Lunes, 04 Octubre 2021 14:30

México sale a la calle contra el aborto

Más de 150.000 personas salieron el domingo a la calle en Ciudad de México y según los organizadores, calculan que en total cerca de un millón de personas se manifestaron contra el aborto en 70 ciudades de todo México.

La manifestación contra el aborto y en defensa de la vida del no nacido contó con el apoyo incondicional de la Conferencia Episcopal Mexicana que emitió un comunicado invitando y animando a todos los católicos del país a participar de forma activa en dicha manifestación. Además, el actor mexicano Eduardo Verástegui, firme defensor de la vida y con más de 200.000 seguidores en la red social twitter, se unió a la campaña de los obispos mexicanos y pidió salir a la calle. “Aborto ilegal o aborto legal, al niño le va igual, ambos lo matan”, aseguró el actor en sus redes sociales.

 

Aquí el comunicado firmado por Rogelio Cabrera López,  Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana

 

 

  1. Celebramos y felicitamos a todas las personas de buena voluntad que han decidido participar en la marcha. Animamos a quienes aún no lo han hecho para que se sumen proféticamente a esta expresión de amor a la mujer y a la vida.

 

  1. Se trata de una marcha ciudadana, abierta a todas las expresiones religiosas, sin ningún tipo de relación o vinculación político-partidista, que se lleva a cabo en ejercicio de las libertades de expresión y manifestación respetuosa.

 

  1. El espíritu que ha de animar a los participantes es el de la “cultura del encuentro”, promovida por el Santo Padre Francisco, basada en el amor, en el diálogo y que exige un comportamiento intachable, pacífico, respetuoso y libre de cualquier forma de violencia (a personas, instituciones o patrimonio público).

 

  1. Frente al falso dilema de descartar a la vida humana para proteger a la mujer, la marcha resaltará la defensa a la dignidad de la mujer y promoverá un compromiso común para buscar soluciones creativas a los diversos problemas que enfrenta en múltiples ámbitos, particularmente para aquellas víctimas de violencia, explotación, discriminación o mujeres embarazadas en situación vulnerable. Al mismo tiempo y con la misma convicción, se resaltará la defensa de la dignidad del ser humano concebido aún no nacido y se alzará la voz en favor de su protección y tutela por parte del Estado.

 

  1. Finalmente, exhortamos a todos los asistentes a seguir las recomendaciones sanitarias preventivas de uso de cubrebocas, gel antibacterial, y sana distancia. 

 

 Rogamos a Dios y a la Virgen de Guadalupe para que, a partir del 3 octubre, todos los mexicanos marchemos unidos en favor de la mujer y la vida.

 

 

Infovaticana.com