Jueves, 29 Abril 2021 12:26

La Casa Blanca “discrepa respetuosamente” con los obispos sobre la investigación con fetos abortados

 

El secretario de prensa de la Casa Blanca comentó el martes que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, “discrepa respetuosamente” con los obispos católicos sobre la investigación con tejidos de fetos abortados, financiada con fondos federales.

 

En la rueda de prensa de la Casa Blanca del martes 27 de abril, Owen Jensen de EWTN News Nightly le preguntó a la secretaria de prensa, Jen Psaki, sobre la reciente decisión del gobierno de eliminar las restricciones a la investigación del tejido fetal financiada con fondos federales.

 

“Como bien saben, la administración acaba de levantar la prohibición de que los investigadores utilicen tejido fetal de abortos voluntarios”, dijo Jensen.

 

Luego, citó una declaración de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) en la que calificaron de “profundamente ofensiva” la decisión de levantar la prohibición y permitir la investigación financiada por los contribuyentes.

 

“Mira, creo que la Casa Blanca no está de acuerdo respetuosamente. Y creemos que es importante invertir en ciencia y buscar oportunidades para curar enfermedades, y creo que eso es lo que esperamos lograr”, dijo Psaki en su respuesta.

 

Los Institutos Nacionales de Salud (NIH) anunciaron el 16 de abril que estaban revirtiendo las restricciones a la investigación médica que utiliza tejido y órganos fetales de bebés abortados.

 

Al derogar las políticas de la era del presidente Donald Trump, los NIH permitirían una vez más la investigación del tejido fetal en sus instalaciones. Además, dijo que ya no requeriría que los investigadores de instalaciones externas que buscan fondos federales presenten primero propuestas de investigación de tejido fetal a una junta asesora de ética federal.

 

Algunas otras restricciones, como los requisitos de consentimiento informado y las prohibiciones sobre la venta ilegal de tejido fetal, siguen en vigor.

 

En 2019, el gobierno de Trump había declarado una moratoria sobre la investigación del tejido fetal en las instalaciones de los NIH. También estableció una junta asesora de ética federal para revisar las propuestas de investigación financiadas con fondos federales en instalaciones externas.

 

En respuesta, el presidente del Comité de Actividades Pro-Vida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Joseph F. Naumann, condenó la decisión el 19 de abril.

 

“Los cuerpos de los niños asesinados por un aborto merecen el mismo respeto que el de cualquier otra persona. Nuestro gobierno no tiene derecho a tratar a las víctimas inocentes de abortos como una mercancía que se puede recolectar en busca de partes del cuerpo que se utilizarán en la investigación”, declaró.

 

“No es ético promover y subsidiar la investigación que puede llevar a legitimar la violencia del aborto”, afirmó Naumann, y agregó que también “es profundamente ofensivo para millones de estadounidenses que el dinero de nuestros impuestos se utilice para investigaciones que colaboran con una industria construida sobre la base de la muerte de inocentes”.

 

 

Infovaticana.com