Imprimir esta página
Viernes, 19 Marzo 2021 10:44

El arzobispo de Kansas City advierte de que “el catolicismo de Biden es engañoso y confuso”

Es muy grave que el presidente Joe Biden profese el catolicismo y al mismo tiempo respalde públicamente acciones en su contra en asuntos como el aborto, ha declarado el arzobispo Joseph Naumann de Kansas City en una entrevista en The Atlantic.

«Quiero proteger a mi gente de ser engañados. Las acciones de Biden, en estos momento, confunden a la gente«, afirmó Naumann en una entrevista con The Atlantic publicada el 14 de marzo. «Crean confusión en la gente sobre lo que la Iglesia cree y enseña«.

«Obviamente, el presidente no cree lo que nosotros creemos sobre el carácter sagrado de la vida humana, o no estaría tomando las medidas que está tomando. Y sin embargo, sigue recibiendo la Eucaristía«, señaló el arzobispo.

 «No podemos juzgar su corazón. Pero consideramos que sus acciones en sí mismas son un grave mal moral«.

 

Naumann comparó la recepción de la Eucaristía con una profesión de fe «en todo lo que la santa Iglesia católica cree, enseña y proclama como revelado por Dios«.

Esto es lo que provoca que el comportamiento de Biden sea un «punto de confusión«.

Para Naumann, el modo de actuar del presidente supone un desafío contra el testimonio de la Iglesia.

«Tener un presidente que es un católico comprometido, pero que actúa en contradicción con algunas de nuestras enseñanzas morales más fundamentales: no nos habíamos enfrentado realmente a este tipo de desafío antes«, explicó. El obispo de Kansas City lamentó que Biden realice ciertas acciones que contradicen las creencias y el pensamiento católico, y que cuando se le pregunta, Biden se presenta como «un católico devoto».

 

«Lo pretenda o no, básicamente está diciendo a la gente: «Puedes ser un buen católico y hacer lo que yo hago»», dijo Naumann.

Biden apoyó en su día algunos límites al aborto y a la financiación del mismo, pero su administración se ha manifestado firmemente en contra de las restricciones al aborto y de la Enmienda Hyde, que limita la mayor parte de la financiación federal del aborto.

 

Naumann sugirió que existe una «gravedad moral similar» entre realizar un aborto o ayudar a alguien a abortar y alguna de las políticas de Biden a favor del aborto, como el fin de la Enmienda Hyde.

«Obviamente no son cosas idénticas. Pero él está cooperando formalmente en el aborto con sus acciones«, dijo el arzobispo. «Biden se esfuerza en que el aborto esté disponible y sea accesible, en promoverlo e incluso en ayudar a pagarlo. Quiere obligar a todos los demás a hacerlo también, incluso si esto viola sus conciencias«.

 

Naumann reiteró la declaración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos de noviembre de 2019 que calificó el aborto como «el tema preeminente de nuestro tiempo

«Ataca la vida humana inocente cuando es más vulnerable«, explicó. «Ocurre en el contexto de la familia y ataca la más preciosa de las relaciones humanas: la que existe entre una madre y un hijo. Y el número de abortos no tiene parangón en cuanto al número de vidas destruidas«.

 

The Atlantic preguntó a Naumann si cree que los obispos católicos deberían advertir más a los funcionarios electos que están a favor del derecho al aborto de que no pueden recibir la comunión y deberían prohibir a los sacerdotes darles la comunión. 

 «Sí creo que tenemos la obligación como pastores de intentar trabajar por su bien espiritual«, respondió Naumann. «Si se trata de alguien con presencia en la vida pública que hace cosas que son males morales, entonces yo o su párroco tenemos que ayudarle a ser consciente de la gravedad de lo que está haciendo«.
 
 
 
Infovaticana.com