Imprimir esta página
Miércoles, 15 Enero 2020 08:00

San Mauro

Nació en Roma en el seno de una familia noble en el año 511. Durante su adolescencia conoció a San Benito y fue educado bajo su dirección. Finalmente ingresó en la orden de su maestro y se convirtió en uno de sus discípulos más cercanos a pesar de su corta edad, hasta el punto de aparecer en varios de los relatos milagrosos que se cuentan del fundador de la orden benedictina según la tradición gregoriana.

En el año 543, Mauro fue enviado por San Benito a la Galia para llevar a esta región la orden y establecer la vida monástica. La tradición afirma que fue nombrado abad y que ejerció como tal durante casi 40 años. Durante este tiempo fundó numerosos monasterios y extendió la Santa Regla de San Benito por el territorio galo.

En el año 582 decidió retirarse para llevar una vida eremítica hasta su muerte, que tuvo lugar dos años después. San Mauro es venerado por los benedictinos por su obediencia. 

Cuenta San Gregorio en sus Diálogos cómo Mauro pudo salvar la vida de un niño gracias a su diligente obediencia a una orden de su maestro San Benito. Sus reliquias fueron trasladadas a Extremadura, a la catedral de Badajoz, por el obispo benedictino D. Fray José de la Zerda.

 

1 comentario 

Joel

¿Trasladadas a extremadura sus reliquias? No me cuadra. ¿Enviado por San Benito a la Galia o a la Galecia?. Tendría más lógica el cuadrante Noroeste de la POenínsula Ibérica comprfensica de lo que hosy es galicia hasta Coimbra , nortye de lo que hoiy es extrenadura y Zamora .
San Mauro que se confunde en la neblina de los tiempos con San Amaro. ¡San Amaro o Sanamaro una de cuyas fundaciones a su nombre o advocación aún persiste, ya reducida a su mínima expresión en la provincia de Pontevedra, un paraje de inspiración claramente celta parejo a los irlandeses incluida la cruz gaélica en su atrio aunque desaparecidos los vestigios que quedaban hace cincuenta años de las elementales construcciones que fueron morada de los monjes-eremitas en los siglos VIII-IX. Mi plegaria.

 

 

15/01/20 www.infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios