Viernes, Febrero 21, 2020

Política de Estado


Jueves, 13 Febrero 2020 11:03

La Iglesia realiza esfuerzos para vencer el coronavirus en Bangladesh

Frente al miedo que causa el nuevo coronavirus en Bangladesh, la Iglesia Católica hace todo lo posible para apoyar a las personas en el país, especialmente con el trabajo de médicos católicos que afrontan la crisis que golpea el sur de Asia.

Según señala UCA News, los médicos y especialistas en la salud católicos en Bangladesh se han unido a las autoridades estatales para combatir los crecientes temores públicos derivados del brote mortal del nuevo coronavirus.

Los Coronavirus (CoV) son una gran familia de virus que causan enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio del Medio Oriente (MERS-CoV) y el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS-CoV), según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El coronavirus covid-19 es una nueva cepa que no se ha identificado previamente en humanos. El brote actual se informó por primera vez en Wuhan, China, el 31 de diciembre. Luego se extendió a varias provincias chinas, lo que llevó al gobierno a cerrar varias ciudades.

Más de 1.100 personas han muerto y más de 44 mil han sido infectadas por el virus, informaron medios globales.

La Comisión de Salud de la Conferencia Episcopal Católica de Bangladesh (CBCB) celebró su taller anual en Dhaka (Bangladesh) este 9 de febrero, donde tuvo como uno de los temas principales una campaña de concientización por el virus.

Unos 50 funcionarios y especialistas de la salud católicos de las dos arquidiócesis y seis diócesis del país asistieron al programa en la secretaría de la CBCB.

Los participantes discutieron un análisis comparativo de las políticas de salud nacionales y eclesiásticas, así como esfuerzos renovados para priorizar la conciencia y el tratamiento de enfermedades importantes como la diabetes y la presión arterial alta.

La Iglesia está muy preocupada por el brote de coronavirus y quiere hacer todo lo posible para apoyar a las personas, señaló el jefe de programas de salud de Cáritas Bangladesh, Dr. Edward Pallab Rozario.

“La gente tiene mucho miedo ya que el virus mortal ha infundido un clima de miedo. La Iglesia y Cáritas han estado trabajando juntas a nivel de base, para que las personas sepan cómo pueden evitar infectarse tomando medidas como mantener la limpieza”, dijo Rozario.

Además, el médico resaltó la importancia de la conciencia sobre el virus para las personas en las zonas rurales, ya que hay muchos trabajadores migrantes.

“La Iglesia y Cáritas tienen acceso al nivel de base, y estamos aprovechando esta ventaja para llegar a tanta gente como sea posible”, agregó.

Dipok Ekka, miembro de la comisión de salud en la Diócesis de Rajshahi, dijo a UCA News que la Iglesia ya ha comenzado a comunicarse con personas en áreas remotas para informarles sobre el brote de coronavirus.

El coronavirus en Bangladesh

El miedo al brote de coronavirus se ha apoderado de Bangladesh en las últimas semanas, debido a la llegada de ocho pasajeros que regresaron de Wuhan, el epicentro del brote, el 1 de febrero, los cuales fueron ingresados ​​en un hospital estatal en Dhaka al presentar alta temperatura corporal.

Bangladesh continúa permitiendo vuelos hacia y desde China, pero ha instalado mecanismos de detección en todos los aeropuertos internacionales para identificar posibles infecciones.

Los ministros del gobierno advirtieron que la infección por coronavirus está a punto de poner en peligro la economía de Bangladesh, una nación del sur de Asia donde una cuarta parte de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

El ministro de Comercio, Tipu Munshi, dijo que el comercio con China ha caído en picado desde el brote a medida que las importaciones y exportaciones se desploman.

Las exportaciones de alimentos congelados, incluidos el cangrejo y la anguila, destinados principalmente a China, han disminuido en las últimas semanas, mientras que las importaciones de materias primas para el vital sector de la confección del país se han visto afectadas, dijo el ministro a los periodistas el 11 de febrero.

"Nuestro mercado local y nuestra economía sufrirán si el brote en China persiste", dijo. 

 

 

12/02/20 www.aciprensa.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén