Domingo, 01 Marzo 2020 09:28

Procede la Causa de martirio y avanza la beatificación del salesiano Elia Comini

Los Consultores Históricos de la Congregación para las Causas de los Santos expresaron su opinión positiva sobre la «Positio suppletiva super martyrio» del sacerdote salesiano, P. Elia Comini.

Los Consultores Históricos de la Congregación para las Causas de los Santos expresaron el martes 25 de febrero su opinión positiva sobre la «Positio suppletiva super martyrio» del sacerdote salesiano, P. Elia Comini, quien fue asesinado en 1944 por los nazis en la masacre de Monte Sole, en los Apeninos boloñeses, Italia.

La «Positio» fue redactada luego de que la misma Congregación de la Santa Sede concediera el pasado 22 de febrero de 2019 que la causa iniciada del sacerdote sobre sus virtudes heroicas - «super virtutibus» -, podía ser estudiada desde su martirio - «super martyrio». Esto a raíz de nuevas pruebas históricas documentales del salesiano.

Fue el propio Rector Mayor de los Salesianos, P. Ángel Fernández Artime, quien pidió formalmente al Prefecto de la Congregación para las Causa de los Santos, Cardenal Angelo Becciu, que la causa del Sirvo de Dios fuese estudiada como Causa de martirio.

Así, el 8 de octubre 2019 el Postulador General de los Salesianos, P. Pierluigi Cameroni, a solicitud de la Congregación para las Causa de los Santos, entregó la «Positio» relativa al martirio del P. Elia Comini. El documento fue escrito por la doctora Lodovica Maria Zanet, siendo Mons. Maurizio Tagliaferri su ponente.

El P. Elia Comini nació el 7 de mayo de 1910 en Calvenzano, ciudad situada en la provincia italiana de Bolonia. Fue alumno de la escuela salesiana de Finale Emilia, donde tiempo después pidió hacerse religioso. Realizó un año de noviciado en Castel de Britt, haciendo su primera profesión religiosa en 1926. Tras la muerte de su padre, Claudio, el joven es adoptado espiritualmente por Mons. Fidenzio Mellini, Arcipreste de Salvaro, también en Bolonia, quien había conocido a San Juan Bosco. Terminó su formación en Turín, y luego se graduó en Letras clásicas por la Universidad de Milán. Fue ordenado sacerdote el 16 de marzo de 1935.

Su ministerio sacerdotal lo ejerció en las escuelas salesianas de Chiari y Treviglio, donde fue también maestro, caracterizándose por su caridad pastoral, su amabilidad y carácter paternal con los jóvenes.

Durante el verano de 1944 viaja a Salvaro para estar con su ya anciana madre, Emma, y ayudar a Mons. Melluni. Desafortunadamente la zona se convirtió en epicentro de conflicto en el contexto de la Segunda Guerra Mundial entre las fuerzas aliadas, los partidarios y los nazis. De inmediato el P. Comini se hace cercano con los habitantes, dispuesto para las confesiones, en la predicación.

Junto con otro sacerdote, el P. Martino Capelli, socorría a los refugiados, visitaba a los detenidos, curaba a los heridos, enterraba a los muertos, siempre dando esperanza a los que sufrían por causa de la guerra, incluso poniendo en peligro su propia vida.

El 29 de septiembre de 1944, cuando se dirigían hacia Grizzana, donde había ocurrido una cruel matanza, ambos sacerdotes son detenidos por los nazis, que creyeron que los presbíteros eran espías. Hubo varios intentos para que fuesen liberados, incluso el alcalde del pueblo, Emilio Veggeti, un día solicitó: «Entre sus prisioneros hay un sacerdote, libérenlo», pero el P. Comini decía: «o nos liberan a todos o a ninguno».

En el tiempo de su detención, los sacerdotes son despojados de sus vestiduras y sus insignias, siendo fuertemente humillados. Ya en cautiverio son asesinados en Pioppe di Salvaro, junto con un grupo de ancianos e incapacitados. Era el 1 de octubre de 1944.

Cuentan que en los último momentos de su vida el P. Comini sostuvo con fuerza su Breviario y fue cruelmente golpeado en sus manos, pese a ello acompañó a los moribundos cantando las Letanías, y que el P. Capelli, también fuertemente golpeado, invocó el perdón y bendijo a los compañeros en agonía.

 

3 comentarios

 pacomio
La Congregación Salesiana, Purísima Gloria de la Iglesia.
San Juan Bosco, ruega por nosotros.
29/02/20 3:09 PM
 
 Miguel Rodríguez Ruiz
¡Cuántos mártires y santos ha dado la Congregación Salesiana a la Iglesia! Demos gracias a Dios por ello.
29/02/20 8:00 PM
 
 Palas Atenea
"Desafortunadamente la zona se convirtió en epicentro de conflicto en el contexto de la Segunda Guerra Mundial entre las fuerzas aliadas, los "partidarios" y los nazis. De inmediato el P. Comini se hace cercano con los habitantes, dispuesto para las confesiones, en la predicación".
Supongo que quisieron decir los "partisanos". Pues con ellos también había que tener cuidado porque la mayoría eran comunistas y después de la guerra mataron muchos sacerdotes.
1/03/20 8:08 AM
 
 
29/02/20 www.infocatolica.com