Miércoles, 19 Agosto 2020 05:39

Eden Invitation: un ministerio para ayudar a los homosexuales a ser fieles a Cristo y miembros de la Iglesia

Shannon Ochoa y Anna Carter han fundado Eden Invitation, un nuevo ministerio de formación, apoyo y acompañamiento a todos aquellos católicos que sienten atracción por personas de su mismo sexo y a la vez quieren vivir fieles a Cristo alejados de una vida de pecado.

 

Shannon Ochoa recuerda haber reconocido que se sentía atraída por las mujeres desde muy joven. A partir de los 13 años estaba «muy entusiasmada» con las charlas de castidad y la firma de una promesa de pureza (ndr: iniciativa de jóvenes cristianos que surgió a finales del s. XX). Pero también se dio cuenta de que las charlas que estaba escuchando solo abordaban la sexualidad desde una perspectiva heterosexual.

«Muchos de los consejos que recibías eran sobre el sexo opuesto, así que cuando estás sentada ahí, enamorada de tu amiga a tu lado en la charla de mujeres, piensas, 'Oh, ¿qué hago? '»

Por un tiempo, dijo Ochoa, su estrategia fue no decir nada. En general, su experiencia de personas que hablaban sobre la atracción por personas del mismo sexo estaba dentro de un contexto político; esto fue en la época en que California estaba votando sobre la legalización del matrimonio homosexual.

«Entonces pensé, 'Bueno, me voy a callar; no le cuentes a nadie sobre esto '», dijo Ochoa a CNA. «Porque eso siempre es útil, ¿verdad?» bromeó. «¿No tener un espacio para procesar?»

Finalmente, a través de su relación con Dios y los demás, Ochoa llegaría a confrontar su atracción por el mismo sexo y a lidiar con lo que eso significaba para ella como cristiana católica.

Eden Invitation, al servicio de los fieles homosexuales

Hoy en día, Ochoa es una de los fundadoras de Eden Invitation, un ministerio relativamente nuevo en la Iglesia Católica que busca brindar una comunidad, acompañamiento y recursos para las personas que experimentan atracción por el mismo sexo o disforia de género y que desean seguir a Cristo y las enseñanzas de la Iglesia Católica. .

«Existimos para crear espacios para recibir a la persona en su totalidad, para desarrollar sistemas de apoyo mutuo y para empoderar para un discipulado cristiano maduro», afirma Ochoa en un video introductorio para el ministerio.

Tanto Ochoa como Anna Carter, la otra fundadora de Eden Invitation, dan crédito a sus sólidos antecedentes de fe por brindarles el marco y el amor por Dios necesarios para permanecer y prosperar en la Iglesia Católica como personas que experimentan la atracción por el mismo sexo.

No fue realmente hasta que Ochoa se involucró con el ministerio en su campus universitario en la Universidad de Madison Wisconsin que ella «encontró a la persona de Jesús, de una manera realmente cruda, donde yo sabía que él me veía, él me conocía y tenía un lugar para mí en su Iglesia », dijo.

Si bien algunos pueden ver la enseñanza de la Iglesia como opresiva, ya que llama a las personas con atracción por el mismo sexo a vivir castamente, Ochoa sabía que nunca podría dejar la Iglesia.

En cierto modo, dijo, «sabía demasiado», no podía negar el amor de Dios o la verdad de las enseñanzas de su Iglesia. Aseguró que había rezado muchas veces, y a través de la oración el Señor le había librado de cualquier falsa disculpa cristiana de la práctica de la homosexualidad, «revelando la ley natural y su impacto en la persona humana y nuestra sociedad, así como en nuestro medio ambiente. Está tan profundamente entretejido ... eso es difícil de negar para mí».

Shannon explica la manera en que vivir como católica con atracción por el mismo sexo se ha convertido poco a poco en parte de su ministerio. Incorporó la enseñanza de la Iglesia sobre este tema en los estudios bíblicos que dirigía, y poco a poco comenzó a atraer a participantes en dichos estudios ya amigos que estaban luchando con las mismas preguntas que ella, sobre cómo vivir una vida plena en la Iglesia como católica experimentando atracción por personas del mismo sexo.

«Había un anhelo en mi corazón por conocer y comprender mi experiencia que no parecía que se hablara de ella en la Iglesia, pero también hay un anhelo en espacios más seculares», dijo.

Después de graduarse de la universidad, Ochoa trabajó en diferentes puestos ministeriales, y fue entonces cuando conoció a Anna Carter, quien compartió con ella la visión de un ministerio que acompañara a los católicos que experimentan atracción por el mismo sexo o disforia de género que quisieran seguir la enseñanza de la Iglesia.

«Yo estaba discerniendo sobre ello y se lo dije a algunos amigos míos, uno de los cuales era Shannon», dijo Carter a CNA.

«Y luego (Shannon) dijo: 'Es gracioso que eso sea lo que estás discerniendo. Déjame contarte sobre mi vida », recordó Carter.

«Fue muy hermoso, porque cambió inmediatamente la perspectiva», dijo Carter. «Creo que inicialmente mi idea fue allgo como "voy a hablar y escribir sobre esto"».

Carter y Ochoa comenzaron a pensar en sus experiencias y en lo que las mantuvo en la Iglesia:

«¿Por qué nos mantuvimos católicas? ¿Por qué seguimos aquí? ¿Qué teníamos que tal vez no tuvieran otras personas que dejaron la Iglesia? ¿Qué nos gustaría tener?»

Que otros puedan vivir la fidelidad a Dios

Tanto Carter como Ochoa coincidieron en que ambas compartían un fundamento sólido de teología y formación en la vida cristiana, pero lo que más anhelaban era que otras personas entendieran esa experiencia y que les apoyaran como amigos y como discípulos cristianos.

«Y realmente de ese espacio surgió este sueño y este deseo de dar una comunidad a las personas, además de formación», dijo Carter.

Eden Invitation establece una comunidad a través de sus clubes de lectura semanales, que se reúnen virtualmente para discutir libros sobre varios aspectos de la persona humana desde la perspectiva de una antropología cristiana. Actualmente, están leyendo la Exhortación Apostólica del Papa San Juan Pablo II, Christifideles Laici.

También tienen una plataforma comunitaria online, así como retiros espirituales ocasionales, entre otras reuniones más informales.

Persona integral

El ministerio adopta lo que Ochoa y Carter llaman un enfoque de «persona integral» para la formación humana. El lema en el sitio web del ministerio dice «Invitación Edén: personalidad original más allá del paradigma LGBT+». Quieren explorar no solo lo que la Iglesia enseña sobre la atracción hacia personas del mismo sexo, sino también «¿qué significa ser humano?»

«Ser miembro del cuerpo de Cristo, ser un templo del Espíritu Santo, esa es nuestra identidad más profunda», dijo Carter.

«Decimos no a ciertas cosas, porque tenemos un sí realmente rico y dinámico a lo que significa ser un ser humano», agregó. Se inspiran en santos que vivieron como personas solteras, como Dorothy Day o el beato Pier Giorgio Frassati. Hablan de lo que significa vivir una vida sólida como una persona soltera, casta y seglar en la Iglesia.

Carter dijo que le gusta usar imágenes del Jardín del Edén en algunas de sus charlas sobre este tema. En el jardín del Edén en el libro de Génesis, hay un árbol que está fuera del alcance de Adán y Eva: Dios ordena que no lo toquen. Para las personas que experimentan la atracción por personas del mismo sexo, dijo Carter, también hay un «árbol», por así decirlo, que está «100% prohibido».

«Si nos pasamos la vida dando vueltas alrededor de ese árbol y suspirando tras ese árbol, por supuesto que no vamos a pensar en que hay posibilidades. O si toda la enseñanza y todas las explicaciones sobre esta experiencia están obsesionadas con decirnos una y otra vez que no vayamos al árbol, ¿a dónde vamos a mirar? ¡Al árbol!», explica Carter. «Com bien sabes, la verdad es que tenemos la gestión del jardín, y ahí es donde encontraremos nuestra vocación y misión».

Deseo de crecer en santidad

Carlos Martínez, miembro de Eden Invitation, dijo que aprecia mucho la comunidad que ha encontrado dentro del ministerio.

«Todos experimentamos puntos débiles y sufrimientos a través de esto dentro de la Iglesia y fuera de la Iglesia, pero tener a otras personas a tu alrededor que comprendan lo que has experimentado ... ha sido un testimonio de la belleza de lo que es el ministerio y lo que Edén realmente se esfuerza por lograr, que es el deseo de crecer en santidad con Dios a través de esto».

Martínez es de Texas pero actualmente vive en la ciudad de Nueva York como estudiante en la Universidad de Columbia. Dijo que estaba «sorprendido» cuando se mudó a Nueva York al ver tantas parroquias católicas ser tan abiertas sobre sus ministerios para las personas del espectro LGBT.

«No digo eso en tono negativo», dijo Martínez. Era una apertura que aún no había encontrado, y muchos de estos ministerios estaban comprometidos en «hermosas formas de caridad apostólica» como visitar centros de salud para hombres homosexuales o comenzar estudios bíblicos. Pero muchos de los ministerios con los que se encontró Martínez estaban más preocupados por reafirmar su atracción por el mismo sexo y no enfatizaban la enseñanza verdadera y clara de la Iglesia.

Fue muy diferente de su experiencia como católico en Texas, donde la enseñanza de la Iglesia era presentada claramente «... pero luego no hay comunidad, no hay relación con Cristo».

Los ministerios disponibles para las personas que experimentan la atracción por el mismo sexo o la disforia de género dentro de la Iglesia, y que también quieren seguir las enseñanzas de la Iglesia con respecto a la sexualidad, son pocos. Courage es un ministerio que existe para apoyar a las personas con atracción por el mismo sexo que quieren ser fieles a la Iglesia, pero Martínez dijo que Eden Invitation le atraía por su enfoque de persona integral y porque sus miembros tendían a ser más jóvenes que el miembro promedio de Courage. .

Para Martínez, fue necesario pasar por un tiempo de mucha oración y discernimiento para encontrar dónde sentía que el Señor le estaba llamando a estar.

«Yo solo rezaba para estar bien, ¿dónde está el Espíritu Santo en todo este ruido?« Martínez dijo. «Realmente quiero ser abierto sobre esto. Quiero compartir mi testimonio».

«A través de mucha oración y guía del Señor ... donde creo que el Espíritu Santo está más presente es en lo que se está haciendo en Eden Invitation».

En los retiros de Eden Invitation, Martínez dijo que ha podido tener conversaciones francas con los sacerdotes, a quienes anima a hablar más abiertamente sobre cómo las personas que experimentan atracción por el mismo sexo pueden vivir plenamente como católicos, en lugar de tomar una experiencia única. otro enfoque de afirmación o apologética.

¿Por qué no se habla en la Iglesia de esto?

«No lo escuchas en las homilías, no lo escuchas en un grupo, en un entorno de conversación con una actividad o dentro de un estudio bíblico. La única vez que pude hablar de eso fue a través de la confesión y de Courage », dijo 

«¿Por qué este no es un tema del que podamos hablar en Misa? Hay miedo a la reacción de la congregación, hay miedo a perder donantes, hay miedo por todas partes», dijo Martínez.

«¿Cuándo hemos cedido al miedo como iglesia? ¿Los apóstoles cedieron al temor cuando fueron los únicos que recibieron y conocieron la Palabra de Dios y tuvieron que confiar en el Señor para hablarle al mundo acerca de sus buenas nuevas y su gloria? No»

Martínez quiere alentar a las personas que ministran a adolescentes y adultos jóvenes a ser abiertos sobre este tema, ya que la mayoría de las personas comienzan a reconocer los deseos o atracciones del mismo sexo a una edad bastante temprana. Les anima a tener conversaciones francas al respecto, a ser compasivos y claros acerca de lo que enseña la Iglesia y a estar informados sobre los recursos disponibles para ellos, como Eden Invitation.

Dijo que espera que en algún momento fuera fácil para los católicos que experimentan atracción por el mismo sexo ser abiertos sobre sus experiencias y encontrar amistades auténticas dentro de la Iglesia.

Para Martínez, dijo que dentro de Eden Invitation, «Me siento como mi yo pleno y auténtico, y me ha permitido salir con todos. Realmente ha sido transformador para otros hombres y mujeres que experimentan esto cuando puedo compartir mi historia, y para las personas cercanas a mí que no experimentan esto».

«Es muy liberador poder expresarme y ser yo mismo, sabiendo que mis expresiones, la forma en que estoy feliz y lo emocionado que me siento por las cosas, mi personalidad, todo proviene del amor (de Dios). Todo es amor, y nada sobre mí, sobre quién soy, es una deserción o es alguna forma de rechazo de Dios. Al contrario, me permite estar más cerca de Él».

Para Ochoa, Eden Invitation le ha dado un sentido de esperanza y empoderamiento dentro de la Iglesia.

«Es un espacio para encontrar alegría y esperanza. Creo que esa es una de las características que hemos visto en nuestra comunidad. No nos estamos tomando a la ligera toda la situación, pero hay una cierta ligereza en poder reírse de algunos matices de esta experiencia».

Además, y quizás lo más importante, otra clave de la comunidad, para Ochoa y otros, ha sido «tener una sensación de hogar. Hogar en la Iglesia»

 

13 comentarios

 Generalife.
Es una iniciativa muy buena. Acabarán denunciados
17/08/20 10:07 AM
 
 Guillermo PF
También San Agustín pedía a Dios castidad... "pero todavía no".
----
LF:
Sí, cuando aun creyendo en Dios uno no es realmente cristiano, se piden cosas absurdas. 
Obviamente san Agustín acabó pidiendo y recibiendo el don de la castidad. 
17/08/20 2:16 PM
 
 Luis Piqué Muñoz
Todos somos Pecadores, se trata de Combatir con uno mismo para No Caer en la Tentación. En el Caso de la Sodomía, evitar los Pensamientos Impuros y sobretodo ejercer la celestial y salvadora ¡Redentora! Castidad. Son valientes ¡Humildes! estos Cristianos ¡van contraCorriente y sufrirán Persecución, sobretodo por parte de los mismo sodomitas soberbios ¡junto a los satánicos Progresistas de la Tiranía democrática y el Nuevo Nazismo Feminista! que se consideran los Mejores y más Libres! ¡Muera la Sodomía! ¡Viva la Humildad! ¡Viva la Castidad! ¡Viva Dios!
17/08/20 3:33 PM
 
 José Luis (OFS)
Cuando Jesús iba de una ciudad a otra, predicando la conversión, pueblos que había pecadores como en Sodoma, no llegaron a convertirse ninguno, ni siquiera viendo los milagros. Otros que parecían haberse convertido, en un tiempo volvían al vómito de sus pecados impuros. Los Apóstoles veían como recaían algunos que parecían dar esperanza de conversión. Y en ese tiempo había fe, pero los pecadores que destruyen el propio cuerpo con pecados repugnantes, no llegan a convertirse.
Que lo mismo parece estar con Cristo hoy, y antes de llegar al día siguiente, vuelve al pecado.
San Pablo enseña que los que viven según la carne nunca pueden agradar a Dios, sino que manifiestan odio.
Para estar con Cristo, ha de ser criatura nueva, lo viejo pasa, y todo es nuevo. Y la vida según Cristo Jesús, la homosexualidad ya no existe, mientras no recaiga de nuevo al pecado. Ya no debe ser homosexual, sino convertido, y esto es cada día, cada instante debe permanecer, en extrema vigilancia, porque el demonio le resulta hacer caer a tantas alma. Les engaña haciéndoles creer que ya está con Cristo, y de repente, lo tira por tierra.
Hace tiempo leí, de una persona que dijo que había triunfado sobre la homosexualidad, pero nunca ha contado con el conocimiento de la Palabra de Dios, ni la oración pura, y defiende precisamente ese pecado de Sodoma. Esto no es una conversión.
17/08/20 4:30 PM
 
 sofía
De acuerdo en que es una iniciativa buena. Espero que no acaben denunciados porque realmente no se ve ningún motivo de denuncia. No hay discriminación respecto a los heterosexuales, por el contrario se afirma q pueden vivir en castidad lo mismo unos q otros. Y nadie está siendo coaccionado en su elección.
17/08/20 6:06 PM
 
 Feri del Carpio Marek
No sé si lo tienen en cuenta, pero la Iglesia enseña que la atracción al mismo sexo es un desorden en sí mismo, de manera que lo prioritario es tratar de curar ese desorden o enfermedad, algo que la experiencia está demostrando que es posible en un porcentaje significativo de casos.
17/08/20 6:25 PM
 
 Andrés
Extraordinaria iniciativa. No me extrañaría que acabasen denunciadas por la policía del pensamiento, que en nombre del libertinaje prostituye a la Libertad.
17/08/20 8:37 PM
 
 Anacoreta
Yo conozco algunos casos como aquí se relata, de personas con esa atracción que viven en castidad teniendo y viviendo en una plena vida espiritual y cristiana, entregados al servicio de los demás. Eso demuestra que es posible. Recemos por ellos.
17/08/20 8:40 PM
 
 Rafaelus
José Luis:
Lo que pasa es que la homosexualidad no sólo es pecado, también es inconveniente por anormal y conflictiva, es una desventaja social muy grave, por eso muchos la reprimen y la ocultan para vivir una existencia más convencional y lograr beneficios económicos y sociales que son más difíciles de acceder para los homosexuales reconocidos. Por eso muchos hasta se casan en falso y logran forzar una familia con hijos aunque nunca dejan de sentir y desear como lo que por dentro nunca dejan de ser. Pero mientras logran sus objetivos sociales y económicos, eso les satisface lo suficiente para no aspirar a una conversión religiosa que les perturbaría su interior. Son personas que se contentan con hacerse su paraíso incompleto y temporal en este mundo efímero y lo demás lo dejan a Dios en quien han dejado de confiar aunque no es creíble que osen defender la "sodomía" porque ellos mismos la condenan por pragmatismo mundano, pero el alma humana es compleja.
Los que defienden los derechos homosexuales son más los modernistas, buenistas, liberales y quienes expían culpas por haber acosado a otros.
Saludos.
17/08/20 9:42 PM
 
 Angie
Hay que evitar llamar homosexual a una persona con atracción al mismo sexo porque identificarse como homosexual también es un pecado mortal. Por eso San Pablo dijo que ni los afeminados ni los homosexuales heredaran la vida eterna. Es decir es pecado auto identificarse como homosexual o gay tanto como practicar el pecado. Hay que aclararlo Porque muchos jóvenes caen en el error de llamarse a si mismos homosexuales y sabemos que nadie nace homosexual. Y los lobbys gay quieren confundir a los jóvenes creándoles seudo identidades para tenerlos prisioneros y atrapados de por vida. Y con la ayuda de Dios todo el que es tentado ya sea con una atracción al mismo sexo o cualquier otro pecado puede ser libre. No podemos caer en el GRAVE error de etiquetar a nadie como homosexual.
---
LF:
Angie, el Catecismo no dice que tener tendencias homosexuales sea en sí mismo pecado. Y el que las tiene, las tiene.
17/08/20 10:05 PM
 
 Mariana
Llama la atención que se diga que la Iglesia no ha enseñado sobre esto.
Que gran delicadeza para tratar de este tema que siempre ha sido motivo de confesión. Y cuyo remedio se encuentra en la observancia de los 10 Mandamientos.
La Virgen en Garabandal nos advirtió: muchos sacerdotes van por el mal camino arrastrando tras de sí a muchos fieles.
17/08/20 10:33 PM
 
 InfoCatólica
Agustín, no permitimos que se publiquen emails personales.
18/08/20 7:47 AM
 
 Pedro Amate de Torrejon
Todos los errores , pecados , desórdenes y enfermedades del alma ; se curan dejando a Nuestro Señor Jesucristo reinar en nuestra alma.
" Que no reine el pecado en vuestros corazones de manera que los obedezcais ".
Me parece un Excelente Ministerio.
19/08/20 11:52 AM

 

 

17/08/20 www.infocatolica.com