Jueves, Noviembre 14, 2019

Política de Estado


Miércoles, 16 Octubre 2019 11:06

El Papa: Sería bonito arrepentirse del mal hecho a la tierra, al mar y a los animales

La editorial del Vaticano publica un nuevo libro del Papa, «Nuestra madre tierra».

«Sueño sinceramente con un crecimiento en la conciencia y un verdadero arrepentimiento por parte de todos nosotros, hombres y mujeres del siglo XXI, creyentes y no, por parte de nuestras sociedades, por dejarnos llevar por lógicas que dividen, crean hambre, aíslan y condenan. Sería bonito poder pedir perdón a los pobres, a los excluidos; entonces podríamos arrepentirnos sinceramente incluso del mal hecho a la tierra, el mar, el aire, los animales…», dice el Papa Francisco en su libro «Nuestra Madre Tierra», cuya publicación se espera para el próximo 24 de octubre.

«Pedir y dar perdón son acciones que solo son posibles en el Espíritu Santo, porque Él es el artífice de la comunión que abre los cierres de los individuos; y se necesita mucho amor para dejar de lado el propio orgullo, darse cuenta de que estabas equivocado y para tener la esperanza de que son realmente posibles nuevos caminos. Por lo tanto, el arrepentimiento para todos nosotros, para nuestra era, es una gracia para ser humildemente implorada al Señor Jesucristo, para que en la historia, nuestra generación sea recordada, no por sus errores, sino por la humildad y la sabiduría de haber podido revertir la ruta», afirma el Papa Francisco en un extracto del libro ofrecido por Il Corriere della Sera.

Prologado por el patriarca de Constantinopla Bartolomé, recoge frases, textos, discursos y homilías del Papa sobre el tema de la custodia de la creación y la promoción de una vida digna para cada ser humano.

«Precisamente porque todo está conectado en la bondad, en el amor, precisamente por esta razón cada falta de amor tiene repercusiones en todo. La crisis ecológica que estamos experimentando es, por lo tanto, uno de los efectos de esta mirada enferma sobre nosotros, sobre los otros, en el mundo, con el paso del tiempo, una mirada enferma que no nos hace percibir todo como un regalo ofrecido por descubrirnos amados», escribe Bergoglio, quien subraya cómo» ahora se sabe que la contaminación, el cambio climático, la desertificación, la migración ambiental, el consumo insostenible de los recursos del planeta, la acidificación de los océanos, la reducción de la biodiversidad, son aspectos inseparables de la inequidad social: la creciente concentración de poder y riqueza en manos de muy pocos y de las llamadas sociedades del bienestar, de los alocados gastos militares, de la cultura del descarte y de una falta de consideración del mundo desde el punto de vista de las periferias, de la falta de protección de niños y menores, de los ancianos vulnerables, de los niños no nacidos».

Para el Papa, en particular, «desde niños crecemos en un mundo donde una ideología mercantil generalizada, que es la verdadera ideología y práctica de la globalización, estimula en nosotros un individualismo que se convierte en narcisismo, codicia, ambiciones elementales, negación del otro… Por lo tanto, en esta situación actual nuestra, una actitud justa y sabia, más que la acusación o el juicio, es sobre todo la de tomar conciencia».

«Lo que estoy diciendo puede parecer idealista y poco concreto, mientras que los caminos que apuntan a desarrollar innovaciones tecnológicas, la reducción en el uso de envases, el desarrollo de energía a partir de fuentes renovables, etc, parecen más viables. Indudablemente, eso no solo es un deber, sino que es necesario. Sin embargo, no es suficiente. La ecología es ecología del hombre y de toda la creación, no solo de una parte. Al igual que en una enfermedad grave, la medicina por sí sola no es suficiente, pero es necesario mirar al paciente y comprender las causas que condujeron a la aparición del mal, de manera similar, la crisis de nuestro tiempo debe enfrentarse en sus raíces. El camino propuesto consiste entonces en repensar nuestro futuro a partir de las relaciones: los hombres y las mujeres de nuestro tiempo tienen tanta sed de autenticidad, de revisar sinceramente los criterios de vida, de volver a poner en valor, reestructurar la existencia y la cultura», concluye el Papa.

 

4 comentarios en “El Papa: Sería bonito arrepentirse del mal hecho a la tierra, al mar y a los animales
  1. Amalia

    Aparte ya de la gigantesca mentecatez de estas palabras (no hay por dónde cogerlas), sólo uno de los mil comentarios que se me ocurren: eso de «pedir perdón» se ha convertido en un mantra idiota (no sólo en el mundo religioso, también en el civil. Se cuestiona si los trroristas «han pedido perdón»…), en una cosa que se repite sin cesar y no significa nada.
    Por supuesto que el concepto cristiano del perdón es una de las cosas más grandes que hay… pero justo se lo han cargado, o se lo quieren cargar a base de banalizar la palabra. Casi se puede comparar a la destrucción del concepto de matrimonio

  2. Lucas

    Si no me equivoco, el papa nos muestra una cotorra argentina. Y además sonríe…

  3. alma

    Pues en mi ciudad sería feliz , constituyen una plaga!!

  4. Marinieves

    Ya he escrito el comentario No tengo conciencia de haber mentido ni ofendido a nadie

     

     

    16/10/19 www.infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén