Miércoles, 16 Octubre 2019 10:52

La islamización que sorprende a Holanda

Recientemente varias noticias internacionales apuntaban la islamización de Holanda y describía cuestiones que estaban pasando en el país orange en entornos de comunidades islámicas y que ni el mismo país era consciente que sucedían.

En este sentido se ha identificado, por ejemplo, un temario propio de la Edad Media que algunos alumnos de Primaria en Holanda lo estudian en pleno 2019. Un total de 44 escuelas islámicas oficiales reconocidas y subvencionadas por el Estado utilizan un manual educativo en el que se insta a los niños y niñas a subrayar sus diferencias o a considerar el contacto visual entre ambos sexos como un acto prohibido de ‘zina’ (adulterio, en árabe).

El libro de educación sexual ‘¡Ayuda! Estoy creciendo’ se ha convertido en escándalo tras la publicación hace unos días de una investigación de los dos grandes grupos de comunicación nacionales, Nieuwsuur y NRC Handelsblad. El material didáctico, elaborado por una holandesa conversa al islam, Asma Claassen, y desarrollado bajo el paraguas de la Organización de Juntas Escolares Islámicas (ISBO), cuenta con una versión para chicos y otra para chicas.

islamización

Un maestro imparte en una escuela islámica en Holanda

Prédicas contra los “infieles” en una Holanda bajo la islamización

Recientemente, el Congreso del país nórdico ha pedido explicaciones al Ministerio de Educación sobre la labor de las escuelas coránicas de inspiración salafista abiertas en el país.

A los más de un millar de niños apuntados en estos centros subvencionados por el estado se educa en la creencia de que “hay enemigos e infieles”. Aprenden que “apóstatas, homosexuales o adúlteros merecen la pena de muerte”, y que “la juventud musulmana debe rechazar el principio de igualdad y libertad”.

El Consejo de Mezquitas Marroquíes rechaza estas enseñanzas, y los liberales de derecha y Unión Cristiana, parte de la coalición de centro derecha en el poder, quieren cambiar la ley para que los inspectores acudan a centros no oficiales.

Al ver que no les atendían de otro modo, los reporteros de Nieuwsuur y NRC Handelsblad se hicieron pasar por padres para obtener el material didáctico de un grupo de mezquitas influidas por el salafismo. De este modo, constataron que en algunas se animaba incluso a los jóvenes “a emigrar de esta tierra de no creyentes para establecerse en un país musulmán”.

 

 

16/10/19 www.forumlibertas.com