Viernes, 11 Octubre 2019 09:47

La Conferencia Episcopal de Polonia propone la beatificación de los padres de San Juan Pablo II

La Conferencia Episcopal de Polonia ha acordado comenzar el proceso de canonización de los padres de San Juan Pablo II.

 

El episcopado polaco hizo el anuncio ayer y ha puesto en marcha los primeros pasos para la beatificación del padre de Juan Pablo II, Karol Wojtyla (ndr:padre e hijo compartieron nombre), y su madre, Emilia nee Kaczorowska.

El siguiente paso será pedirle a la Santa Sede que dé vía libre al expediente de canonización en la archidiócesis de Cracovia.

Karol, teniente del ejército polaco, y Emilia, maestra de escuela, se casaron en Cracovia el 10 de febrero de 1906. El matrimonio tuvo tres hijos: Edmund, nacido en 1906; Olga, quien murió poco después de su nacimiento; y Karol Junior en 1920.

Se sabía que la familia era católica fiel y rechazó el creciente antisemitismo de la época. «La familia inmediata influyó fuertemente en el desarrollo espiritual e intelectual del futuro Papa», dice la Conferencia Episcopal de Polonia.

Emilia había recibido una educación religiosa formal. Antes de morir de un ataque cardíaco e insuficiencia hepática en 1929, la madre fue la base fundamental de fe para la casa. En el momento de su muerte, Karol Jr. estaba a un mes de su noveno cumpleaños.

«Emilia Wojtyla se graduó de la escuela del monasterio de las Hermanas del Amor Divino. Con total dedicación y amor, dirigió la casa y cuidó de sus hijos Edmund y Karol», explican los obispos.

Su padre crió a sus hijos solo hasta su muerte 12 años después. Según Catholic Online, Karol era un hombre de oración y empujó a Karol Jr. a ser trabajador y estudioso. El padre también asumió tareas familiares, como coser la ropa de su hijo.

«Karol Wojtyła senior, como padre, fue un hombre profundamente religioso, trabajador y concienzudo. Juan Pablo II mencionó repetidamente que había visto a su padre arrodillado y rezando incluso de noche. Fue su padre quien le enseñó la oración al Espíritu Santo que lo acompañó hasta el final de su vida».

 

3 comentarios

 Luis Fernando
No me parece serio.
La madre cuidó de sus hijos hasta que murió y luego el padre hizo lo mismo, además de ser un hombre de oración.... Pues como ellos, millones de matrimonios católicos a lo largo de la historia.
No se puede canonizar a alguien por el mero hecho de haber tenido un hijo santo.
11/10/19 10:48 AM
 
 Pablo
No estoy de acuerdo con tu comentario Luis Fernando.
Respeto tu opinion.
Los Padres de San Juan Pablo II,igual que los padres de Santa Teresita del Niño Jesus nos impulsan a mirar la Santidad posible y cotidiana en el ambito matrimonial y familiar,esa Iglesia domestica es la que hace falta hoy en dia como modelo a tantos matrimonios catolicos que dia a dia tratan de seguir y aceptar el camino de Jesucristo y su Iglesia.
11/10/19 11:46 AM
 
 Pepito
Estoy de acuerdo con LF: "No se puede canonizar a alguien por el mero hecho de haber tenido un hijo santo."
Hace falta constatar o demostrar que el canonizando practicó en vida las virtudes en grado heroico, especialmente la virtud de la Caridad o amor a Dios sobre todas las cosas.
Antes, en los procesos de canonización existía la figura del "abogado del diablo", cuya ingrata tarea consistía precisamente en impugnar que el candidato a ser canonizado practicas en grado herioco las virtudes cristianas.
Pero bueno, es de esperar que los promotores de la canonización de los progenitores de San Juan Pablo II habrán hecho acopio de pruebas que acrediten en ellos la práctica heroica de las virtudes.
11/10/19 12:21 PM
 
 
11/10/19 www.infocatolica.com