Viernes, 10 Diciembre 2021 11:10

Mons. Rehmat: el ministerio de los catequistas es esencial para hacer sentir la cercanía de la Iglesia a las comunidades remotas

Mons. Indrias Rehmat, obispo de Faisalabad, en el Punjab pakistaní, ha explicado a la Agencia Fides el rol fundamental que juegan los seglares catequistas en la misión evangelizadora y la atención de las comunidades remotas. La diócesis ayuda a económicamente a los más menesterosos para que puedan subsistir

 

(Fides) «Los catequistas desempeñan un papel importante en la misión evangelizadora de la Iglesia; en nuestra diócesis muchos de nuestros catequistas recorren largas distancias para visitar pequeñas comunidades remotas. Su ministerio es esencial para preservar la enseñanza de la fe católica a los fieles de nuestra diócesis y hacerles sentir la cercanía de la Iglesia. La Iglesia hace todos los esfuerzos posibles para apoyar a 112 catequistas en servicio en la diócesis, Además, con un sentido de gratitud, pensamos en apoyar a los catequistas ancianos y jubilados y a las viudas de los catequistas jubilados», dice a la Agencia Fides el obispo 

 

El obispo informa de que la diócesis distribuye subvenciones en metálico, ayuda alimentaria y también ganado para la cría a 30 catequistas mayores y jubilados y a sus familias, contribuyendo a su sustento diario. Monseñor Rehmat explica: «Sentí fuertemente la necesidad de apreciar y expresar gratitud a nuestros catequistas después de que el Santo Padre publicara su Carta Apostólica 'Antiquuum Ministerium' con el establecimiento del ministerio de los catequistas. Estamos agradecidos al Papa Francisco por esto, porque vemos de primera mano los desafíos que nuestros catequistas enfrentan al llevar a cabo este ministerio. En particular, con la pandemia de Covid-19 estamos viviendo una fase muy difícil». Además, con la pandemia, desde el año pasado la Iglesia local ha activado las pólizas de seguro médico para los 112 catequistas que actualmente están en servicio activo para cubrir el coste de los gastos médicos en caso de que enfermen o sufran daños en su salud como consecuencia del coronavirus.

 

«Nuestros catequistas reciben un salario bastante bajo por su trabajo a tiempo completo al servicio de la Iglesia», continua el Obispo, «reconocemos y apreciamos su servicio apostólico, realizado con celo y dedicación, en medio de tantos desafíos». Por ello, la Iglesia de Faisalabad ha puesto en marcha un proyecto para destinar 30 parcelas, destinadas a viviendas, a los catequistas, sobre todo a los mayores o jubilados, para que tengan un lugar donde vivir. El obispo añade:

 

«Agradecemos también a nuestros fieles cristianos su generosidad y apoyo a la labor misionera de nuestros catequistas; exhorto a los sacerdotes, religiosos y fieles a apoyar su gran labor, a estimarlos y ayudarlos en su importante trabajo pastoral y misionero».

 

Hablando del trabajo confiado a los catequistas, el obispo observa:

 

«Los desafíos en el ministerio de los catequistas aumentan cada día. Hay un rápido crecimiento de pastores y comunidades de otras confesiones que crean sus propias pequeñas iglesias y ministerios auto-asignados; hay malas interpretaciones de la fe, también presentes en Internet y las redes sociales. Además, con el aumento de la inflación, cada vez es más difícil cubrir los gastos y las necesidades básicas de las familias. A menudo, nuestros catequistas se ven obligados a realizar un doble trabajo para ganarse la vida, lo que les quita tiempo para realizar visitas pastorales a las familias y atender las necesidades espirituales de los fieles».

 

El Obispo concluye:

 

«En el tiempo de preparación del Sínodo, entre 2021 y 2023, nos proponemos proclamar el Año 2022 como el «Año de los Catequistas» en la diócesis de Faisalabad, a partir del estudio del documento Antiquum Minsterium del Papa Francisco. El objetivo es precisamente realzar el servicio apostólico y la preciosa misión evangelizadora de nuestros catequistas, expresando la gratitud por lo que hacen, ayudando pacientemente a los fieles a arraigar y crecer en la fe, la esperanza y la caridad».

 

 

Infocatolica.com