El aborto legal, verdadera plaga de Occidente que clama al Cielo, no es una consecuencia de prácticas religiosas occidentales, sino de la traición a esa misma fe que construyó Occidente y que lo convirtió en luz para el mundo y cuna de misioneros.  

Porque el infanticidio y otras prácticas similares es parte de su ‘cultura’, de sus tradiciones, mientras que el aborto es el abandono de la nuestra. Esa es la gran, la enorme diferencia; lo que hace patética esa insistencia en la ‘escucha’ y ese desapego por convertir a los indígenas y llevarles sin complejos el mensaje salvífico de Cristo.

Y no son, precisamente, los críticos del sínodo los que se han mostrado partidarios de atenuar la batalla cultural contra el aborto. Son, más bien, los que quedaron desanimados y desolados cuando el Papa, al principio de su pontificado, pidió a los fieles que no nos “obsesionáramos” con temas como el aborto o la familia. Porque si es cierto que el aborto no es un asunto específicamente católico, sí lo es que se trata probablemente de la mayor injusticia de nuestros días, la batalla del momento, y que la Iglesia siempre ha estado en la vanguardia contra la injusticia favorita de cada tiempo.

 

8 comentarios en “Obispo brasileño: si los indígenas practican el infanticidio, Occidente permite el aborto
  1. Belzunegui

    De ahí la necesidad de evangelizar a todos los pueblos. incluídos los germánicos y los amazónicos, que es lo que no se hace ni se quiere hacer, sino dejar que el mundo ilumine a la Iglesia. El mundo al revés.

  2. Lector

    «Si los indígenas practican el infanticidio, Occidente permite el aborto».
    Claro que sí. Y por eso, como Dios en realidad no existe para todos estos eclesiásticos instalados en la buena vida, pues todo está permitido, que diría el gran Dostoievski…

  3. Carlos de la Barra

    Cualquier tarado llega a obispo!

  4. Sergio Javier

    Efectivamente, creo que estamos viviendo una época de desorientación. Que pena

  5. carlos

    pobre Carmelita.

  6. Amalia

    De nuevo: no lo puede decir mejor , Carlos Esteban. Análisis lúcido y en pocas palabras

  7. Graliro

    La mayoria de los tercermundistas son ABIERTAMENTE ABORTISTAS. Aqui en la Argentina lo sabemos. Ese señor parece defender ambaos horrores: infanticidio y aborto. Seran las ofrendas a la diosa pachamama.

  8. Saludos al troll

    Bueno, desgraciadamente aquí, además del aborto se practica el infanticidio, no pasa una semana sin que una madre, padre o vecino se cargue a un chaval pequeño.

     

     

    11/10/19 www.infovaticana.com