Lunes, Agosto 03, 2020

Política de Estado


Miércoles, 18 Diciembre 2019 11:01

La afiliación religiosa en el mundo influye en los tipos de hogar: 7 hechos clave

¿Hasta qué punto la afiliación religiosa puede influir en los diferentes tipos de hogar a lo largo y ancho de este mundo?

La respuesta a esta pregunta es que hay un evidente vínculo entre la pertenencia a un grupo religioso y el número de personas que componen un hogar y cómo se relacionan entre ellas.

Esta es una de las conclusiones de un estudio del Pew Research Center en el que se analiza esta cuestión: ‘Key findings: How living arrangements vary by religious affiliation around the world’ (‘Hallazgos clave: cómo los tipos de hogares varían según la afiliación religiosa en todo el mundo’)

El informe destaca también, entre otras cuestiones, que los cristianos son los que más viven en hogares monoparentales; que las viviendas de musulmanes son en las que conviven más personas; y que en un hogar alemán residen de promedio 2,7 personas, mientras en Gambia ese promedio es de 13,8 individuos.

Al mismo tiempo, el 11% de los africanos vive en hogares polígamos; el 10% de los judíos viven solos, y entre los musulmanes e hindúes ese porcentaje es del 1%.

afiliación religiosa

La afiliación religiosa influye en los diferentes tipos de hogar alrededor del mundo

Tipos de hogar y afiliación religiosa: 7 hechos clave

El informe señala que “los tipos de hogares, es decir cuántas personas comparten una vivienda y cómo se relacionan estas personas, afectan muchos aspectos de la vida diaria”.

Entre esos factores, como “el desarrollo económico, las leyes locales y las normas culturales”, hay que resaltar que los patrones de los hogares “también varían según la religión”, es decir, según la afiliación religiosa.

“Cristianos, musulmanes, hindúes, budistas, judíos y personas no afiliadas a la religión en todo el mundo se distribuyen de diferentes maneras entre los tipos y tamaños de hogares. Y existen variaciones notables entre estos grupos dentro de las regiones e incluso dentro de países individuales”, afirma el informe.

Las conclusiones del estudio, que se basan en las encuestas realizadas en más de 20 millones de hogares en 130 países y territorios, incluyen “siete hallazgos clave sobre las conexiones entre los tipos de vivienda y la religión”:

1. Los musulmanes, en los hogares con más personas

afiliación religiosa

Los musulmanes y los hindúes viven en los hogares más grandes

Un primer hecho constatado es que, “en todo el mundo, los musulmanes viven en los hogares más grandes. El musulmán promedio vive en un hogar de 6,4 personas”, como se puede observar en este gráfico, reproducido a partir del estudio.

“Con menos personas por hogar, a los musulmanes les siguen hindúes (5,7), cristianos (4,5), budistas (3,9), los no afiliados a la religión, también conocidos como ‘nones’ (3,7), y judíos (3,7)”.

El informe añade que en los 15 países analizados y que tienen los hogares con más individuos, “el Islam es la religión más grande en todos menos uno (Benin), y estas naciones están en África, Medio Oriente y Asia”.

Además, mientras los cristianos y los no afiliados a la religión son los grupos más grandes en los 15 países, son los que tienen “los hogares más pequeños, todos en Europa, con la excepción de Corea del Sur”.

2. El contraste entre los diferentes tipos de hogares

“Para todas las personas, los hogares más grandes están en África subsahariana (6,9) y los más pequeños en Europa (3,1), cita el estudio.

En cualquier caso, “los hogares de familia extendida, donde los parientes como tías, padres y abuelos viven juntos, son los tipos de vivienda más comunes en todo el mundo”.

Este hecho representa “el 38% de todas las personas, incluida la mayoría de los hindúes (55%), más de cuatro de cada diez budistas (44%) y más de un tercio de ‘nones’ (37%) y musulmanes (36%)”.

“Los países donde más de la mitad de la población vive en hogares de familia extensa se encuentran principalmente en la región de Asia y el Pacífico y África subsahariana, pero el 58% de las personas en Kosovo y el 53% en Haití también viven con una familia extensa”, agrega.

El estudio también aclara que este tipo de hogares está relacionado con niveles más bajos de desarrollo económico, “los ingresos se extienden aún más cuando se comparten dentro de un hogar, y las tareas domésticas se logran más fácilmente si se dividen entre varios adultos que viven bajo un mismo techo”.

El estudio también detalla el “promedio de individuos que reside en un hogar” en todos los países analizados y subraya el hecho de que el promedio en un hogar alemán es de 2,7 personas, mientras en Gambia ese promedio se dispara hasta 13,8 individuos, como se ve en el siguiente mapa.

afiliación religiosa en el mundo

Los gambianos viven con 11 personas más que los alemanes, en promedio

Después de Gambia, los hogares con mayor número de individuos son los de Afganistán (9,8), Benin (8,9), Pakistán (8,5) y Nigeria (7,7); mientras los más pequeños, tras Alemania y Suecia (2,7), son Corea del Sur (2,9), Italia (3), Canadá y Rusia (3,2) y Estados Unidos (3,4).

3. Hogares monoparentales, sobre todo entre cristianos

Los datos citados anteriormente sobre las familias extendidas se pueden constatar a la izquierda de este otro gráfico, donde también se muestra el porcentaje medio de individuos en cada tipo de hogar, en la totalidad de los países analizados, en relación a la afiliación religiosa.

afiliación religiosa

Los budistas y los “nones” (no afiliados a ninguna religión) son los menos propensos a vivir en familias biparentales

El gráfico constata que “el segundo tipo de hogar más común en todo el mundo es la familia de dos padres, que representa el 33% de todas las personas”.

“En Estados Unidos, un tercio de todas las personas viven en hogares de dos padres (33%), y solo uno de cada diez vive en hogares de familia extensa (11%)”, detalla el informe.

Sobre este gráfico, el informe destaca que los cristianos son los más propensos a vivir en hogares monoparentales.

“Aproximadamente el 6% de los cristianos viven en hogares con uno de los padres y ningún otro adulto, incluido el 11% de los niños en familias cristianas”, cita el estudio.

Además, alrededor de “la mitad de los no cristianos del mundo (3% en general y 5% de los niños) viven en hogares monoparentales”, añade.

“Estados Unidos, el país con la población cristiana más grande del mundo, también tiene la mayor proporción de niños en hogares monoparentales: casi una cuarta parte de los niños estadounidenses (23%) viven con un solo padre y ningún otro adulto”.

“Reino Unido, Santo Tomé y Príncipe, y Santa Lucía, todas naciones con mayoría cristiana, tienen la siguiente proporción más alta de niños en hogares monoparentales, con alrededor del 20% cada uno”, añade.

También destaca que “los budistas y los ‘nones’, no afiliados a ninguna religión, son los menos propensos a vivir en familias biparentales”.

afiliación religiosa

Los judíos son los que tienen más probabilidades de vivir solos

4. Un 10% de judíos viven solos

En cuanto a los hogares donde vive solo un individuo, el estudio señala que “en todo el mundo, los judíos tienen más probabilidades de vivir solos (10%), mientras que los musulmanes y los hindúes tienen menos probabilidades de hacerlo (1% por cada uno)”.

Otro país al que se refiere en este sentido es Canadá, donde “los cristianos (12%) tienen cuatro veces más probabilidades que los hindúes (3%) de vivir solos”.

“En general, vivir solo es muy raro en la mayoría de las partes del mundo; solo el 4% de las personas viven en hogares solitarios, agrega.

Esta forma de vivir “es más común en Europa: al menos uno de cada cinco vive solo en Finlandia, Alemania, Suecia y Dinamarca, mientras que las acciones relativamente grandes también lo hacen en Corea del Sur (21%) y Japón (15%)”.

“El rango en la proporción de personas que viven solas es aún más sorprendente entre los adultos mayores. Menos del 1% de las personas mayores de 60 años viven solas en Afganistán, en comparación con el 41% en Lituania”, compara el informe.

5. La poligamia, en África subsahariana

Por otra parte, el estudio constata que “en África subsahariana, el 11% de todas las personas viven en hogares polígamos, incluida una cuarta parte de los musulmanes”.

Esta proporción es mucho más alta que la de personas que viven en hogares polígamos en todo el mundo: “en 104 de 130 países en este análisis, la proporción de personas que viven en este tipo de hogar, que casi siempre consiste en un esposo con múltiples esposas, es menos de 1 %”.

“Los altos números en el África subsahariana son impulsados en gran parte por una docena de países de África occidental y central donde la poligamia es legal o está permitida por la tradición religiosa y más del 10% de la población vive en esos hogares”.

El informe destaca que los musulmanes en esta región son los más propensos a vivir en hogares polígamos, aunque los seguidores de las religiones populares también se encuentran a menudo en esa situación.

“En Burkina Faso, por ejemplo, más de un tercio de todas las personas (36%) viven en hogares polígamos, incluido el 45% de los seguidores de la religión popular, el 40% de los musulmanes y el 24% de los cristianos, lo que lo convierte en el arreglo más común en ese país”, cita

Fuera del África subsahariana, el país en este estudio que tiene la mayor proporción de personas en hogares polígamos es Afganistán (5%). No hay datos disponibles de muchos de los países del Medio Oriente donde la poligamia es legal y se presume que es más común, como Arabia Saudita.

madre soltera

“Las mujeres, independientemente de su afiliación religiosa, tienen más probabilidades que los hombres de ser padres solteros”, advierte el estudio

6. Padres solteros, sobre todo mujeres

Otra cuestión que analiza el estudio es la proporción de mujeres y hombres que viven en hogares monoparentales.

Al respecto, señala que “las mujeres, independientemente de su afiliación religiosa, tienen más probabilidades que los hombres de ser padres solteros”.

“En Europa, el 6% de las mujeres entre 35 y 59 años viven en hogares monoparentales, en comparación con el 1% de los hombres en el mismo grupo de edad; en la región de América Latina y el Caribe existe una brecha similar”.

Las mujeres también tienen más probabilidades de envejecer solas, con aproximadamente el doble de mujeres de 60 años o más que viven en hogares solos que los hombres de la misma edad (20% frente a 11%)”, advierte.

“Esto se debe en parte a que las mujeres tienden a vivir más y a casarse con hombres mayores. En cada uno de los 130 países en este análisis, los hombres son mayores que sus esposas o compañeras que conviven por al menos dos años, en promedio”, aclara.

7. Cómo afecta la religión a los hogares

Por último, el estudio concluye que “la religión está inextricablemente ligada a la geografía, las leyes, las normas culturales y las condiciones económicas, y es difícil determinar exactamente cómo la religión por sí sola afecta a los tipos de hogares”.

“Los budistas, los judíos y los religiosos afiliados, por ejemplo, viven en hogares relativamente pequeños. Pero, China, hogar de la mayoría de los ‘nones’ del mundo y aproximadamente la mitad de los budistas del mundo, impuso una ‘política del hijo único’ desde 1979 a 2016 que puede haber reforzado la tendencia de estos grupos a tener familias más pequeñas en China, y, como resultado, redujo el tamaño promedio de familia para budistas y ‘nones’ en todo el mundo”.

“En los países más ricos, las personas tienden a vivir en hogares más pequeños, tal vez porque retrasan la maternidad para obtener una educación superior o porque pueden pagar sus propias viviendas”.

“Esto puede ayudar a explicar por qué los judíos, en promedio, viven en hogares más pequeños”, teniendo en cuenta que “la mayoría de judíos del mundo viven en Estados Unidos e Israel, dos países económicamente avanzados”.

“Del mismo modo, más del 90% de los hindúes del mundo viven en la India, por lo que cualquier medida de cómo viven los hindúes a nivel mundial o en la región de Asia y el Pacífico refleja en gran medida las circunstancias allí”, concluye el estudio.

Otro estudio de interés relativo a la religión publicado por este centro de investigación destaca que las personas religiosas son más felices que las de menor religiosidad y que las no afiliadas religiosamente.

Asimismo, las familias coherentes con su religiosidad tienen más hijos que las no practicantes, según un informe elaborado por el Social Trends Institute.

 

 

17/12/19 www.forumlibertas.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén