Viernes, 27 Agosto 2021 09:50

Obispos de Bamenda: «nuestro pueblo ha sufrido bastante y está cansado de vivir en la incertidumbre y el miedo»

«Rechazamos la violencia, la inseguridad, los secuestros, las torturas y los asesinatos sin sentido de personas inocentes y de niños», indican los obispos de la Conferencia Episcopal Provincial de Bamenda (BAPEC) en un comunicado publicado el domingo 22 de agosto en el que renuevan su llamamiento a que termine el conflicto en las regiones anglófonas de Camerún.

 

(Fides) Los miembros de BAPEC hacen un llamamiento a todas las facciones armadas para «poner fin a la violencia con efecto inmediato y trabajar por una resolución pacífica del conflicto».

 

«Nuestro pueblo ha sufrido bastante y está cansado de vivir en la incertidumbre y el miedo», dicen los obispos que elogian a los sacerdotes que se han mantenido cerca de «las personas confiadas a su cuidado pastoral, han hecho y siguen haciendo heroicos sacrificios en este tiempo de crisis».

 

El 20 de agosto un niño de siete años de la escuela primaria católica de St. Theresa en la diócesis de Kumbo en Camerún murió por una bala perdida durante un tiroteo entre soldados cameruneses y guerrilleros.

 

Una mujer murió y un pastor resultó herido el domingo 22 de agosto durante un servicio en una parroquia de la Iglesia Presbiteriana en Bali, en el noroeste. Una patrulla militar fue blanco de una emboscada perpetrada por los separatistas. En el tiroteo, unas balas perdidas mataron a la mujer e hirieron al pastor.

 

El conflicto en la región anglófona del suroeste y noroeste de Camerún se prolonga desde hace más de 4 años y se ha intensificado desde que el 1 de octubre de 2017 los separatistas declararon simbólicamente la independencia de las dos zonas que estaban agrupadas en una sola en Ambazonia. Los separatistas eligieron la fecha del 1 de octubre en memoria de la independencia de la zona de habla inglesa del Reino Unido, que tuvo lugar en 1961. La parte de habla francesa se independizó de Francia en 1960. Un referéndum estableció la creación de un solo estado bilingüe. Sin embargo, los habitantes de las regiones de habla inglesa se quejan de ser discriminados en relación con los francófonos en el ámbito jurídico y educativo.

 

El conflicto se ha cobrado más de 3.500 vidas y ha obligado a más de 700.000 personas a huir de sus hogares.

 

 

Infocatolica.com