Viernes, 08 Octubre 2021 10:32

Hilarión: Los cristianos promuevan el espíritu de fraternidad y comunión

El Metropolitano ruso, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú, recibido en el Vaticano, entrega al Papa la edición rusa del libro "La oración, el respiro de la vida nueva", con prólogo del Patriarca Kirill de Moscú 

P. Benedict Mayaki SJ y Francesca Sabatinelli - Ciudad del Vaticano

 "Somos muchos, diferentes, y sin embargo somos uno, somos la Iglesia". Es lo que se lee en las páginas del libro del Papa La Preghiera, il respiro della vita nuova (La oración, respiro de la vida nueva), publicado en 2019, editado por Lev, dedicado al papel de la oración en la vida cristiana, con un prólogo del Patriarca Kirill de Moscú. Un volumen que recoge las palabras más significativas del Papa sobre la oración y, en particular, la catequesis sobre el "Padrenuestro".

 

En su prefacio, Kirill, al igual que el Papa, subraya la importancia, "en una época marcada por la crisis de la comunicación", de subrayar que "en la oración del Padrenuestro que nos enseñó Jesús, no se utiliza el pronombre 'yo', ya que cada uno de nosotros presenta esta oración a nuestro Padre celestial en nombre de toda la humanidad".  

 

La edición rusa del libro ha sido entregada hoy al Papa, que la ha recibido en audiencia en el Vaticano de manos del Metropolitano de Volokolamsk, Hilarión Alfeev, presidente del Departamento de Relaciones Exteriores del Patriarcado de Moscú y toda Rusia. En estos días Hilarión se encuentra en Roma para participar en el Encuentro Internacional "Pueblos hermanos, Tierra futura", organizado por la Comunidad de San Egidio, que se inaugura hoy y que mañana, en la ceremonia de clausura, contará con la participación del Papa.

 

"Todos hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios - subraya Hilarión a Vatican News -el espíritu de fraternidad y amistad debe ser promovido por los cristianos".

 

Usted entregó al Papa Francisco la edición rusa del libro "Preghiera, respiro della vita nuova”, que recoge las palabras del Papa sobre la oración y, en particular, las catequesis sobre el "Padrenuestro". ¿Cuál es el valor, desde el punto de vista ecuménico, del contenido de este libro que se introduce con el prefacio del Patriarca de Moscú y de toda Rusia, Kirill?

Pienso que es importante que los lectores rusos sepan que el Papa Francisco no sólo es un líder de la Iglesia, no sólo está involucrado en la administración (guía - en mi opinión es mejor) de la Iglesia Católica Romana, sino que también es un hombre de oración. La experiencia de la oración es algo que une a todos los cristianos. Y las lecciones que da a su rebaño serán valiosas para los lectores rusos, especialmente, por supuesto, para los católicos de habla rusa. Pero también creo que algunos lectores ortodoxos pueden beneficiarse de sus lecciones.

 

Hoy en día, Roma es un imán para las confesiones religiosas. Ayer, con el Papa Francisco, los líderes religiosos pidieron a los gobernantes un cambio de rumbo en el cuidado de la Creación, pues de lo contrario el jardín de la tierra corre el riesgo de convertirse en un desierto. ¿Cómo ve la cooperación de las religiones en esta frontera de diálogo que es la protección del planeta?

Sólo tenemos una casa y es nuestra casa global. No podemos dividirla en secciones, no podemos decir que esta sección será exclusivamente para los cristianos u otra exclusivamente para los musulmanes, otra para los judíos, etc. Tenemos esta casa global y todos somos responsables de su protección. La situación ecológica a la que nos enfrentamos es descripta por algunos como peligrosa, por otros como desastrosa.

 

Y creemos que ha llegado el momento de enviar una señal contundente a los líderes políticos, de que somos conscientes de los peligros de esta situación; de que estamos preocupados; y de que pedimos a los líderes políticos que se responsabilicen del futuro de nuestro planeta. Los líderes religiosos no podemos hacer mucho en este sentido. Pero los líderes políticos son los que tienen en sus manos muchas decisiones que tomar. Y nos gustaría que se tomaran esas decisiones para que nuestro planeta esté limpio, para frenar la contaminación y para evitar las próximas catástrofes, como el deshielo, del que hablan muchos estudiosos y científicos.

 

También en Roma, el próximo jueves 7 de octubre, será la fraternidad la que reunirá a credos y culturas en un solo corazón en el encuentro "Pueblos hermanos, tierra futura". Para el Papa Francisco, la fraternidad es el desafío del siglo, para él "un mundo sin hermanos es un mundo de enemigos". ¿Qué se necesita para que este valor arraigue en las sociedades y qué aporta este énfasis en el diálogo ecuménico e interreligioso?

Puesto que tenemos una sola casa, constituimos también una sola familia: la familia de los seres humanos creados a imagen de Dios. Las personas son diferentes. Son diferentes en raza, son diferentes en sus orígenes étnicos, son diferentes en su estatus social. Y, naturalmente, son diferentes en sus afiliaciones religiosas. Hay quienes no creen en Dios, lo que no significa que no hayan sido creados por Dios o que no hayan sido creados a imagen de Dios.

 

Por eso, para nosotros, todo ser humano es nuestro prójimo y nuestro hermano o hermana. Por lo tanto, el espíritu de fraternidad, el espíritu de comunión, de hermandad, de amistad, es el espíritu que deben promover los cristianos; y creo que es importante que las Iglesias cristianas se impliquen en los diálogos interreligiosos, en la actividad interreligiosa.

 

En la Iglesia Ortodoxa Rusa ponemos un fuerte énfasis en esto. Por ejemplo, en la Federación Rusa tenemos un organismo llamado Consejo Interreligioso de Rusia. Está presidido por el Patriarca de Moscú, pero incluye a los líderes de todas las confesiones religiosas tradicionales de la Federación Rusa, que son cuatro: el cristianismo ortodoxo, el judaísmo, el budismo y el islam.

 

Así que todos estos líderes religiosos están presentes en esta organización. Discutimos temas comunes, llegamos a posiciones comunes. Y estas posiciones comunes las presentamos a las autoridades de la Federación Rusa. También reaccionamos a todos los acontecimientos importantes de la sociedad, incluidos los acontecimientos tristes que pueden ocurrir, como los atentados terroristas. Porque queremos asegurarnos de que nadie confunda lo que ocurre por razones políticas o étnicas con algún tipo de odio interreligioso. Promovemos el diálogo interreligioso y creemos que toda Iglesia cristiana tiene la responsabilidad de hacerlo

 

 

Vaticannews.com