Miércoles, 28 Agosto 2013 09:31

Así es como funciona la persecución a los cristianos debido a las leyes pro homosexuales

 

Pueden negarse a no trabajar para otros, pero no para homosexuales.

 

Este no es un caso extraordinario, sino uno de muchos que muestra claramente cómo los cristianos están obligados a abdicar de su fé frente a homosexuales, porque legalmente son una minoría especialmente protegida.

 

Magistrados de la Corte Suprema de Nuevo México han dictaminado que la Primera Enmienda no protege las creencias de los cristianos, y los propietarios de una empresa de fotografía en ese estado deben violar su fe con el fin de seguir haciendo negocios.

“Los Huguenins hoy no pueden más rechazar clientes sobre la base de la orientación sexual – fotografiar una ceremonia de matrimonio entre personas del mismo sexo”, dijo el dictamen de la corte.

“Todo lo cual, supongo, es poco consuelo para los Huguenins, que ahora están obligados por ley a poner en peligro las creencias religiosas que inspiran sus vidas. Aunque el imperio de la ley así lo requiere, el resultado es preocupante. Es, sin duda, dejar una huella tangible en los Huguenins y otros de puntos de vista similares”.

El impresionante veredicto se produjo en un caso presentado por lesbianas contra Elane Fotografía. Las lesbianas querían que el fotógrafo documentara su “boda”, y la empresa de fotografía declinó, citando el hecho de que al hacerlo violaría la fe cristiana de los propietarios.

Mala suerte, dijeron los jueces Eduardo Chávez, Petra Jiménez Maes, Charles Daniels, Barbara Vigil y Richard Bosson.

Ellos dejan claro que la opción de la compañía es irse del negocio.

LA LEY CONTRA LA DISCRIMINACIÓN DE NUEVO MÉXICO, PROPORCIONA UNA PROTECCIÓN ESPECIAL PARA LOS HOMOSEXUALES

 

A pesar de que en Nuevo México no se concede la posibilidad de matrimonios del mismo sexo ni uniones civiles.

“La NMHRA (Ley de derechos Humanos de Nuevo México) obliga a que si la Elane Fotografía opera un negocio como un lugar público, no puede discriminar a los clientes potenciales en base a su orientación sexual“.

“La expresión coercitiva del gobierno es una característica de las dictaduras que no tiene cabida en un país libre. Esta decisión es un duro golpe para nuestro cliente y el derecho de todo estadounidense a vivir libre”, dijo el abogado Senior Jordan Lorance de Alianza en Defensa de la libertad, cuya organización trabajó en el caso.

“Decisiones como esta debilitan las libertades constitucionalmente protegidas de expresión y de conciencia y de todo lo que hemos dado por sentado. América fue fundada en la libertad fundamental de que todos los ciudadanos vivan y trabajen de acuerdo a sus creencias y no ser obligados por el gobierno para expresar ideas y mensajes que se niegan a admitir”.

“Estamos pensando en nuestros próximos pasos, incluyendo la solicitud de la Corte Suprema de los EE.UU. para corregir este mal.”

AMENAZA DE LOS JUECES

 

“En el fondo, este caso enseña que en algún momento de nuestras vidas todos nosotros debemos comprometernos, aunque sólo sea un poco, para dar cabida a los valores contrastantes de otros. Una sociedad plural y multicultural, una de las fortalezas de nuestra nación, no exige menos. 

Los Huguenins son libres de pensar, decir, creer, como lo deseen, pueden rezar al Dios de su elección y seguir los mandamientos en su vida personal dondequiera que les conduzcan. La Constitución protege a los Huguenins al respecto y mucho más. Pero hay un precio, que todos lo que tenemos que pagar en algún lugar de nuestra vida cívica“.

Y agregaron:

“En el pequeño mundo, centrado en el mercado, del comercio, de servicios al público, los Huguenins tienen que canalizar su conducta, no sus creencias, a fin de dejar espacio para otros estadounidenses que creen algo diferente. Ese compromiso es parte del pegamento que nos mantiene unidos como nación, la tolerancia que lubrica las partes variadas de nosotros como pueblo. Ese sentido de respeto que debemos a otros, creamos o no como lo hacen, ilumina a este país, que lo distingue de la discordia que afecta a gran parte del resto del mundo. En resumen, yo diría a los Huguenins, con el máximo respeto: es el precio de la ciudadanía”.

El juez Tim L. García en el Tribunal de Apelaciones de New Mexico anteriormente había dicho que los estados pueden exigir cristianos violar su fe cuando ellos decidan hacerlo.

LAS VARIAS INSTANCIAS NEGATIVAS

 

El punto de enfoque fue el caso de la demanda por parte de Vanessa Willock y su entonces pareja, que Elane Fotografía, poseída y operada por los cristianos, provea sus talentos artísticos para una ceremonia de compromiso entre personas del mismo sexo, a pesar de que el estado no reconoce las uniones civiles o “matrimonio” entre personas de un mismo sexo.

La compañía de fotógrafía se negó, en base a las creencias cristianas de sus dueños, y Willock puso una queja de discriminación, que fue confirmada en los niveles inferiores del sistema judicial.

Una agencia estatal había encontrado que la compañía era culpable de discriminación por “orientación sexual” en virtud de las leyes estatales contra la discriminación.

El caso estalló en 2006 después que Vanessa Willock pidiera a Elaine Huguenin – co-propietaria junto a su marido, Jon Huguenin, de Fotografía Elane en Albuquerque – para que fotografiara una “ceremonia de compromiso” que Willock y otra mujer querían mantener en Taos.

Elaine Huguenin se negó, y la mujer encontró a alguien más. La decisión adoptada por la fotógrafa fue porque habría sido una violación de su fe religiosa.

Willock llevó la denuncia ante la Comisión de Derechos Humanos, que celebró un juicio de un día y ordenó en 2008 que la fotógrafa pagara más de 6,600 dólares en gastos legales a Willock.

El tribunal de primera instancia ha explicado en una opinión de 45 páginas que un comercio fotográfico es un “lugar público” y debe cumplir con las leyes de no discriminación por “orientación sexual”.

“Los dueños de Elane Fotografía deben aceptar las normas razonables y las restricciones impuestas a la conducta de su empresa comercial a pesar de que sus creencias religiosas personales puedan entrar en conflicto con los intereses del gobierno”, escribió el tribunal de primera instancia.

La decisión del tribunal de distrito vino de Alan M. Malott. El fallo de Malott dijo que los propietarios cristianos fueron obligados a fotografiar la ceremonia de Willock y Misty Pascottini por el interés del Estado en la prevención de la discriminación basada en la orientación sexual.

Señaló que los fotógrafos no podían negarse a fotografíar a las lesbianas, pero podrían negarse a fotografiar otros temas, debido a las reglas del estado.

“Una vez que se ofrece un servicio público, deben hacerlo sin excepción admisible”, el juez lel caso escribió.

“Por lo tanto, el demante podría negarse a fotografiar animales o niños pequeños, incluso, al igual que un arquitecto puede diseñar únicos edificios comerciales y no residencias privadas. Ni los animales, ni los niños pequeños, ni las residencias privadas son clases protegidas, escribió.

DECISIÓN QUE PREOCUPA AL IGUAL QUE EL ESTADO DE OPINIÓN PÚBLICA

 

La decisión del juez de distrito, parece justificar las preocupaciones de los opositores de ley federal de “crímenes de odio” firmada en ley por el presidente Obama durante su primer año de mandato que le da homosexuales derechos especiales.

El Fiscal General Eric Holder admitió en una audiencia del Congreso que bajo la medida un ataque, un homosexual sería tratado de manera diferente que un ataque a otro ciudadano.

Benjamin Bull, el abogado jefe de la Alliance Defense Fund, señaló en ese momento:

“Los homosexuales lograron lo que querían. En el mercado de las ideas, una parte ha sido censurada. Esto [la situación] es exactamente lo que los activistas homosexuales tienen en mente“.

Curiosamente, una encuesta posterior reveló que casi la mitad de los estadounidenses creen que los cristianos en los Estados Unidos están siendo perseguidos por los defensores del “matrimonio” homosexual,que toman acción legal en contra de ellos por encima de sus creencias religiosas, y casi uno de cada tres demócratas cree que tal persecución es “necesaria” de acuerdo con los alarmantes resultados de una encuesta.

Los resultados provienen de una encuesta WND / WENZEL realizado para WND por la consultoría Wenzel Strategies.

Encontró que el 49,2 por ciento de los encuestados considera el activismo legal contra los cristianos y sus creencias con respecto a la homosexualidad como “persecución”.

La pregunta fue:

“Hay una tendencia en desarrollo en el que los activistas homosexuales están presentando demandas contra las personas que se niegan a hacer negocios con ellos en el terreno moral / religioso – como cuando un fotógrafo de Nuevo México fue demandado por una pareja de lesbianas por negarse a fotografiar su boda. Sabiendo esto, ¿cuál de las siguientes afirmaciones representa mejor lo que Ud. piensa acerca de esto?”

Más de dos de cada tres republicanos llamaron a esto ” persecución de los cristianos”, junto con el 45 por ciento de los independientes. Incluso 33,1 por ciento de los demócratas tenían la misma respuesta.

Pero seguidamente, el 31 por ciento de los demócratas, así como el 12 por ciento de los republicanos y 24 por ciento de los independientes, dijeron: “Estas tácticas son necesarias”.

Fuentes: WNDSignos de estos Tiempos