Lunes, 25 Octubre 2021 09:07

China fuerza la eliminación de aplicaciones de la Biblia y el Corán

El gigante tecnológico estadounidense Apple eliminó una aplicación de la Biblia y una aplicación del Corán de su App Store en China a raíz de las solicitudes de los funcionarios, lo que provocó la condena de los grupos de derechos humanos por una nueva violación de la libertad religiosa por parte del estado comunista.

(UCANews/InfoCatólica) Apple confirmó a la BBC que las aplicaciones, Quran Majeed y Bible App de Olive Tree, han sido eliminadas. Los funcionarios chinos se quejaron de que las aplicaciones violaban las leyes al alojar ilegalmente textos religiosos.

 

«Estamos obligados a cumplir con las leyes locales y, a veces, hay cuestiones complejas sobre las que podemos estar en desacuerdo con los gobiernos y otras partes interesadas en el camino correcto», dijo Apple a la BBC, explicando su política de derechos humanos.

 

Quran Majeed tiene más de 5 millones de descargas en Google Play Store, mientras que Bible App de Olive Tree tiene poco más de 1 millón de descargas, según Business Insider.

 

Quran Majeed es producido por Pakistan Data Management Services. La compañía dice que tiene más de 35 millones de usuarios en todo el mundo, incluido 1 millón de usuarios en China. Dijo que Apple le informó que «la aplicación ha sido eliminada de la App Store de China porque incluye contenido que requiere documentación adicional de las autoridades chinas».

 

Olive Tree Bible Software, fundada en 2000 en Spokane, Washington, crea software bíblico y aplicaciones móviles. Es un editor electrónico de versiones de la Biblia, herramientas de estudio general, herramientas de estudio de la Biblia y libros electrónicos cristianos para dispositivos móviles, tabletas y computadoras de escritorio.

 

Las organizaciones cristianas y el clero enfrentan vigilancia y sanciones si violan varias leyes chinas que regulan a los grupos religiosos.

 

Otro gigante tecnológico estadounidense, Microsoft, anunció recientemente que estaba cerrando su sitio LinkedIn centrado en la carrera en China, ya que las leyes chinas plantean dificultades extremas. LinkedIn enfrentó críticas recientemente por cerrar las cuentas de algunos periodistas a raíz de las quejas de las autoridades chinas.

 

El grupo cristiano estadounidense International Christian Concern (ICC) expresó su preocupación por la eliminación de las aplicaciones de la Biblia y el Corán, citando que China había cerrado recientemente las cuentas cristianas de WeChat, eliminado las aplicaciones de la Biblia y encarcelado a cristianos por vender reproductores bíblicos electrónicos «ilegalmente».

 

La China comunista, la misma que Mons. Sánchez Sorondo describe como «quien mejor lleva a cabo la doctrina social de la Iglesia», se presenta oficialmente como un estado ateo. Aunque reconoce la entidad legal de cinco religiones organizadas (budismo, protestantismo, catolicismo, islam y taoísmo), las organizaciones y actividades religiosas están estrictamente controladas.

 

Las organizaciones cristianas y el clero enfrentan vigilancia y sanciones si violan varias leyes chinas que regulan los grupos religiosos, incluidas las regulaciones de 2018 sobre asuntos religiosos. Las reglas requieren que todas las organizaciones religiosas y el clero estén registradas en el estado y prohíben cualquier actividad que el estado considere ilegal y no autorizada.   

 

China se ha enfrentado a una reacción violenta mundial por su «trato genocida» de los musulmanes uigures en la región autónoma de Xinjiang.

 

Open Doors, con sede en Estados Unidos, clasificó a China en el puesto 17 entre 50 países donde los cristianos enfrentan formas extremas de opresión en su Informe Mundial de 2021.

 

«Las nuevas restricciones en Internet, las redes sociales y las organizaciones no gubernamentales, así como las regulaciones religiosas ... se hacen cumplir estrictamente y representan una seria restricción a la libertad», dijo Open Doors.

 

 

Infocatolica.com