Jueves, 14 Noviembre 2019 10:45

Un jesuita español, sustituto de Pell al frente de la economía del Vaticano

El Papa Francisco ha nombrado un nuevo prefecto de la Secretaría para la Economía en sustitución del cardenal australiano George Pell, el cual se encuentra en prisión por abusos sexuales a un menor. Esta misma semana conocimos que el tribunal australiano le permitirá apelar.

Hoy el Vaticano ha comunicado, a través de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, que el Papa ha nombrado en su lugar, al frente de la economía del Vaticano, al jesuita español Juan Antonio Guerrero Alves, Consejero General de la Compañía de Jesús.

Juan Antonio Guerrero Alves nació en Mérida el 20 de abril de 1959 y entró en el noviciado de la Compañía de Jesús en 1979. Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1992.

Su formación incluye la licenciatura en Economía (en la Universidad Autónoma de Madrid), y Filosofía y Teología en Madrid y Brasil. Además, en Boston hizo estudios de filosofía política. Fue ordenado sacerdote el 30 de mayo de 1992. Su primera misión fue la de profesor de Filosofía y Política en la Universidad Pontificia Comillas, donde preparaba su doctorado, preparación que interrumpió al ser destinado, en 2003, a desempeñar el cargo de maestro de novicios.

Guerrero fue provincial de Castilla entre los años 2008 y 2014, y en la actualidad, desde 2017 es el Delegado del Padre General de la Compañía de Jesús para las casas y obras interprovinciales romanas. También es consejero del Padre General. Antes de estos últimos cargos en la curia jesuita en Roma tuvo como destino Mozambique, donde ejerció como ecónomo y coordinador de proyectos.

Según informa la Oficina de Comunicación de los jesuitas, Guerrero empezará a desempeñar dicho servicio a partir del próximo mes de enero.

 

6 comentarios en “Un jesuita español, sustituto de Pell al frente de la economía del Vaticano
  1. Fred

    ¿No hay laicos catolicos mucho mejor preparados y con mucha más experiencia en economía que este cura?
    Luego dicen que faltan curas para evangelizar, no me extraña, si los pocos que hay se dedican a las finanzas.

    1. Belzunegui

      Totalmente de acuerdo. Hasta podría ser una mujer, una buena administradora, pero sería temible y es lo que no quieren los liantes, en especial el mayor.

      1. Chimo Vice

        Francisco y su cuadrilla solo quieren a la mujeres sólo para aquello para lo que no están llamadas, que es el sacramento del Orden sacerdotal. Desde la época apostólica ha habido mujeres muy influyentes en la Santa Iglesia, asesoras directas de Papas, peritos en concilios ecuménicos , como el de Constanza, abadesas, teólogas y doctoras, la directora de la página web del Vaticano, representantes de la Santa Sede ante organismos como la ONU pero ninguna de ellas «sacerdotisa» ni «obispesa».

  2. Belzunegui

    Los jesuítas tienen un cuarto voto de obediencia, así que las cuentas cuadrarán perfectamente, o las harán cuadrar.

    1. javcus

      Pero como lo haga se arriesga a no poder hacer footing por Roma sin que los carabineros le echen el guante. El Vaticano no da para mucho ejercicio.

      1. javcus

        Y si no lo hace, se arriesga a un proceso por violación de ovejas con los «testigos» que haga falta.

        Mi más sentido pésame por su «ascenso» al papel de «fusible»

         

         

        14/11/19 www.infovaticana.com