Lunes, 16 Agosto 2021 14:33

Caridad católica: “Es muy posible que Haití necesite más ayuda que nunca” tras terremoto POR DIEGO LÓPEZ MARINA | ACI Prensa

La agencia de ayuda humanitaria católica, Catholic Relief Services (CRS), que cuenta con personal desplegado en diferentes puntos de Haití tras el terremoto de 7.2 del día sábado, ha señalado que es “es muy posible” que la isla “necesite más ayuda que nunca”.

La Oficina de Protección Civil de Haití informó este domingo 15 de agosto que el número de fallecidos incrementó a 724 y que hay más de 2.800 heridos, mientras continúan las labores de búsqueda y rescate entre los escombros de edificios y viviendas.

 

En un comunicado enviado a ACI Prensa el 15 de agosto, CRS, organización de caridad creada por los obispos de Estados Unidos, indicó que muchas personas han perdido sus hogares, y por ello han estado enviando equipos para suministrar agua potable, alimento, saneamiento básico, refugio y suministros de emergencia.

 

“Es muy posible que Haití necesite más ayuda que nunca”, dijo Akim Kikonda, representante de país de CRS en Haití.

“Antes del terremoto, la gente aquí ya estaba luchando para sobrevivir. La zona se estaba recuperando lentamente de la devastación causada por el huracán Matthew en 2016, sin embargo, la sequía y dos tormentas tropicales recientes han destruido en gran medida los pocos medios de vida que la gente había podido restaurar. Después del terremoto del sábado, todo va a empeorar”, explicó Kikonda.

 

Según el informe de CRS, su personal ubicado en Les Cayes, la tercera ciudad más grande de Haití, reporta daños generalizados en edificios y viviendas, incluida la casa de los Obispos, donde el Cardenal Chibly Langlois quedó herido y hubo tres fallecidos: un sacerdote y dos empleados.

 

Además, los hospitales en Les Cayes sobrepasan la capacidad y la carretera principal que conecta con la ciudad de Jérémie es intransitable por los deslizamientos de tierra y grietas en la carretera.

 

“Está claro para nosotros que hay muchas personas que han perdido sus hogares y necesitan urgentemente un lugar seguro para quedarse y también comida”, dijo Kikonda.

 

Agregó que “el agua y los suministros básicos de higiene, como el jabón, serán esenciales para mantener bajo control la propagación del COVID-19 y prevenir la aparición de enfermedades transmitidas por el agua como el cólera”.

 

CRS también lamentó que el terremoto del sábado 14 de agosto llegara inmediatamente después de varias crisis consecutivas, incluidas la pandemia de COVID-19, la inestabilidad económica y política con el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el aumento del hambre y violencia de las pandillas.

 

La agencia humanitaria recordó la tormenta tropical Grace se dirige actualmente hacia Haití, “con una llegada a tierra proyectada para el martes, que podría afectar las mismas zonas azotadas por el terremoto”. 

 

“Los haitianos son muy resilientes. Cada vez que sucede algo aquí, me impresiona la forma en que se mantienen firmes y enfrentan el desafío con tanta dignidad, pero este terremoto los pondrá a prueba, y el mundo solidarizarse con ellos y ayudarlos a sobrevivir esta situación”, concluyó Kikonda.

 

Actualmente, CRS ha activado una página de donación en línea e invitó “a que nos unamos como Iglesia en oración y ayudar con nuestras donaciones”.

 

La ayuda puede realizarse a través del siguiente enlace: https://support.crs.org/dona/emergencia-terremoto-en-haiti

 

Mensaje de los obispos de Estados Unidos

 

El sábado 14 de agosto la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) expresó su pesar por la noticia de un terremoto masivo que golpeó nuevamente a Haití.

 

“En nombre de los obispos de los Estados Unidos, deseo expresar mis más sinceras oraciones por el pueblo de Haití que está de luto por la pérdida de sus seres queridos y está sufriendo la destrucción causada por el terremoto que tuvo lugar esta mañana”, indica un comunicado emitido por el Arzobispo de Los Ángeles y presidente de la USCCB, Mons. José Gomez.

 

Mons. Gomez agregó que los obispos están ofreciendo oraciones por el Cardenal Launay Saturné, así como a “todos aquellos que sirven incansablemente a las comunidades de fe en Haití”.

 

“Nos solidarizamos con la Iglesia en Haití al ofrecer nuestras oraciones, de una manera particular este fin de semana al celebrar la Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen”, dijo Gómez.

 

Finalmente, el Arzobispo de Los Ángeles dijo que todos los católicos, o cualquier persona de buena voluntad, que desee ayudar con los esfuerzos de ayuda de Haití, deben comunicarse con Catholic Relief Services.

 

“Estoy agradecido con todos los que pueden apoyar los esfuerzos de ayuda para nuestros hermanos y hermanas en Haití”, dijo.

 

En 2010, Haití sufrió una situación similar cuando se produjo un terremoto de magnitud 7.0 en las afueras de la capital del país, Puerto Príncipe. Más de 300.000 personas murieron y otros 1.3 millones quedaron sin hogar.

 

 

Aciprensa.com