Lunes, 22 Marzo 2021 08:55

Monjas vietnamitas ayudan a los leprosos desplazados por un proyecto costero

Desde 1980 las monjas asisten y apoyan a las personas con lepra de la zona que son desterrados y despreciados por la comunidad. Algunas de estas personas no saben leer ni escribir y no tienen familia.

 

Dang Van Loc, cuyos dedos de los pies y de las manos están deformados por la lepra, recibió calurosamente a cuatro monjas visitantes en su destartalada casa en la remota ciudad de Hoai Nhon, en la provincia vietnamita de Binh Dinh.

Loc, de 76 años, les preguntó sobre otros pacientes con los que se había alojado durante décadas en el antiguo leprosario Hoa Van en la ciudad costera de Da Nang.

«Esta es la primera vez que me encuentro con las monjas desde que dejé la leprosería hace 10 años», dijo Loc, quien vive solo y se gana la vida con cultivos.

El paciente de complexión leve carece de alimentos después de que sufriera pérdidas en 400 kilogramos de arroz y mandioca en las graves inundaciones del año pasado. Las monjas lo consolaron y le ofrecieron té, pasteles, un tradicional sombrero cónico y dinero.

Loc estaba entre los siete leprosos y sus familias a quienes las monjas de Da Nang visitaron el 2 y 3 de marzo.

Las hijas de Nuestra Señora de la Visitación, la hermana Mary Nguyen Thi Loi, directora del convento en Da Nang, dijeron que sus primeras visitas tienen como objetivo mantener el contacto con esos pacientes y observar su situación para encontrar formas de apoyarlos.

La hermana Loi dijo que los pacientes se encuentran entre los 362 leprosos y sus familiares que fueron expulsados ​​de la remota leprosería rodeada de montañas y el mar en 2012, cuando las autoridades de Da Nang planeaban construir balnearios junto al mar en el sitio y las áreas circundantes.

El proyecto del complejo por un valor de 130 millones de dólares estadounidenses no se ha llevado a cabo hasta el momento debido a disputas sobre compensaciones entre personas de los alrededores e inversores.

La mayoría de los leprosos y sus familias fueron trasladados a casas proporcionadas por el gobierno local en el distrito de Lien Chieu, mientras que tres pacientes fueron trasladados al hospital para recibir tratamiento y 10 familias, incluida la de Loi, regresaron a sus provincias de origen, según los medios estatales.

La leprosería se estableció con 40 leprosos en 1968 y Gordon Smith y su esposa lo llamaron Hy Lac Vien o Happy Haven, misioneros estadounidenses que fueron miembros de la Alianza Cristiana y Misionera. Salieron de Vietnam por problemas de salud en 1974.

Después de 1975, cuando terminó la guerra de Vietnam, los pacientes cultivaron, pescaron y recolectaron verduras y frutas del bosque para ganarse la vida. Vivían en la pobreza y fueron abandonados por no tener medios de transporte a otros lugares.

Después de que exploradores en la ciudad vecina de Hue despejaron un sinuoso sendero en la montaña desde la carretera nacional hasta el leprosario en 1980, algunas monjas de Da Nang comenzaron a visitar y trabajar con leprosos.

La hermana Loi dijo que en ese momento se prohibió a los sacerdotes ofrecer atención pastoral al leprosario, que albergaba a 100 católicos. Las monjas fingieron ser personas comunes y corrientes, les administraron la Sagrada Comunión y les ofrecieron ropa, alimentos, medicinas y otros suministros básicos de forma regular.

Loc, quien tuvo que vivir en las calles durante años antes de ser enviado a la leprosería administrada por la iglesia en 1968, dijo que las monjas solían cantar canciones para entretener a los leprosos. Ayudó a las monjas enviando ayuda humanitaria a la leprosería y las llevó a visitar los hogares de los pacientes.

Dijo que su madre murió cuando él tenía seis años y su padre lo abandonó después de que se contagiara de la enfermedad de Hansen cuando tenía 17. En ese momento, todavía se temía a la lepra como una enfermedad muy contagiosa y devastadora.

Su esposa, también leprosa, murió en la leprosería en 1979, dejándolo sin un hijo.

La hermana Loi dijo que los leprosos que no tenían trabajo vendieron sus casas y se mudaron a otros lugares.

«Perdemos su contacto porque son analfabetos y no tienen teléfonos móviles», dijo. «Ahora trabajamos con 23 familias con 100 leprosos y sus parientes en las provincias de Da Nang y Thua Thien Hue, Quang Nam y Quang Ngai».

Las monjas proporcionan dinero, ropa, alimentos, medicinas y becas a los leprosos en Da Nang y Thua Thien Hue cada dos o tres meses, ya que viven cerca de sus conventos. También visitan y ofrecen consuelo a los muertos. No hay leprosería en esas áreas.

Le Van Minh dijo que su familia recibió 40 millones de dong (1.740 dólares) del gobierno y se mudó a su provincia natal de Quang Nam en 2012.

Minh, de 71 años, dijo que crían aves de corral y cultivan arroz en una granja de 2.500 metros cuadrados heredada de sus antepasados ​​para ganarse la vida. Las inundaciones del año pasado arrasaron con todas sus cosechas. El hombre de las manos deformadas dijo que viven de donaciones de benefactores.

Dijo que la hermana Loi les dio 5 millones de dong para cultivar cosechas y planea recaudar fondos para ayudarlo a reparar su destartalada casa construida hace 65 años.

Anna Nguyen Thi My Dung, que estaba entre los 24 estudiantes cuyos padres solían vivir en el leprosario, dijo que las monjas les otorgaron becas mensuales mientras estudiaban en Da Nang.

Dung dijo que experimentaron discriminación por parte de muchas personas locales, aunque están libres de la enfermedad prevenible.

«Construimos buenas relaciones con nuestros vecinos al presentarles a las monjas que luego ofrecieron becas a sus hijos», dijo.

Dung, de 28 años, que enseña en una guardería en la provincia de Binh Dinh, dijo que se unió a un grupo de voluntarios liderados por las hermanas Saint Paul de Chartres en 2017 y cuida a personas con VIH / SIDA en sus hogares en Qui Nhon. Realizan talleres en escuelas y parroquias locales para reducir la discriminación contra los leprosos, los pacientes con tuberculosis y las personas con VIH.

Dijo que los sábados ofrecen rosas, leche y frutas a unos 40 pacientes pobres en un hospital público local.

Dung le dijo a la hermana Loi que está feliz de ser bautizada en la próxima Vigilia Pascual para casarse con un católico que también es maestro. Planean casarse el 6 de mayo en la iglesia de Nhon Binh.

La hermana Loi dijo que un graduado universitario trabaja con las monjas para cuidar a los pacientes y se unieron a la congregación.

«Tratamos de consolarlos y compartir algo útil con los leprosos y sus familias para reducir sus sufrimientos físicos y mentales porque son nuestros hermanos y hermanas», dijo la monja.

La hermana Loi dijo que sus ministerios son financiados por Friends of Lepers in Vietnam, una organización sin fines de lucro con sede en Estados Unidos que apoya a los leprosos en el país.

 

4 comentarios

 Generalife
Que Dios las multiplique
21/03/21 10:27 PM
 
 Bernardino Montejano
Otra vez el ejemplo de Vietnam, otra vez la luz viene de Asia. Y cabe preguntarse ante la deserción del Estado, ¿quién se ocupa de los últimos? Monjas católicas que consuelan, asisten y abren caminos hacia una mejor existencia temporal que culmine en la felicidad de la vida eterna en la cuál los últimos serán los primeros.
22/03/21 12:37 AM
 
 enrique Cheli Pedraza
/Rogamos , pedir la intercesión de san Damián de Molokai( José de Veuster 1840- 1889+) el Apóstol de los Leprosos, al recordar ,q, en 1994 Juan Pablo II, después de haber comprobado milagros obtenidos por la intercesión de este gran misionero, lo declaró beato,y patrono de quienes trabajan entre los enfermos de lepra y fue canonizado el 11 de Octubre de 2009 a fin ,q, asista a las religiosas vietnamitas, q, ayudan a los leprosos desplazados por un proyecto costero.
/Oramos, a fin de tener presente , al igual ,q, el, quien, se esforzó en contribuir a liberar a mas de uno de sus creencias equivocadas, supersticiosas y erróneas, enseñando, las verdaderas del Evangelio, q, surgen de la doctrina, tradición y magisterio de la Iglesia, custodia, del Mensaje de Jesús, colaboremos, también nosotros en un entorno asolado por el ateísmo, secularismo y hedonismo y los postulados del Nuevo Orden Mundial la re ingeniería fóbica social anti cristiana y anti católica, apoyada por multitudes ,q, se dicen cristianos, católicos y creyentes ,incluyendo a " interreligiosos en tiempo de elecciones se encolumnan tras candidatos, adherentes al Nuevo Orden Mundial y LGTBQ+ , ( mas de unos "ex" alumnado de colegios, institutos y universidades católicas,quienes, han " ideologizado" el mensaje de Jesús de Nazareth ) ,q, con sus estilos de vida, contradicen el Perfil de lo, q, suponen, implican y nos proponen los 10 Mandamientos, los 4 Evangelios de Jesús y las advertencias de la Virgen, en vi
22/03/21 1:06 AM
 
 enrique Cheli Pedraza
Para completar...
en vistas a ,q, asista a las religiosas vietnamitas, q, ayudan a los leprosos desplazados por un proyecto costero.
/Imploramos, para pedir la intercesión de san Damián de Molokai por quienes padecen de Lepra y por los Familiares, Amistades y Conocidos, q, les asisten y profesionales de la salud, equipos de investigadores científicos e instituciones ,q, se dedican a colaborar con tales, impetrando, especialmente por + quienes ya vivieron su Pascua a través de la Lepra, y, auxilie, proteja y respalde, desde el cielo a las monjas vietamitas ,q, ayudan a los leprosos desplazados por un proyecto costero.
22/03/21 11:40 AM
 
 
21/03/21 www.infocatolica.com