Martes, 01 Diciembre 2020 05:04

Francia: celebran misa en la calle para sortear la limitación del aforo

Fieles franceses han organizado una misa en la calle en el centro de Francia para protestar contra la incomprensible y discriminatoria limitación del aforo en el culto público en el país vecino.

El último y draconiano paquete de medidas para luchar contra la pandemia aprobado por el gobierno de Macron en Francia -con una envidiable oposición de buena parte del episcopado francés- permite después de un mes el culto público pero con un tope de 30 personas independientemente del tamaño del templo. Un grupo de fieles tradicionalistas de Clermont ha encontrado el ‘truco’ para celebrar la Santa Misa superando dicho límite.

Y es que el mismo decreto que prohibía la celebración litúrgica -y ahora limita a 30 fieles- sí permite, en cambio, las manifestaciones (una de las razones que evidencian que las medidas no tienen una finalidad principal o meramente sanitaria). Así que estos fieles han decidido celebrar una misa tradicional, en latín, en plena Plaza de la Victoria de Clermont-Ferrand, en el centro de Francia, frente a la misma catedral, y llamarla oficialmente “protesta”.

A la ceremonia asistió un centenar de fieles, y fue un pequeño botón de muestra de una resistencia a la tiranía que pretende acabar con el culto católico que otros católicos de Francia imitarán sin duda, y que refleja la insospechada vitalidad de la vida de fe del país más castigado históricamente por el laicismo militante.

 

12 comentarios en “Francia: celebran misa en la calle para sortear la limitación del aforo”
  1. Usar la Santa Misa qué es el la renovación incruenta y real del Santo Sacrificio de Jesucristo en la Cruz como acto de protesta es una atrocidad. La Santa Misa un acto público de adoración Dios, un acto salvífico por nuestros pecados, un acto de petición de gracias ir a impetración de perdón por nuestros pecados. Pero jamás un acto de protesta. A ver si delante de estos masones vamos a acabar perdiendo la fe y convirtiéndonos en un movimiento social.

    1. No diga usted majaderías. Misa, Cena, Asamblea… todo vale mientras quienes las promueven y celebran tengan claro de qué se trata. ¿Le vale “Sagrada Liturgia” de los ortodoxos? Tienen más redaños los hermanos católicos franceses que los capones de la Conferencia Episcopal Española. Y la Misa sí es un acto de protesta contra el amo de este mundo. Y de rebeldía contra la repugnante enarquía francesa que ya lleva demasiado tiempo vistiendo el delantalito en sustitución de la casulla. Y además la Misa no actualiza solamente la muerte de Jesucristo: su esencia es la Redención, para la que nada sirve un muerto más, sino la Resurrección, que da sentido a todo lo demás.

    2. Vamos vamos que se entiende completamente la razón de llamarla protesta . No vamos con los fariseismos ahora que antes nadie reclamaba por los abusos litúrgicos.

    3. Contra la prohibición de la Misa se protesta diciendo Misas. ¿Usted qué haría, pondría una reclamación al Defensor del Pueblo? ¿Crearía una ONG? ¿Un hashtag?

  2. Una protesta no, o no debería ser. Es la celebración del Santo Sacrificio del Altar, bien dentro o fuera es adoración a Dios y están actuando conforme a uno de los principios de Derechos Humanos que es el derecho a la libertad religiosa y de culto. Tanto derechos humanos y tanta pamplina de estos progretas de salón para no cumplir ninguno y en camino de eso vamos cada día se ve mucho mejor.
    Están vivos, han hecho algo, dan testimonio y muestran su Fe, tomen nota aquí en España donde todo son complacencias, tabues, miedos y charlatanería barata. Les han puesto la zancadilla y no se han enterado, han caido en ella con gusto y mientras las calles llenas, los parques a rebosar, el black friday ese nos salvará del abismo y si no lo harán los políticos más inútiles y nefastos desde por lo menos hace dos siglos.
    Unos por miedosos y conformistas y otros por ser vagos redomados que son funcionarios del altar y malos.

  3. Si no se pueden celebrar misas en los templos, por problemas de aforo, me parece magnífico que las hagan en la calle, que también es de Dios. ¿ Protestar ? Pues también.¡ Ojalá hubiera más protestas de este tipo ! Seguro que a Dios le encantan, pues defienden sus derechos. Me sumo a lo uno y lo otro, con especial entusiasmo.

  4. El consejo de Estado ha declarado efectivamente que la limitación (30 personas, y no importa el aforo) tenía que ser revista. Sin embargo y por el momento, los franceses siguen esperando el nuevo decreto del gobierno
    Bravo a los fieles que tratan de hacer cambiar las absurdas directivas del gobierno francés que suele mostrarse muy severo con los más débiles y obedientes entre los franceses, y que se hace débil y pusilánime frente a los fuertes que imponen su ley por ciertos barrios (tráfico de drogas, coches quemados, etc).

  5. Las misas deberian ser al aire libre, si el tiempo no lo impide, para que muchos sepan , del sacrificio en la cruz, los masones y sus amos se retuercen , y fomentarán asesinatos.

     

     

    30/11/20 www.infovaticana.com