Viernes, 28 Mayo 2021 09:42

Agradecen “extraordinaria respuesta” de Arzobispo al polémico Camino Sinodal alemán

Agradecen “extraordinaria respuesta” de Arzobispo al polémico Camino Sinodal alemán Mons. Salvatore Cordileone. Crédito: Arquidiócesis de San Francisco / Mons. Samuel Aquila. Crédito: Arquidiócesis de Denver

El Arzobispo de San Francisco (Estados Unidos), Mons. Salvatore Cordileone, agradeció al Arzobispo de Denver, Mons. Samuel Aquila, por su “respuesta tan extraordinaria” al polémico Camino Sinodal de los obispos de Alemania.

“Todos estamos en deuda con el Arzobispo Aquila por una respuesta tan extraordinaria, razonada y teológicamente enriquecida al 'Camino sinodal' de los obispos alemanes, que propone una transformación radical del Evangelio de Jesucristo y de la Iglesia que nos dejó”, escribió Mons. Cordileone en una declaración el 26 de mayo.

 

“Me recuerda la forma directa en que San Pablo habló a los corintios, gálatas, tesalonicenses y otros”, agregó.

 

Mons. Samuel Aquila, Arzobispo de Denver (Estados Unidos), escribió una carta abierta a los obispos católicos del mundo, especialmente a los de Alemania, en la que hace una extensa crítica y cuestionamiento al polémico Camino Sinodal de la Iglesia en el país europeo.

 

Una respuesta al Foro I del Camino Sinodal Católico Alemán: Una carta abierta a los obispos católicos del mundo”, es el título de la misiva del Arzobispo de Denver publicada el 26 de mayo.

 

El Camino Sinodal es un proceso llevado a cabo por los obispos y laicos alemanes para debatir cuatro temas principales: la forma en la que el poder se ejercita en la Iglesia, la moral sexual, el sacerdocio y el papel de las mujeres.

 
Los obispos alemanes inicialmente aseguraron que el proceso concluiría con una serie de decisiones “vinculantes”, lo que suscitó preocupación en el Vaticano dado que estas podrían contravenir las enseñanzas y la disciplina de la Iglesia Católica.

 

El Vaticano envió una carta a los obispos alemanes precisando que estos planes no eran “eclesiológicamente válidos”.

 

Luego de varios diálogos entre el Vaticano y la conferencia episcopal, el Camino Sinodal comenzó el 1 de diciembre de 2019 y se espera concluya en febrero de 2022.

 

En los últimos días, la crisis en Alemania se acentuó luego de que varios sacerdotes y agentes pastorales bendijeron a parejas homosexuales –pese a la prohibición explícita del Vaticano– dieran la Comunión a protestantes y se permitiera que 12 mujeres predicaran homilías.

 

En su declaración, Mons. Salvatore Cordileone dijo que “el 'Texto Fundamental' de los obispos alemanes describe una Iglesia que no se basará en la Verdad eterna de Cristo, sino que estará condicionada preeminentemente por el mundo y 'cómodamente aceptada por él como una institución respetable entre otras', como escribe el Arzobispo Aquila”.

 

En su carta, Mons. Aquila explica que el Texto Fundamental o del Foro I del Camino Sinodal pide, entre otras cosas, “reevaluar críticamente la determinación de San Juan Pablo II de que ‘la Iglesia no tiene derecho a ordenar mujeres para el sacerdocio’, cuya validez debería ser probada por pretendidas ‘nuevas comprensiones’ del pasado cuarto de siglo que cuestionan la ‘coherencia de su argumentación’”.

 

Mons. Cordileone pide en su declaración que se unan a él “para orar por la Iglesia universal y los obispos en Alemania, para que den un paso atrás en esta ruptura radical y reafirmen el ministerio petrino y la autoridad de los obispos como sucesores de los Apóstoles, que se basa únicamente en las enseñanzas de Jesucristo, no en nuestras propias opiniones”.

 

“El Arzobispo Aquila nos recuerda las palabras del Papa Francisco, 'El Sucesor de Pedro, ayer, hoy y mañana, está siempre llamado a fortalecer a sus hermanos y hermanas en el tesoro invaluable de esa fe que Dios ha dado como luz para el camino de la humanidad”, escribe Mons. Cordileone.

 

Recordando las palabras finales de la carta de Mons. Aquila, Mons. Cordileone concluye su declaración de esta manera: “Sí. Recordemos sobre todo nuestro primer amor, Cristo crucificado”.

 

En su carta, publicada por ACI Prensa, Mons. Aquila cuestionó a los obispos de Alemania: “¿Queremos hablar de la Cruz? ¿Tenemos el valor de caminar en el camino de la Cruz, soportando el odio del mundo por el mensaje del Evangelio? ¿Atenderemos la llamada del Señor Jesús al arrepentimiento y tendremos la valentía de proclamarla en un mundo incrédulo?”.

 

El Arzobispo de Denver recordó que la autoridad de los obispos no es suya sino que les viene de Cristo.

 

“Todo sucesor de los Apóstoles debe resistir la tentación de imitar a los profetas insensatos que, siguiendo su propio espíritu, promovieron sus propias opiniones e ideas en tiempos de Ezequiel”.

 

“Asimismo, todo sucesor de los Apóstoles debe rechazar la tentación de imitar a los profetas y sacerdotes del tiempo de Jeremías, que acomodaban su enseñanza a las preferencias del pueblo”, advirtió el Prelado en su misiva.

 

Puede leer la carta completa de Mons. Aquila AQUÍ.

 

 

Aciprensa.com