Viernes, Junio 05, 2020

Política de Estado


Sábado, 04 Abril 2020 10:44

Obispo americano prohíbe la misa ‘ad orientem’ en plena pandemia

El obispo norteamericano de Boise, en Idaho, Peter Christensen, ha ordenado a sus sacerdotes que celebren la misa de cara al pueblo y no de cara a Dios, lo que, aparte de que pueda parecer abusivo -la forma tradicional ‘ad orientem’ es perfectamente lícita sin necesidad de pedir un permiso previo al ordinario-, resulta un tanto absurdo cuando no hay ‘pueblo’ alguno al que encarar.

Porque resulta que nada más hacer públicas sus ‘instrucciones sobre liturgia’, Christensen, obispo de Boise, canceló la celebración de los sacramentos en toda su diócesis. La celebración ‘ad orientem’, que ha sido la única forma durante toda la historia de la Iglesia hasta la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II, fue ‘liberada’ por el anterior pontífice, Benedicto XVI, en su motu proprio Summorum pontificum. Aunque la misa tradicional nunca ha sido abolida, su celebración exigía previamente la autorización expresa del ordinario de la diócesis.

De hecho, el veto de Christensen no se refiere a la misa tradicional, sino a la postconciliar, que permite una gran diversidad de modalidades, entre ellas la celebración ‘ad orientem’. La postura habitual de la misa Novus Ordo, con el sacerdote celebrando de cara a los fieles, se justifica como un medio de fomentar la participación de los fieles y subrayar el aspecto comunitario de la celebración. Pero ahora, con los sacerdotes celebrando en solitario, supondría dar la espalda al altar para encarar a nadie en absoluto. Es decir, no parece tener el menor sentido.

Pero Christensen no quiere que se introduzcan entre su clero las malas costumbres de la rigidez tradicionalista que podrían desarrollarse en estos días de soledad litúrgica, y apela para justificar su curiosa prohibición a la “armonía y unidad”.

Christensen prohibió también recibir la Comunión de rodillas e instruyó a los sacerdotes para que no utilicen reclinatorios o comulgatorios, pues éstos pueden implicar una “preferencia para arrodillarse”. Además, Christensen quiere que se le informe la celebración de toda Misa Tradicional en latín, “junto con la frecuencia y la asistencia”.

No hay que decir que, salvo en las misas retransmitidas por algún medio telemático, el obispo no tiene forma de saber si sus sacerdotes están o no siguiendo fielmente sus instrucciones.

 

51 comentarios en “Obispo americano prohíbe la misa ‘ad orientem’ en plena pandemia
  1. Rosae

    Hijo del bergopachamama!

  2. Jk

    El “católico” obispo prohibiendo a su diosesis que sean catolicos, al carajo este vejete modernista, vaya a encenderle hierbas magicas a la pachamama junto a Bergoglio

  3. Uno

    Otro obispo que pasa de los anatemas de excomunión de Trento pero exige cumplir el Vaticano II.
    A los fariseos les pasaba lo mismo, exigían a los demás cumplir las leyes que ellos se inventaban y no cumplian con las leyes de Dios.

    1. Rosae

      Estamos contigo en la defensa de la Misa tradicional. Ahora bien, dejenos con sus historias de fraternidad de san Pio X. Es que se te ve venir, hombre. Se te ve preparado a saltar a la yugular de los que estan de acuerdo con Vaticano II.

      1. Uno

        Piensalo bien, si Lefebvre no hace nada, ahora no tendríamos ninguna misa Tradicional pues los de San Pedro no habrían existido ni ninguno de eclesia dei. Es la Fraternidad la que le exigió a Benedicto lo del motu propio. El sedevacantismo, el sedeprivacionismo y los conclavistas serían las unicas facciones de la iglesia que tendrían la misa católica verdadera y son cuatro gatos todos juntos, y para colmo no está clara la sucesión apostólica de las consagraciones episcopales de monseñor Thuc.

        1. Anonimo

          Asi es Uno, concuerdo en todo. No hay peor ciego que el que no quiere ver!

        2. Rosae

          Perdone, pero la Fraternidad no exigio nada a Benedicto XVI. Ya desde los primeros momentos de su pontificado dijo que la unidad que Cristo espera de sus discipulos necesita, ademas del dialogo, de ciertos gestos. Y para crear aun mas el clima de dialogo, por un motu propio establecio que en la Iglesia catolica habia un rito en dos formas: extraordinaria y ordinaria. Dicho sea de paso, la Misa tradicional nunca fue suprimida por el Concilio Vaticano II. Desde entonces unos cuantos obispos en el mundo catolico celebran segun la forma extraordinaria. Y a mi me parece bien.

          1. Ramon

            ¿que la misa tradicional nunca fue prohibida? Pues en el documento Conferentiarun Episcopalium de la congregación para el culto divino en 1974 dice: “La celebración de la Misa, sea en latín o en vernácula es legal solo de acuerdo a los ritos del Misal Romano promulgado por la autoridad de Pablo VI el 3 de abril de 1969. En relación a las normas emitidas por esta congregación para los sacerdotes que por razón de edad o de dolencia experimente serias dificultades en usar el nuevo orden del misal romano o leccionario, está claro que el ordinario podrá permitirles el uso de la editio typica del Misal Romano de 1963”.
            Es decir, no prohibieron la misa tradicional, solamente prohibieron el uso del misal que contiene la misa tradicional, que al final termina siendo lo mismo. Una prohibición de la Misa de la Iglesia, misa, que por cierto, nadie podía ni podrá prohibirla. Pero gracias a ese decreto, obligaron a los curas del mundo entero a celebrar la Misa de siempre.

        3. Martín Bilotta

          Algunos no se toman un descanso ni con el coronavirus. O mejor: encontraron una excusa con él…

  4. Belzunegui

    Los que admiten y propalan el error, el mal y la fealdad se ven en la necesidad de prohibir la verdad, el bien y la belleza, para no quedar demasiado en evidencia. La misericorditis es así. El coronavirus está sacando fuera, si es que antes no había salido ya, lo peor de lo peor de ella.Gracias a Dios. Así antes empezaremos a reconstruir, con la ayuda del Cielo.

  5. TELÉMACO

    En la ceremonia de ordenación presbiteral el ordenando promete respeto y obediencia al obispo diocesano y a sus sucesores.
    Pero actuaciones como estas van a provocar que más de uno lo mande a la mierda de palabra
    Y digo de palabra porque de pensamiento….. ya debe estar bien embadurnado

  6. CIcognani Gaetano

    La obendiencia debe ser total, absoluta, màs no un remedo de obediencia.

    La obediencia es por Cristo y en Cristo. ………………. No se debe ordenar “arbitrariedades” ni ofender los derechos religiosos de nadie ni sus obligaciones.

    O cubrir indicaciones absurdas de juegos………………

    Es comprensible el temor de algun Obispo de hoy a la Misa Tradicional. Es comprensible.

    La fidelidad de su Pueblo la tendrà siempre. Y de su clero. Tal como el la imagina, la piensa y la desea.

    Dejen en paz y no toquen a los lefebvrianos. Ellos tambièn quieren en el alma y con todo su corazòn ser verdaderamente obedientes a Dios y a toda legìtima autoridad, especialmente al Papa actual y a cada Obispo local.

  7. Belzunegui

    HUNGRÍA, POLÍTICA PRO NATALIDAD QUE FRUCTIFICA. Ungheria, le politiche per la natalità danno frutti

    Nel gennaio 2020 il tasso di natalità ungherese è cresciuto del 9,4% rispetto al gennaio 2019. I figli per donna sono aumentati da 1,4 a 1,6 e i matrimoni addirittura del 100%. Segno del legame tra nozze e bambini, che smentisce l’immigrazionismo alla Soros. Il Paese di Orbán insegna che le politiche di sostegno – culturale ed economico – alla famiglia hanno solo bisogno di tempo per funzionare.

    1. Belzunegui

      Lo cuenta Giuliano Guzzo en La Nuova Bussola Quotidiana, de lectura obligada y que también tiene edición en español, aunque con mucha limitación de artículos, por ahora.

  8. Alvar

    CONSEJOS Y TRUCOS

    ¿Cómo saber si tu obispo es del Nuevo Orden Mundial y no tienes que hacerle ni pajolero caso?

    ¡Esto es lo que dice tu sentido común!

    Cuando veas que tontea con el ad orientem, las devociones, las reliquias, las indulgencias, el demonio, las posesiones, el exorcismo, el rosario…

    ¡Sí sí, que sí, es un esbirrillo de la Agenda Mundial…!

  9. Rosae

    Don Ramon: insisto que el Concilio Vaticano II nunca suprimio la Misa tradicional. Otra cosa es que la gran mayoria de la Iglesia siguio el ritual promulgado por san Pablo V. Aquel que queria celebrar la Misa tradicional podia hacerlo con permiso de su Obispo. Ademas Benedicto XVI lo dijo también con ocasion de la promulgacion de su motu propio. Si no, entonces como san Padre Pio pude seguir celebrando la Misa tradicional hasta su muerte después de dicho Concilio. Ustedes pretenden tener el monopolio de la verdad y, asi dificilmente habra unidad. Pienselo!

    1. Joan

      Lo de la Misa Antigua es una de las mayores estafas del Vaticano II, pero estafa-mentira, y no lo digo por el Concilio, sino por su espíritu de ruptura con el catolicismo, que chafó el espíritu de continuidad. Cosas como ésa han desprestigiado a un Concilio que fue bueno.

  10. Rosae

    Don Ramon; y ademas de lo ya dicho quiero que se percate de una cosa. El documento que me cita es segun usted de 1974. Anos después de la clausura del Concilio. Si usted me cita un texto del Concilio Vaticano II en el que se dijo que la Misa tradicional quedaba suprimida, entonces le haré caso. Hasta entonces, me mantengo en lo que dice el gran teologo Joseph Ratzinger que fue ademas perrito en aquel concilio.

  11. Jonas

    Administrador infiel, se cree dueño de la iglesia de su señor.Oremos por la unidad de la iglesia , la santidad de de los sacerdotes y vocaciones sacerdotales y religiosas.

  12. xxx

    Mentira .

    Las misas de los primeros tiempos eran como la Última Cena

    1. Rosae

      Vale, pero nos podria facilitar datos, bibliografias al respecto? A partir de Cuando? No, por nada. Pero quiero cultivarme. Me puede ayudar?

    2. Anonimo

      En la ultima cena todos miraban a Jesucristo, no al pueblo, Rosae usted se engaña, el concilio vaticano 2 persigue la misa tradicional y destruye la doctrina de Cristo.

  13. Chema

    La pregunta que me surge cuando leo este tipo de “noticias” es ¿cuánto tiene esto de señalar con el dedo acusador a los que lo “hacen mal”?. Y una pregunta subsiguiente: ¿Cuánto tiene esto de católico? Pues eso. Pero vosotros, a lo vuestro.

  14. Acólito burgalés

    Los sacerdotes no tienen porque obedecer a ese obispo en esto, y les amparan las normas litúrgicas. En el Misal Romano pone perfectamente que la misa puede celebrarse mirando al altar (ad orientem), y la Constitución de Sagrada Liturgia del Concilio Vaticano II, Sacrosanctum Concilium, también pone que se puede celebrar así. Y yo entiendo que la autoridad del Misal Romano y de las rúbricas está por encima de la de los obispos en materia litúrgica, y, por tanto, como el Misal está por encima del obispo, en caso de contradicción es al Misal a quien hay que obedecer.

    1. Joan

      Exacto, es que toda norma del obispo tiene que estar motivada en el principio de legalidad y jerarquía normativa. Un decreto de un obispo no puede ir en contra de una norma obligatoria de una Constitución u otra norma de rango superior. Y si se enfada es su problema, y si emprende represalias, hay que denunciarlo. Y sus tonterías no se obedecen, porque son nulas de pleno derecho, no existen como norma jurídica imperativa.

  15. Acólito burgalés

    Luego por otra parte está la lógica, no solo la norma, sino la lógica.

    Porque es de lógica que en las misas sin pueblo es más correcto celebrar cara a Dios. El propio Misal Romano supone que en la misa sin pueblo el sacerdote mira al altar y no al ausente pueblo, porque pone (OGMR) que en los momentos en que el sacerdote se dirige al ministro (en las misas sin pueblo ayuda al celebrante un ministro) lo hace “volviéndose hacia el ministro”, y otras expresiones similares, que denotan que el propio Misal da por hecho que el sacerdote en la celebración sin pueblo mira al altar, y por tanto dando la espalda al ministro que le asiste, ya que se tiene que “volver hacia el ministro” para dirigirse a él en los momentos de la misa en que el sacerdote dialoga con el pueblo, por ejemplo al decir: “el Señor esté con vosotros”, o para impartir la bendición.

    1. Acólito burgalés

      En cualquier caso, para los sacerdotes que se empeñen en celebrar la misa sin pueblo mirando al pueblo (mirando a la nada), ya sea por obediencia al negligente obispo que sin tener autoridad para ello le obliga a celebrar así o por otra razón, siempre queda el recurso infalible de poner la cruz en el centro del altar, así por lo menos el celebrante mira al verdadero sacerdote que es Cristo, a la vez que recuerda que el Santo Sacrificio de la Misa es una actualización en el tiempo del Sacrificio de la Cruz.

      La Cruz siempre debería estar en el centro, en la misa con pueblo también es lo más correcto.

  16. Quique Fernández

    Cuando alguien es capaz de afirmar que “la celebración ‘ad orientem’, que ha sido la única forma durante toda la historia de la Iglesia hasta la reforma litúrgica del Concilio Vaticano II” a mí se me acciona en modo casa cada:
    1. Una sonrisa que acompaña al pensamiento “anda flojo de formación”;
    2. Una disculpa para evitar pensar “la ideología le puede más que la fe”;
    3. E inevitablemente pienso, en consecuencia: “si en algo tan elemental hace aguas… como voy a considerar ni tan siquiera mínimamente el resto”.
    4. Y tan solo una duda: realmente se lo cree o lo dice porque sabe que su público se lo aplaudirá.
    y 5. Pues sí, para echar unas risas no ha estado mal. Porque, la verdad, para tomár melo en serio… qué difícil me lo ponéis.

    1. Rosae

      Usted tiene razon: de hecho la unificacion de los distinctos ritos en la Iglesia latina se realizo en el Concilio de Trento. Antes habia una gran diversidad de ritos y la manera de celebrar la Misa era diferente segun los lugares y las autoridades eclesiasticas. El Concilio pidio al Papa Pio V la revision del misal romano y su ampliacion a toda la Iglesia latina en 1570.

    2. Joan

      Sólo hay dos maneras de celebrar, por lógica y racionalidad, al menos en el catolicismo: el altar tiene cuatro lados, los lados nunca se ha celebrado. Sólo quedan dos lados, ad orientem y ad populum. En consecuencia, la diversidad de ritos referidos a la posición del sacerdote, sólo se reducen a dos. La pluralidad de ritos tiene su razón de ser en las diferentes fórmulas empleadas dentro de la celebración de la Palabra y la celebración Eucarística. Y en los católicos orientales tienen el iconostasio, que afortunadamente, no lo han tocado con toda esta locura que desató el Vaticano II… y que lo conserven. La orientación ad populum ha sido un fracaso definitivo, no ha significado ninguna ventaja para el catolicismo en este 2020. Todo quedó en ir a peor.

      1. Acólito burgalés

        También hay altares en nuestras iglesias que tienen solo tres lados, porque están anexados a la pared o al retablo, en los cuales es evidente que en el único lado en que se puede celebrar es mirando al retablo. Por tanto en dichos altares, cuando se celebra, es obligado hacerlo cara a Dios porque así te obliga la colocación del propio altar.
        De hecho es el caso de la foto que encabeza este artículo, un altar donde el papa Francisco celebró mirando a Dios porque el propio altar donde celebró por su forma obliga a esa forma de celebración.

  17. Jose

    Bueno, la iglesia puso el rito tridentino, luego la iglesia puede quitarlo o volverlo a poner

  18. Manolo

    Bien hecho!!! Esas babosadas que no son más que caprichitos de gente inmadura deben desaparecer y al que no le guste que se vaya a la mierda

    1. Rosae

      Argumenta un poco, hombre. O es que no tiene ni idea? Manolito…

  19. luis

    La misa de espaldas al pueblo no es de “siempre” estudie liturgia y sabrá que apareció en el segundo milenio.

    1. Acólito burgalés

      No diga misa “de espaldas al pueblo”, mejor diga misa “mirando a Dios”. Es más correcto.

      La misa “de espaldas” es lo contrario de lo que dice usted. Precisamente la misa “de espaldas” es en la que se mira al pueblo, por que en ella se da la espalda a Dios. Entonces, copiando el ejemplo de usted, voy a llamar a la misa cara al pueblo “misa de espalda a Dios”.

      El destinatario de la Misa es Dios, no el pueblo.

      Le guste o no le guste es así.

      1. Manolo

        Esa babosada es misa de culum ad popolo

      2. Manolo

        La misa cómo se dice hoy es misa de cara a Dios presente en su pueblo, déjate de pendejadas. Lo que un día fue, no será más. Estamos en pleno siglo XXI y ustedes enfrascados en puras pendejadas

        1. Acólito burgalés

          Como se nota que usted no entiende nada de liturgia!
          Que atrevida es la ignorancia!
          Cuando no se tiene ni idea lo mejor es callarse.
          Hay realidades que son eternas, estemos en el siglo que estemos, lo siento, pero que estemos en el siglo XXI no sirve para suprimir la Misa como si fuera algo del pasado: el propio Cristo mando que perpetuasemos su propio Sacrificio. Luego, el estúpido argumento de que estamos en el siglo XXI no me sirve. Argumenta mejor tus opiniones, cómo hacemos los demás

        2. Acólito burgalés

          Además, el verdadero sacerdote de la Misa es Cristo. El sacerdote humano no es más que un ministro del altar, por tanto, la mirada del pueblo y la del sacerdote tienen que tener una dirección común: el crucificado. Ahí es donde hay que mirar, es donde tienen que mirar todos en Misa, a la Cruz.

          La Cruz es el punto común donde deben converger todas las miradas.

          Yo en Misa casi nunca miro al sacerdote, aunque la celebración sea cara al pueblo, siempre miro a la cruz del altar. Al sacerdote solo le miro en los momentos en que dialoga con el pueblo, por ejemplo cuando dice “la paz del Señor esté siempre con vosotros”, etc.

        3. Acólito burgalés

          Es más, en las misas ad orienten el sacerdote se tiene que voltear para “dialogar” con el pueblo en los momentos de la misa en que se dirige a él. Por tanto, insisto en que es una falacia lo de misa “de espalda al pueblo” ya que en estas misas el sacerdote sí que mira al pueblo cuando lo tiene que mirar. Es más visual, se ve perfectamente en que momentos de la celebración el sacerdote se dirige a Dios y en qué momentos se dirige al pueblo. No se presta a confusión sobre quién es el destinatario de las palabras del celebrante

  20. Joan

    El culto ad orientem o ad Deum: la oración y el culto hacia el este (ad orientem/ad Deum: una oración orientada) es “en principio, sencillamente, la expresión del mirar hacia Cristo en cuanto lugar de encuentro entre Dios y el hombre. Expresa la forma cristológica fundamental de nuestra oración… Orar en dirección al oriente significa salir al encuentro del Cristo que viene. La liturgia dirigida al oriente efectúa, por así decir, la entrada en el curso de la historia que se mueve hacia su futuro, hacia el cielo nuevo y la tierra nueva que en Cristo nos salen al encuentro” (El espíritu de la liturgia, pág. 91). Volviéndonos juntos hacia Cristo en la iglesia vemos cómo “nuestra oración se inserta, de esta forma, en la procesión de los pueblos hacia Dios” (El espíritu de la liturgia, pág. 98).

    1. Joan

      El culto ad orientem es así una forma muy poderosa de recordarnos para qué estamos en Misa: para encontrar a Cristo, que sale a nuestro encuentro. Hablando en la práctica, esto significa que las cosas aparecerán un poco diferentes, porque en estas Misas el sacerdote, cuando está en el altar, mira en la misma dirección que la asamblea. Más específicamente, cuando habla a Dios -como en las oraciones y en la Plegaria Eucaríastica-, mira en la misma dirección que el pueblo, esto es, hacia Dios (ad Deum). Por usar una expresión muy querida para San Agustín, lo hace literalmente “mirando hacia al Señor” presente en el Santísimo Sacramento. En contraste, cuando habla al pueblo, se vuelve hacia ellos (versus populum).

      1. Joan

        Celebrar la Misa ad orientem / ad Deum, es una de las prácticas más antiguas y más consistentes en la vida del Iglesia: forma parte de cómo la Iglesia entendió siempre el culto debido a Dios. Incluso hay un instinto del homo religiosus naturalis de volverse hacia Dios, no hacia el pueblo: el pueblo no es Dios. Uwe Michael Lang publicó un libro sobre esto titulado “Volverse hacia el Señor”.

        Esto significa que la celebración de la Misa ad orientem no es una forma de arqueologismo [cfr Pío XII, Mediator Dei, 78-83, n.n.], es decir, hacer algo solo porque es antiguo, sino más bien hacer algo que siempre se ha hecho. Esto significa que el culto versus populum es extremadamente nuevo.

  21. Belzunegui

    LA SOMBRA DE SOROS ES ALARGADA Y ES CONTRA LA FAMILIA ¿ QUALE SOCIETÀ APERTA ?
    Soros cavalca il virus per attaccare la famiglia

    Luca Volontè La Nuova Bussola Quotidiana

    Sul sito della Open Society, la fondazione di George Soros, parte un inaudito attacco alla famiglia, con un editoriale che identifica nel nucleo familiare costretto alla quarantena dall’epidemia l’origine di tutte le violenze e i soprusi. Non è un caso unico: molta stampa rema contro la famiglia sperando in un boom di divorzi.

  22. Uno

    Hay una cosa que todavía no he visto en este artículo, que es seriedad. La principal presencia de Cristo, está en la hostia. “Esto es mi cuerpo…esta es mi sangre”. ¿Cuando habrá alguien serio que diga esto?, Que la Eucaristía sea haga “versus Orientem” o “versus populo”, es algo indiferente mientras tengamos claro que está en la Eucaristía, es el único sitio en que Cristo se comprometió a estar.

    Lo que hizo Trento, fue unificar. Cada país, cada cultura tenía un rito. Decir que la misa de Trento, fue que hizo Cristo, también es poco serio, antes de Trento había muchísimas formas de celebrar misa, por ejemplo, en España tenemos el rito mozárabe, existe también el ambrosiano…. por decir algunos que todavía perduran. Y si quieren pasemos a la Iglesia católica de ritos orientales: caldeo, melquita copto….

    Sólo hay tres cosas que permanecen: Palabra de Dios, Consagración y comunión. El resto varía enormemente.

    1. Acólito burgalés

      Si
      Pero recuerda que el verdadero tema de este artículo y del presente “debate” es la prohibición ilícita por parte de un obispo de celebrar la misa versus Deum. En el misal actual, edición impresa en 2016 en lengua española, pone que se puede celebrar mirando al altar. Por tanto el obispo no tiene autoridad para prohibirlo. Ese era el tema de la conversación. Por su puesto que el centro es Cristo como usted dice. Claro que el centro de la Misa es Cristo.
      Pero el asunto a tratar es el que le expongo yo: y la conclusión es la que he dicho, que el obispo no tiene autoridad para prohibir una forma de celebrar Misa, y los sacerdotes tienen derecho a celebrar de esa forma diga lo que diga el obispo. Todo lo que se diga fuera de esto, aunque esté bien argumentado y sea correcto, está de más.

  23. Uno

    Por cierto, también habría que recordar algo que todavía nadie ha dicho, sólo lo dijo Cristo, persona que parece que aquí importa poco:
    “donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18,20).
    Hacer la misa de cara al pueblo, es hacerla de cara a Cristo en persona, puesto que él está en medio de esa comunidad. Creo que haríamos mejor en escuchar a Dios, y pensar menos en costumbres.

    1. Acólito burgalés

      Si
      Pero recuerda que el verdadero tema de este artículo y del presente “debate” es la prohibición ilícita por parte de un sacerdote de celebrar la misa versus Deum. En el misal actual, edición impresa en 2016 en lengua española, pone que se puede celebrar mirando al altar. Por tanto el obispo no tiene autoridad para prohibirlo. Ese era el tema de la conversación. Por su puesto que el centro es Cristo como usted dice. Claro que el centro de la Misa es Cristo.
      Pero el asunto a tratar es el que le expongo yo: y la conclusión es la que he dicho, que el obispo no tiene autoridad para prohibir una forma de celebrar Misa, y los sacerdotes tienen derecho a celebrar de esa forma diga lo que diga el obispo. Todo lo que se diga fuera de esto, aunque esté bien argumentado y sea correcto, está de más.

  24. Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo./" rel="external nofollow ugc">MARIELA

    Ni en epidemias dejan que nos volvamos a Dios. Bueno, en epidemias modernas, está visto que es cuando menos nos dejan mirar a Dios

  25. canali_

    ¡Bien por el obispo!
    A ver si estos carcas supersticiosos apostatan de una vez y dejan en paz a la Iglesia y al Papa.

     

     

    03/04/20 www.infovaticana.com

Valora este artículo
(0 votos)
Inicia sesión para enviar comentarios

Santo Tomas Moro

El hombre no se puede separar de Dios, ni la política de la moral.

Nuestra Señora de las Rosas - Mensajes

 

Mensajes a  Maureen Sweeney-Kyle

 

 

 

 

 

“Como hijos de la Nueva Jerusalén,

 

ustedes deben afrontar la corrupción

 

que está consumiendo el corazón del

 

mundo. 

 

La decadencia moral no tiene límites." ...

 

lea más: amorsanto.com 15-09-2009

 

 

 

Primer vínculo vital e irremplazable

Dale el pecho a tu niño hasta los 2 años de edad, como mínimo.

Monumento al no nacido - Eslovaquia

 

 

 

 

Políticas de Estado en Perú

Conozca las exitosas políticas de estado de Perú

Cántico de David 1 Cro 29 10-13

 

 

 

Bendito eres, Señor,

 

Dios de nuestro padre Israel,

 

por los siglos de los siglos.

 

 

Tuyos son, Señor, la grandeza y el poder,

 

la gloria, el esplendor, la majestad,

 

porque tuyo es cuanto hay en cielo y tierra,

 

tú eres rey y soberano de todo.

 

 

De ti viene la riqueza y la gloria,

 

tú eres Señor del universo,

 

en tu mano están el poder y la fuerza,

 

tú engrandeces y confortas a todos.

 

 

Por eso, Dios nuestro,

 

nosotros te damos gracias,

 

alabando tu nombre glorioso.

 

 

 

 

 

Oración a Sta. María, Señora de la Gracia

Resultado de imagen para inmaculado corazon de maria

 

Santísima Virgen María

 

Señora de la Gracia

 

Te ruego me concedas tener

 

Un profundo conocimiento intelectual

 

De tus virtudes virginales

 

Una intensa experiencia vital

 

De tu ternura de madre

 

Y una constante actitud

 

De consagración total

 

A tu Inmaculado Corazón

 

Y que

 

Por el conocimiento

 

El amor

 

Y la consagración

 

Pueda hacerme

 

Un poco más semejante

 

A tu tan querido Hijo

 

Mi Salvador y Señor

 

Jesucristo

 

Amén