Sábado, 12 Octubre 2019 13:35

Diez notas sobre la sentencia del Supremo

A tenor de la sentencia del Supremo acerca de la exhumación de Franco y su posterior inhumación circula por internet este análisis, expresado en diez notas:

1.- Sentencia total e innecesariamente, desde el punto de vista jurídico, complaciente con el Gobierno.

2.- Afea, innecesaria y constantemente, a la parte demandante.

3.- Muy agradecida a la tibieza del Grupo popular en el Congreso de los Diputados, que convalidó el RD -Ley y cuyos diputados no recurrieron ante el TC de inconstitucionalidad, por lo que la ausencia de la “urgente y extraordinaria necesidad” del art. 86 CE no es vicio constitucional,“al haberse salvaguardado la potestad legislativa… en el correspondiente debate parlamentario… donde prácticamente no hubo oposición a dicha convalidación [sólo un voto en contra]…lo que es un indicio destacado de que no se ha considerado errada la apreciación de la vigencia efectuada por el Gobierno y convalidada por el Congreso de los Diputados… ya que ese requisito de extraordinaria y urgente necesidad tiene sentido relativo… y ha sido sometida al control del Congreso”.

4.- Pese a que evita mentar a Francisco Franco como dictador (y así pretender “marcar” distancias con el Gobierno) realiza un juicio político innecesario y desacreditador que no procede en el Tribunal Supremo y menos en esta sentencia (que no juzga a la persona) 

“Fue el Jefe del Estado surgido de la Guerra Civil y ocupó una posición central en el ordenamiento presidido por las Leyes Fundamentales del Reino que dieron forma al régimen político por él encabezado y se caracterizó por negar la separación de poderes y el pluralismo político y social fuera del Movimiento Nacional…. la forma de acceder al poder, su permanencia en él durante décadas y la manera en que lo ejerció no tienen parangón”. 

5.- Ignora el papel de la transición y tendenciosamente evita nombrar al Rey Juan Carlos I, que fué quien decidió su enterramiento en la Basílica, mostrando el acta notarial del ministerio de Justicia y no el oficio del Rey al Abad de la Basílica.

6.- Se refiere repetidamente a que el Valle de los Caídos es de titularidad pública estatal, evitando decir que es un bien de titularidad de la Fundación de la Santa Cruz del Valle de los Caídos.

7.- Aplaude “gratuitamente” al Gobierno ignorando la finalidad expuesta por éste y sus ministros “en aplicación de la Ley de Memoria Histórica”, exponiendo que su actuación “no está movida por ningún propósito antirreligioso”.

8.- Desautoriza al Prior, cuya negativa “debe entenderse que decae tras la sentencia” ya que “la familia no tiene capacidad para oponerse” a la exhumación.

9.- Libera al Gobierno de todas las trabas que tiene en sus pretensiones, pronunciándose sobre cuestiones que están siendo enjuiciadas por el órgano judicial competente como consecuencia del ejercicio de la acción popular, en lo referente a la “legalidad urbanística”, sin hacer análisis fáctico-jurídico, no obstante lo cual, con “mensaje” al Juzgado competente, expone que “las operaciones necesarias… no parecen presentar particular dificultad. Al fin y al cabo se trata de levantar una losa. No admitiéndose especiales problemas de seguridad en la ejecución… y respetar las Normas Subsidiarias del municipio de San Lorenzo de El Escorial… por lo que no necesita licencia municipal…”

10.- Impide a la familia enterrarlo en la sepultura de su propiedad en la cripta de la Almudena yen cualquier otro sitioque decidan dado que tiene “preferencia los intereses del Gobierno frente a las pretensiones de la familia”, que ha dejado de indicar en el plazo que se le otorgó el lugar donde querían. Reinhumarlo, por pura cuestión formal, ya que, además, “se trata de un personaje público …y no es un asunto estrictamente privado… por lo que es correcto enterrarlo en el Pardo-Mingorrubio”.

 

4 comentarios en “Diez notas sobre la sentencia del Supremo
  1. Belzunegui

    Odio, revanchismo y Justicia-Injusticia sometida al Poder político.

  2. na

    Y lo peor, la iglesia oficial, mansa y pesebrera, no ha dicho ni «mu». Porque si algo debía de tener la Iglesia en España es agradecimiento a todo lo que, gracias a Franco, no le quitaron, le devolvieron, la favorecieron y evitaron.
    Y, aparte de estas realidades, está el mantener el orden, el derecho y la justicia. Porque si rompe el fuero, aunque sea para algo pequeño como el «huevo» – aunque tampoco es nimio de lo que se trata en este caso- se rompen principios fundamentales que afectarán a otras muchas cosas.

    1. Alvar

      11. La iglesia oficial, mansa y pesebrera, no ha dicho ni «mu»

      Esto incluye a Francisco y Osoro, más la CEE: no han pedido agotar todos los tribunales, TC y el tribunal europeo.

      Muy dicho, na.

  3. Todos los actos, más tarde o más temprano, tienen consecuencias y en esto, como en todo lo demás, las habrá. Sólo es cuestión de tiempo.

     

     

    12/10/19 wwww.infovaticana.com