Lunes, 18 Enero 2021 11:31

El número de nacimientos de personas con síndrome de Down en Europa se ha reducido a la mitad

Existen diferencias considerables entre países, que van desde la no reducción del porcentaje de bebés que nacen con SD en Malta, donde el aborto está muy restringido, hasta una reducción del 83% en España.

El crecimiento de la detección prenatal en Europa ha reducido el número de bebés que nacen por año con síndrome de Down (SD) en un promedio de 54%, según un nuevo estudio publicado en el European Journal of Human Genetics .

Como cuenta Michael Cook en BioEdge, los mismos investigadores, del Hospital General de Massachusetts, encontraron en 2016 que una disminución del 33% de bebés con SD por año en los Estados Unidos como resultado de abortos.

«Las personas con síndrome de Down se contaban esporádicamente, de manera inconsistente o no contaban en absoluto, según el país», dice Brian G. Skotko, autor principal del estudio. «Pero sin una estimación precisa, es imposible que los legisladores y las organizaciones de defensa determinen cuántos recursos y servicios de apoyo se necesitan para su población con síndrome de Down». Sus datos se presentan tanto en el estudio como en una hoja informativa .

Los investigadores también querían establecer una línea de base de las tasas de natalidad con síndrome de Down y las tasas de abortos antes de la adopción generalizada de nuevos exámenes prenatales no invasivos (NIPS). Las nuevas pruebas de detección pueden detectar la probabilidad de una condición cromosómica en un feto a las nueve semanas de gestación, después de lo cual una futura pareja puede optar por realizar una prueba genética definitiva. A medida que el NIPS esté ampliamente disponible, se espera que nazcan menos bebés con SD.

El NIPS se introdujo en los EE. UU. en 2011, pero aún no ha sido ampliamente cubierto por los sistemas nacionales de atención médica en los países europeos. «Los países que están lidiando con decisiones de financiamiento para NIPS ciertamente deberían tener discusiones profundas sobre su impacto en la población con síndrome de Down del país», dice Skotko, que tiene una hermana de 40 años con SD. Los países también deben crear una infraestructura adecuada de apoyo e información para que las parejas embarazadas puedan tomar decisiones informadas sobre la NIPS y los embarazos posteriores.

Los investigadores descubrieron una amplia variación en las tasas de natalidad con síndrome de Down entre las regiones europeas. De 2011 a 2015, el sur de Europa tuvo la mayor reducción en los nacimientos con SD debido a abortos (71%), seguido por el norte de Europa (51%) y el este de Europa (38%). Sin embargo, existían diferencias considerables entre países, que iban desde la no reducción del porcentaje de bebés que nacen con SD en Malta, donde el aborto está muy restringido, hasta una reducción del 83% en España.

Los abortos relacionados con el síndrome de Down están influenciados por múltiples factores. Algunas naciones, como Dinamarca, brindan acceso gratuito a la detección prenatal, mientras que puede haber barreras de costo para las parejas en otros países. Las costumbres religiosas y culturales de un país también juegan un papel, al igual que las políticas de un país sobre la forma en que se asesora a las parejas embarazadas sobre la detección prenatal y el síndrome de Down. Las decisiones de los padres también pueden verse influidas por las oportunidades que existen para que las personas con síndrome de Down tengan una vida plena y productiva. «En los Estados Unidos, las personas con síndrome de Down tienen grandes oportunidades de obtener una educación, enamorarse y encontrar trabajos satisfactorios», dice Skotko.

El estudio de modelado también estimó el número de personas con SD que viven actualmente en cada país. El número cada vez menor de nacimientos con síndrome de Down se ve compensado por las personas con síndrome de Down que viven más tiempo que nunca, hasta una edad promedio de alrededor de 60 años en países con sistemas de atención de la salud ricos en recursos. En Europa, había un 27% menos de personas que vivían con SD en la población general en 2015 (y un 21% menos de personas con SD en los EE. UU.) Como consecuencia de la interrupción electiva del embarazo de años anteriores.

 

2 comentarios

 Maximiliano
Terrible realidad, los considerados " imperfectos " son menospreciados por los " perfectos "; niños / niñas con síndrome de Down son agredidos, cuando crecen en el cuerpo de sus Madres. Para algunos especialistas el nacimiento de niños con síndrome de Down es un fracaso médico ( al estilo de conciencia nazi). Muchísimos médicos y sanitarios – ahora luchadores como héroes contra el Covid -, se oponen al aborto. Se alcanza la aterradora cifra de más de 1.400 millones de feticidios. Añadiendo al estupor de mentes equilibradas la aparición de carroñeros ( buitres humanos ) que explotan, por dinero, los restos de bebés no nacidos, y hasta subvencionados económicamente. Para las MADRES no hay ayudas sociales, pero si para las mafias criminales, que se enriquecen con la muerte de inocentes.
Las criaturas con Down – es una realidad, que unen a sus familias, y maduran la psiquis y el alma de quienes conviven con ellos -, y ¡¡ son medios que Dios les puso a sus Padres para alcanzar, con seguridad, la vida eterna ¡¡.
El aborto, como parte de la cultura de la muerte, son objeto de atenta mirada de un DIOS bueno y recio, que mira al mundo con seriedad, cuando ve que se destroza su Creación, y por tanto a sus criaturas amadas. Pero de DIOS nadie se burla.
17/01/21 1:40 PM
 
 Pepe
Con el aborto por malformación ó SD, se elimina una vida por lo que es, no se ser perfecta. No se pueden utilizar los argumentos de los proaborto de que hay que garantizar un aborto seguro, ó no se trata de un ser que ya exista, etc, porque para determinar que tiene síndrome down, antes tiene que existir y ser distinto. En España el aborto por malformación no tiene límite y se puede llevar a cabo hasta antes del nacimiento; “cuando exista una patología fetal incompatible con la vida, o cuando se detecte en el feto una enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico y así lo confirme un comité clínico”. Los fetos que saldrán aún vivos, etc. Otra cosa terrible es cuando se tiene que indemnizar a los padres cuando las pruebas prenatales no detectaron la enfermedad a tiempo para abortar.
17/01/21 3:33 PM
 
 
17/01/21 www.infocatolica.com