Jueves, 31 Octubre 2013 12:35

Chile y Colombia, los países con la policía más confiable

Por: Darío Mizrahi

La inseguridad es la mayor preocupación en la región, y se agrava porque pocos confían en las fuerzas de seguridad. ¿Cómo hicieron los países que lograron mejorar el perfil y la eficiencia de sus agentes?

Para ser policía de calle en Chile hay que pasar por una instrucción de 1 año y medio. En Argentina pueden ser 1 o 3 años, según la fuerza, y en Colombia es 1 año. En varios países centroamericanos, que están entre los más violentos del continente, hay que hacerun curso de apenas 6 meses.

En España, la capacitación de un agente toma entre 2 y 3 años y medio. En Estados Unidos son 2 años promedio.

Pero más allá de las diferencias en el tiempo de formación y en los planes de estudio, los mayores contrastes se encuentran en la rigurosidad con la que se selecciona y educa a los aspirantes, y en cómo se los evalúa durante su carrera.  

"Uno de los trabajos más complejos del mundo es el policial. Tiene múltiples funciones muy difíciles que no puede realizar cualquier persona, y que requieren equilibrio emocional y contar con muchas herramientas metodológicas y tácticas", explica Jorge Araya Moya, especialista en seguridad ciudadana de la Universidad de Chile, en diálogo conInfobae.

"Mandar a la calle a un muchacho de 20 años que pasó sólo 6 meses en una escuela de formación que apenas le dio un barniz muy general sobre cómo disparar y algunas cosas más, es un riesgo para el funcionario y para la ciudadanía. Es no valorar la función policial", agrega.

¿Pero cuáles son los países latinoamericanos que mejores resultados han obtenido en la formación de sus fuerzas de seguridad?

"Hay dos policías que se destacan en América LatinaCarabineros de Chile y Policía Nacional de Colombia. ¿Qué tienen? Hay un esfuerzo grande por atraer a los mejores. Para eso cuentan con un sistema de bienestar social muy integral para los agentes y sus familias. Así, el oficial piensa dos veces antes de meterse en problemas, porque tiene mucho que perder", explica Hugo Acero Velázquez, ex secretario de Seguridad de Bogotá, en diálogo con Infobae.

Según el Barómetro Global de la Corrupción 2013, que realiza Transparencia Internacional,Colombia y Chile son, junto a Uruguay, los países en los que la policía tiene los mayores niveles de confianza ciudadana. ¿Cómo lo consiguieron?

Chile: la policía disciplinada

Hay dos policías nacionales que funcionan de forma autónoma, bajo la órbita del Ministerio de Interior: Carabineros de Chile y la PDI (Policía de Investigaciones de Chile).

Carabineros es una fuerza uniformada que tiene entre sus funciones la prevención y la persecución del delito, el control del transito y el mantenimiento del orden público. Tiene entre 40 y 45 mil integrantes.

"Los suboficiales, que son los agentes comunes y corrientes, pasan por mecanismos de selección muy rigurosos: el postulante debe contar con una hoja de vida intachable y hastase investiga su historia familiar, para asegurarse de que no haya personas comprometidas con delitos. Luego entra en un período de formación de 1 año y medioen la escuela de suboficiales", dice Araya Moya.

"Para los oficiales -continúa- el mínimo de formación inicial es de 3 a 4 años, y luego de cumplir determinado período de servicio tienen que volver a formarse, no en la escuela de oficiales, sino en la academia superior de ciencias policiales. Allí realizan una especialización que dura 2 años".

La PDI es una policía civil, compuesta por detectives. No actúa en la prevención, sino por orden de los fiscales y los tribunales de justicia, para investigar científicamente. Tiene unos 8 mil integrantes.

"La selección también es muy rigurosa -dice Araya Moya-. Al ser aceptados, pasan por unperíodo de instrucción de 4 años, del que salen con el titulo de detectives. A lo largo de su carrera tienen la oportunidad de asistir a cursos de especialización".

Otra de las claves del éxito de la policía chilena es el gran sentido de pertenencia que tienen sus integrantes, lo que se relaciona directamente con que están formados con disciplina militar.

"El agente pertenece a la institución en plenitud y tiene que estar disponible a cualquier hora.No está sujeto al código de trabajo ni al de otros funcionarios públicos, y hasta tiene quepedir autorización para casarse", cuenta Araya Moya.

"Esto tiene una parte positiva y una negativa. Por un lado, los hombres tienen un gran compromiso con la institución, lo que le da mayor solidez y la hace menos permeable a la corrupción -los casos de irregularidades de este tipo son muy poco frecuentes- y a otros males presentes en las policías latinoamericanas. Pero por otro es como si se crearan un mundo aparte, lo que los separa un poco de la ciudadanía, y favorece que se vean involucrados en casos de exceso de violencia", agrega.

Colombia, el país que regeneró a sus fuerzas de seguridad

Gracias a una profunda depuración de la policía, realizada durante los años 90, el país consiguió en pocos años que la institución pasara de tener uno de los niveles de desaprobación más altos de la región, a ganar una amplia aceptación.

"Antes la policía tenía una credibilidad del 17%, pero se avanzó en un proceso de transformación por el que salieron más de 15 mil agentes por corrupción y otros problemas. Como era una fuerza muy militarizada, se comenzó a dar una formación concontenido más civilista, ligada a entes académicos, pero sin abandonar el foco en la persecución del delito. Aún persisten elementos militaristas, pero se avanzó mucho", dice Acero Velázquez.

Como ejemplo de los cambios introducidos, el especialista señala la profesionalización de la formación, que antes no superaba los 6 meses en algunos casos, y que hoy se hace en un curso de 1 año, mucho más riguroso en sus exigencias.

También se profesionalizó la carrera policial. "Para llegar a ser un general de la República en términos policiales -dice- son casi 25 años de servicio y hay que pasar por muchos ascensos. Y para ascender es necesario asistir a un nuevo curso de 6 meses o 1 año. No es que por ser amigo del presidente alguien se va a quedar con el cargo".

Acero Velázquez resume las claves del éxito en tres puntos. "Lo primero es una buena selección, para, como en cualquier empresa, tener los mejores empleados. Segundo, una buena capacitación. Y tercero, bienestar social para los agentes y sus familias, con salud y educación para sus hijos, espacios de recreación, y buenos salarios. Sólo así se puede ver a la policía como una buena carrera y atraer a los mejores jóvenes", explica.

Según una encuesta reciente, la policía colombina tiene un 58% de confianza entre los ciudadanos.

Los claroscuros del caso argentino

No es fácil dar una idea general de cómo es la formación policial en Argentina, porque es un país federal en el que, a diferencia de Chile y Colombia, si bien hay una fuerza nacional, cada provincia tiene su propio cuerpo de seguridad.

Pero se puede tomar como referencia a las policías más importantes: la PFA (Policía Federal Argentina), que depende del Ministerio de Seguridad Nacional y tiene jurisdicción en todo el país -aunque centra su accionar en la Ciudad de Buenos Aires-, y la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que es la más numerosa del país.

En el caso de la bonaerense, su plan de estudios es de 1 año y está organizado en dos módulos: el primero en la Escuela "Juan Vucetich" y, el segundo en el territorio, ya como agentes.

"La escuela Vucetich está bastante atrasada tecnológicamente, y los requisitos de ingreso no son los mismos que en países como Estados Unidos. Tampoco la paga", dice a infobaeMartín Etchegoyen Lynch, Doctor en ciencias penales, miembro de la Asociación Internacional de Analistas Delictuales y director de Crime Down Consulting.

La Policía Federal tiene un régimen de instrucción más exigente. Los criterios de admisión suponen no tener antecedentes penales y "gozar de buen concepto social", medir un mínimo de 1,60 o 1,65 metros, según se trate de mujeres o de varones, tener título secundario y aprobar una serie de exámenes físicos y teóricos.

Los admitidos ingresan a la Escuela Federal de Suboficiales y Agentes, donde reciben 3 años de adiestramiento.

"En Argentina hay un promedio de formación policial de 2 años. En algunos casos se ha reducido a 1 año, lo cual puede ser muy bueno o insuficiente. El problema es el diseño de los planes de estudio, no su duración. No es necesario aprender oratoria o filosofía del derecho, necesitamos un patrullero que sepa cómo reaccionar en una crisis. Esto se puede conseguir con un curso de cuatro meses de teoría y cuatro de práctica", explica Luis Vicat, comisario retirado y consultor en seguridad, en diálogo con Infobae.

"Hay que rediseñar las políticas de formación policial. Si no, vamos a seguir aplicando un sistema antiguo para enfrentar nuevas formas de delito", agrega.

España y Estados Unidos, dos modelos exigentes

En Estados Unidos el sistema de enseñanza también es muy estricto y regulado, y ponemucho énfasis en la preparación física.

"El currículum de una academia policial dura 26 semanas. Luego de ello, el aspirante egresa como novato y busca la acreditación estatal mediante un examen llamado Peace Officer Standard Training (POST). Una vez pasado el POST puede trabajar en cualquier ciudad del Estado, y normalmente en cualquier Estado, ya que la certificación es muy similar. Esto es una ventaja a la hora de la movilidad del policía", explica Etchegoyen Lynch.

"El entrenamiento es muy intensivo y técnico -continúa-, y si bien hay algunas academias mejores que otras, la mayoría sigue programas similares, y están equipadas con muy buena tecnología, como prácticas de tiro virtuales, con simuladores de enfrentamientos armados. Luego, la escuela sigue en la calle con un mentor".

Para ser agente del Cuerpo Nacional de Policía de España es necesario pasar por la Escuela Nacional de Policía. Pero no cualquiera puede ingresar, ya que hay que pasar una serie deexigentes pruebas de oposición.

La primera es de conocimientos generales (legales, de lenguaje y culturales) y capacidades psicotécnicas, la segunda es de aptitud física, la tercera es una entrevista, la cuarta es el reconocimiento médico, y la quinta es un ejercicio voluntario de idioma.

La preparación para esas pruebas se realiza en academias especiales, y demanda entre 1 y 2 años. En ese período, la dedicación debe ser prácticamente exclusiva.

Aquellos que obtuvieron los mejores resultados en los exámenes ingresan a la Academia Nacional de Policía de Ávila, donde se realiza un curso de formación intensivo que dura 9 meses en su fase teórica.

Los que aprueban todas las asignaturas pueden pasar a la etapa de instrucción práctica, que se realiza en una comisaría a lo largo de 8 meses. Recién entonces son agentes plenos.

Pero la instrucción no culmina en ese momento, ya que es necesario asistir periódicamente a los cursos que se dictan en el Centro de Actualización y Especialización. Esta es condición sine qua non para escalar posiciones en la institución, en tanto todos los ascensos se deciden por concurso.

 

infobae.com  22-09-2013