Jueves, 29 Julio 2021 10:06

El aborto es la principal causa de muerte en todo el mundo, matando a 24 millones de personas este año

Nada mata a más personas que el aborto. Nada.

A mediados de 2021, las cifras de abortos en todo el mundo ya son alucinantes. Worldometer , que lleva un recuento continuo de varias estadísticas, informó 24,2 millones de abortos en lo que va del año. El total se basa en datos de la Organización Mundial de la Salud.

 

Los científicos confirman de manera abrumadora que un ser humano vivo único surge en el momento de la concepción. Y un aborto mata intencionalmente a ese ser humano, un niño valioso e insustituible.

 

Sin embargo, se presta poca atención a prevenir o incluso reconocer la muerte de estos bebés. Todo lo contrario, salvar a los bebés no nacidos del aborto se considera muy controvertido y los defensores pro-vida son constantemente menospreciados por su trabajo.

 

El problema no es que la sociedad no reconozca el valor de la vida humana. La pandemia de coronavirus fue un ejemplo de cuán firmemente las personas creen que deben hacer todo lo posible para proteger y salvar vidas.

 

Según el Worldometer, 4,1 millones de personas han muerto en todo el mundo por el coronavirus desde enero de 2020.

 

Sin embargo, las muertes por aborto son trágicas al igual que las muertes por coronavirus, y casi seis veces más bebés murieron en abortos solo este año.

 

De hecho, el número de bebés no nacidos muertos en abortos este año se acerca al número total de muertes en el mundo en lo que va del año por todas las demás causas: 33,4 millones, según el sitio web. Los bebés no nacidos muertos en abortos no se cuentan en el total de muertes.

 

El problema es que la sociedad no reconoce a los bebés no nacidos como seres humanos valiosos. Quizás sea porque antes de nacer, no se ven, no tienen voz.

 

Si la sociedad pone incluso la mitad del esfuerzo para salvar la vida de los bebés por nacer que para salvar a otros seres humanos del coronavirus, el cáncer, el VIH, el hambre, etc., uno solo puede imaginarse de cuántos millones más de vidas inocentes se salvarían. una muerte innecesaria y totalmente prevenible.

 

 

Lifenews.com