Viernes, Febrero 21, 2020

Política de Estado


Viernes, 17 Enero 2020 08:49

Aceleración del cierre de monasterios de clausura en Italia

La crisis de vocaciones y la nueva normativa vaticana sobre los monasterios de contemplativas están dando lugar a la supresión o la fusión de monasterios por toda Italia. Algunos de estos monasterios aún tienen varias religiosas, pero las normas establecen que, por debajo de seis monjas, las decisiones sobre cerrar o no el monasterio son tomadas directamente por el Vaticano.

 

Según la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada, actualmente hay 37.970 monjas contemplativas en el mundo, la mitad de las cuales viven en Europa. De ellas, cinco mil se encuentran en Italia, en algo más de quinientos monasterios. Italia es el segundo país europeo con más monjas contemplativas, después de España, pero las cifras van bajando de forma constante.

El descenso se debe, como es conocido, a la falta de vocaciones para la vida contemplativa, que conlleva el correspondiente cierre de monasterios que se han quedado sin monjas. Sin embargo, durante los últimos años se han producido también en Italia cierres de monasterios femeninos que aún tenían contemplativas.

Esta tendencia se debe en parte a la nueva legislación sobre este tema aprobada recientemente. En 2016, el Vaticano publicó la constitución apostólica Vultum Dei Quaerere (buscar el rostro de Dios), que introducía, entre otras cosas, nuevas normas para favorecer la creación de federaciones de las comunidades contemplativas. Dos años después, en 2018, la instrucción Cor Orans (corazón que ora) estableció la obligación de todos los monasterios de ingresar en una federación, para «superar el aislamiento de los monasterios».

El documento también determina que, cuando un monasterio tenga menos de seis monjas profesas, perderá su autonomía y será colocado bajo la supervisión de una superiora administradora y la Santa Sede decidirá sobre su afiliación, traslado o supresión. Esta norma se ha aplicado ya en bastantes ocasiones, con resultados desiguales.

En algunos casos, la supresión o traslado forzosos de una comunidad con pocas monjas han creado una gran polémica. Por ejemplo, el monasterio de dominicas de la Santísima Anunciación de Marradi (Toscana) quedó reducido a cinco monjas cuando murió su madre priora. Según la nueva normativa, perdieron el derecho a elegir a una nueva priora y quedaron sometidas a la administración directa del Vaticano. Después de más de cuatro siglos de existencia, se está preparando el cierre del monasterio, aunque las monjas han señalado que no hay razón para ello, porque disponen de medios económicos suficientes y han tenido varias peticiones de ingreso en el monasterio. También han manifestado el temor de que las dos religiosas más ancianas sean enviadas a un asilo si se cierra la Santísima Anunciación. El 10 de diciembre, cuando llegó al monasterio la nueva administradora vaticana con la orden de cerrar el monasterio, las monjas cerraron las puertas y, desde entonces, no dejan entrar a nadie.

La representante del monasterio, Barbara Betti, ha señalado que «las autoridades eclesiásticas han intentado no aceptar nuevas postulantes, con un claro deseo de cerrar el monasterio y por eso las hermanas me pidieron ayuda». «No se puede obligar a una mujer que ha vivido durante 40 o 50 años en el mismo lugar a marcharse contra su voluntad», explicó. «Es lo peor que puede pasar a una mujer que eligió dedicarse a la vida contemplativa, porque el monasterio es su hogar y su familia». También afirmó que las hermanas habían recibido cartas de otras monjas en situación similar y que, «en toda Italia, las monjas de clausura se están preguntando qué va a ser de ellas».

Otros monasterios históricos italianos se han suprimido recientemente siguiendo la nueva normativa, como el monasterio de la Visitación de Milán, de tres siglos de antigüedad, el monasterio de la Visitación de Pistoia, el Cenáculo de Montauto, en Anghiari, el convento de clarisas de Montalto o el monasterio benedictino de Sansepolcro.

No todas las contemplativas, sin embargo, consideran que la nueva normativa sea negativa. En algunos casos, son las propias monjas las que toman la iniciativa para fusionarse con otros monasterios. Así sucedió en el caso de las clarisas de Montalto, que primero se habían federado con las clarisas de Filottrano, a unos cien kilómetros de distancia, y posteriormente se trasladaron a ese convento.

«Muchos monasterios, como el de Montalto, tienen grandes edificios con pocos miembros», señaló la antigua abadesa de Montalto. «El monasterio era muy incómodo para las hermanas mayores, porque teníamos que subir y bajar todo el tiempo, mientras que el convento de Filottrano es más práctico». Además, «unir nuestros recursos económicos nos permitió contratar personal para que nos ayude diariamente, lo que nos permite centrarnos más profundamente en nuestra vida de oración». Los habitantes de Montalto, en cambio, no están contentos con el traslado y consideran que ha dejado «un gran vacío» en la población, que perdió también su calidad de sede episcopal hace unos años.

Algunos autores han señalado con preocupación que los monasterios intervenidos y suprimidos son a menudo los que tienen una visión más tradicional de la vida contemplativa. El vaticanista Aldo Maria Valli, en su reciente libro Claustrofobia (referido a la fobia por la vida enclaustrada), afirma que esta forma de vida religiosa sufre un ataque muy claro. El vaticanista llega a sugerir que, si bien en el pasado esos ataques provenían de grupos secularizados y anticlericales, cada vez más son protagonizados por la propia jerarquía eclesiástica, que tiende a favorecer más el compromiso social que la vida contemplativa y silenciosa.

Solène Tadié, corresponsal del National Catholic Register, destaca en este sentido algunas declaraciones de altos responsables de la vida consagrada. El cardenal Joāo Braz De Aviz, prefecto de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada ya indicó en 2015 las prioridades de la Congregación para los años siguientes, centradas en la que consideraba la principal emergencia de la actualidad: «acoger a los refugiados y a los pobres». «En ese sentido, me gustaría optimizar el uso de nuestras estructuras, reutilizar las grandes casas en favor de actividades que satisfagan más las necesidades actuales de evangelización y caridad, la adaptación de las actividades a estos nuevas necesidades».

Hace solo unos meses, en una entrevista para Última Hora, el cardenal afirmó también que «muchas cosas de la tradición, muchas que son de la cultura pasada, ya no sirven más». En ese sentido, citó «formas de vida» que están «ligadas a nuestros fundadores», como, por ejemplo, «una forma de rezar, una forma de vestir, dar más importancia a ciertas cosas que no son tan importantes y a otras que sí son importantes, dejarlas un poco». Para Tadié, estos comentarios y otros similares sugieren que están «cristalizando dos visiones de la vida contemplativa y de las prioridades de la Iglesia».

 

9 comentarios

 JCA
Lo de «superar el aislamiento de los monasterios» demuestra que el que lo escribió no tiene ni idea de la vida monacal, de sus orígenes («monacos») ni de su historia, y desprecia su vocación.
16/01/20 7:40 PM
 
 pacomio
Dios quiera que no se busque un negocio inmobiliario con la supresión de los monasterios.
DIOS TENGA MISERICORDIA, y no libbre de estos aires dictatoriales que soplan
16/01/20 7:42 PM
 
 alma
Sus motivos tendran;pero no sé porque ,me recuerda mucho a esas expropiaciones de inquilinos con visión especulativa
16/01/20 8:11 PM
 
 Anacoreta
Una cosa es humanizar ciertas situaciones penosas, de sanidad, de asistencia, mantenimiento y atención, y otra muy distinta es la de desmantelar y eliminar la vida contemplativa; esa vida que los amantes de la Teología de la Liberación veían y reconocen como inútil. No han pensado, o, tal vez sí, en el gran servicio que mutuamente se prestaban las comunidades religiosas contemplativas y los fieles vecinos del lugar; a veces solos tenían la asistencia espiritual de esos centros de oración. Tal vez por eso los cierran, porque al demonio no le gusta, la vida contemplativa es su enemiga. Triste escuchar a monjas contemplativas, jóvenes y mayores, decirte: nos vamos porque el Obispo no nos quiere. Tenga Dios piedad y misericordia de su pueblo. Y pobres pastores el día del juicio final.
16/01/20 8:18 PM
 
 PEDRO
Conozco a dos ordenes conventuales. El " hambre de Dios y la vocación " no pueden finalizar. hay ordenes de clausura que se llenan de jóvenes universitarios. La oración continua ,“es el abono imprescindible para la salvación”. Así un párroco sin oración deja sin FE a su parroquia. La vida sin DIOS carece de sentido, y hay muchas almas sedientas de vivir la plenitud con DIOS.
Estamos saturados de mundanal, y hay muchas almas, pegadas a las rocas del mundo, como las lapas en las rocas de la playa.
“Alguien, o un hecho especial”, “no lejano”, provocara que no haya plazas suficientes en los conventos y se llenaran los seminarios de vocaciones.
Aún falta el DÍA, en que las campanas de la “conversión masiva” llegue a muchísimas almas, y el Espíritu Santo extenderá las Gracias necesarias, para seguir cumpliendo con la misión de la salvación en este mundo.
Si el cambio climático, y las causas a las que se " culpa ", son una solemne estupidez, pues es otro el motivo, la “SOLUCIÓN” a la perdida del sentido de la trascendencia, esta en un camino espiritual diferente, y jamás la clausura fue una equivocación.
Y ¡¡ serán católicos laicos, ( luego religiosos ) los que promoverán esa “primavera dichosa de salvación y de camino hacia el CIELO” ¡¡.
16/01/20 8:37 PM
 
 enrique
Esta noticia de la vida religiosa contemplativa en disminucion, la comparamos con otras noticias que nos dicen que cada vez los cristianos practicantes van disminuyendo. Y tambien oimos y lo palpamos: Europa se esta descristianizando. Es un echo palpable; y lo cierto es que eso va en detrimento de la convivencia social, pues tambien se palpa.
Volviendo ala diversidad de criterios, sobre todo dentro de la gerarquia, si vid activa o vida de oracion nos conduce al Evangelio, que es el referente para aclarar posturas. Dios habla en el Evangelio y a El hay que recurrir todo bautizado sin aparyar al Papa.
Jesus dice: " maria ha elegido la mejor parte".Ahi lo dejo. enrique.
16/01/20 9:19 PM
 
 Jorge Madrid
Fatal la destrucción de la vida conventual. La clausura es el corazón de la Iglesia y sin ella se nubla por la razón, perdiendo su corazón.
María fue contemplativa en su misión y no acogió ni a indigentes ni a pobres de corte económico. Acogió en su Inmaculado Corazón a la Pura Concepción.
Y eso hace la clausura y en eso radica su trabajo fundamental, en acoger a Cristo en un corazón sin mal.
Acabar con la clausura es ir contra la Cristo Encarnación y moverse en la razón
Fatal para la Iglesia.
16/01/20 10:03 PM
 
 Mª del PIlar
Es un poco descconcertante, para ellas y para todos, aunque sean pocas en los conventos, son ejemplo para todos, ayuda con su oración,...y sobre todo compañía para "el Abandonado".
¡Que el Señor las sostenga con su Gracia y la Virgen las ampare bajo su manto!
Seguiremos pidiendo por las vocaciones!
16/01/20 11:38 PM
 
 D.S.
Mas eu tinha certeza que vivemos um novo pentecostes no Concílio Vaticano II e o sinal inconteste disso era o aumento das vocações, assistência a missa, fervor na fé católica, seminários indo de vento em popa, etc...
Como alguém ainda pode se negar a enxergar algo que é tão claro?
17/01/20 12:56 AM
 
 
16/01/20 www.infocatolica.com
Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén