Imprimir esta página
Miércoles, 17 Noviembre 2021 13:37

Cardenal Pell: la «doctrina de liberalismo radical» en la fe, la moral y la liturgia debe ser resistida

Afirmó que una «doctrina de liberalismo radical» (liberalismo en sentido anglosajón, progresismo) en la fe, la moral y la liturgia ha destruido la vida de la Iglesia en algunos países occidentales, y debe ser resistida reafirmando «las verdades vivificantes de la enseñanza cristiana sobre el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, el matrimonio monógamo y la heteronormatividad» 

(InfoCatólica) El Cardenal Pell pronunció la conferencia anual de Santo Tomás Moro el sábado para la Sociedad Católica Newman de la Universidad de Oxford, titulada: «La Iglesia que sufre en una sociedad poscristiana».

 

Según el resumen que ofrece la revista progresista (liberal) The Tablet, Pell instó a los jóvenes católicos británicos a defender las enseñanzas tradicionales de la Iglesia.

 

Y atribuyó el escándalo de pedofilia a fallas morales y religiosas, más que a fallas estructurales.

 

«Cuando estuve en la cárcel, salí con una convicción más profunda de que la mezcla cristiana funciona de muchas maneras al combinar el amor de Dios con el sufrimiento redentor y la lealtad a la verdad», dijo el cardenal Pell.

 

«Algunos sienten que, con los escándalos de pedofilia que afectan a tantos países, se requiere un nuevo tipo de Iglesia católica. Pero mientras las cifras de abusadores y abusados son escandalosas, representan un cáncer y un golpe amargo, el abuso sexual proviene del pecado, no de seguir los principios de la moral cristiana ».

 

Dijo que Matthew Arnold había predicho cómo el declive de la fe religiosa pondría en peligro la paz y el orden en su poema lírico Dover Beach de 1860 , pero agregó que los católicos todavía estaban «aquí para quedarse» un siglo y medio después, y deberían afirmar su presencia.

 

Afirmó que una «doctrina de liberalismo radical» (liberalismo en sentido anglosajón, progresismo) en la fe, la moral y la liturgia ha destruido la vida de la Iglesia en algunos países occidentales, y debe ser resistida reafirmando «las verdades vivificantes de la enseñanza cristiana sobre el aborto, la eutanasia, la homosexualidad, el matrimonio monógamo y la heteronormatividad»

 

«El escándalo del abuso sexual, una profunda contradicción del testimonio cristiano, es una expresión del debilitamiento de la fe y también refleja la confusión moral de los sacerdotes desde la década de 1960», dijo el cardenal australiano.

 

«Pero la Iglesia tiene frenos y contrapesos, y no ayuda tener a los obispos castrados mientras la gente trata de quitarles el poder. Aunque se necesita transparencia, no creo que haya ninguna ventaja en tener a la Iglesia sometida al gobierno, y se puede ganar más a través de la disciplina de los líderes de la Iglesia ».

 

Protestas minoritarias

Ante un discurso tan claro, en el que seguro se vio interpelado, la publicación The Tablet ha puesto foco en una minoritaria protesta por la presencia del Cardenal.

 

Acusado falsamente de delitos sexuales contra niños en su Victoria natal, fue encarcelado durante seis años en 2019, pero el Tribunal Superior de Australia confirmó una apelación final en abril de 2020, que dictaminó que los cinco cargos no han sido probados.

 

La conferencia agotó las entradas. En su conferencia, el cardenal Pell dijo que creía que el «progreso más significativo en la causa provida» contra el secularismo militante se estaba haciendo en los Estados Unidos, donde escritores católicos como George Weigel y Mary Eberstadt estaban ayudando a resistir la «pornificación de la cultura». «Y otras formas de «caos psíquico, político, antropológico e intelectual» infligido por la «demolición sistemática» de los fundamentos judeocristianos de la sociedad.

 

Añadió que las «consecuencias destructivas del liberalismo» eran visibles en la disminución de la membresía de la iglesia en todo el mundo occidental, y dijo que el «espíritu del mal» buscaba trabajar a través de los centros neurálgicos de la Iglesia, incluido el Vaticano.

 

«La generación actual de jóvenes intelectuales cristianos tiene una oportunidad inusual de decir la verdad a este vacío, dar voz a los que no tienen voz y presentar hechos, cifras y argumentos sobre los costos humanos de la secularización», dijo el cardenal Pell, quien se desempeñó en el Consejo de Asesores de 2013 a 2018.

 

«Aunque creo que entendí los conceptos básicos cuando fui a la cárcel, ahora estoy más convencido de ellos que nunca. Quería desesperadamente ganar mi caso, pero sabía que, si no lo hacía, el caso más importante me enfrentaría cuando me encontrara con el Señor».

 

En una entrevista posterior con The Tablet, después de la conferencia, el cardenal Pell dijo que había hablado con los manifestantes en High Street de Oxford y «estaba completamente de acuerdo» con su llamado a la solidaridad con las víctimas de abuso.

 

«Las cosas han salido bien y estoy muy feliz con mi vida en Australia y Roma», dijo el cardenal. «Me interesa la sociedad y la Iglesia, y estoy bastante contento con mi suerte. En cuanto a las personas que todavía me persiguen y tratan de derribarme, ahora no hay muchas».

 

 

Infocatolica.com