Imprimir esta página
Sábado, 08 Enero 2022 14:28

Filipinas prohíbe el matrimonio infantil

Se espera que el proyecto de ley, firmado por el presidente Rodrigo Duterte el 6 de enero, ponga fin a las prácticas que hacen que una de cada seis niñas filipinas se case antes de cumplir los 18 años.

 

(UCANews/InfoCatólica) Filipinas ha promulgado una nueva ley que prohíbe el matrimonio infantil y la cohabitación con menores.

 

Los defensores de los derechos de los niños dieron la bienvenida a la nueva ley y dijeron que marcaba un gran avance en la protección de las niñas.

 

«Esta es una gran victoria en nuestra campaña para acabar con el matrimonio infantil en Filipinas. Esta ley ayudará a proteger a los niños, especialmente a las niñas, y con suerte cambiará la trayectoria de sus vidas», dijo la autora de la ley, la legisladora Bernadette Herrera, al periódico The Inquirer el 6 de enero.

 

La nueva ley no solo tipifica como delito casarse con una persona menor de 18 años, sino que también prohíbe la cohabitación con un menor como marido y mujer y sanciona a quienes faciliten dichas uniones.

 

Conlleva una pena de cárcel de hasta 12 años y una multa de al menos 40.000 pesos (800 dólares).

 

Así, la ley considera que el matrimonio infantil como práctica es una forma de maltrato infantil porque vulnera y degrada la dignidad de nuestros hijos.

 

«El matrimonio infantil o la cohabitación es una práctica de larga data, pero perturbadora... Esta nueva ley es un gran paso para garantizar que se respeten los derechos de los niños y se asegure su bienestar y futuro», dijo Herrera.

 

El profesor de derecho Christopher Lao dijo que se espera que la legislación proporcione una cura para lo que ha sido un mal social de larga data.

 

«El Estado ahora está cuidando los derechos de quienes no pueden defenderse por ser menores. Por lo tanto, la ley considera que el matrimonio infantil como práctica es una forma de abuso infantil porque viola y degrada la dignidad de nuestros niños. La ley está ahí para proteger sus derechos», dijo Lao a UCA News.

 

El padre Joem Afable, sacerdote de la diócesis de Sorsogon en la principal isla filipina de Luzón, dijo que el matrimonio infantil es moralmente inadmisible.

 

«La razón por la que tenemos esta práctica es que es una forma de respeto a nuestros padres. Los filipinos no queremos quebrantar nuestra palabra de honor, aunque sea en contra de nuestra voluntad. Algunos padres prometieron el futuro de sus hijos como si hubieran nacido para servir y pagar su deuda», dijo el padre Afable Sorsogon a UCA News.

 

Leila de Lima, activista de derechos humanos y política que ha estado encarcelada sin juicio durante los últimos cinco años, también dijo que el matrimonio infantil no tiene cabida en un mundo civilizado.

 

«Tenemos el deber por ley no solo de proteger y defender sus derechos, sino también de convertir a las niñas en mujeres fuertes cuyo consentimiento deberá obtenerse antes de que se les pueda exigir algo», dijo De Lima en una publicación de Facebook.

 

Un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia publicado el año pasado dijo que más de 500 millones de niñas en todo el mundo se casaron cuando aún eran niñas, con las tasas más altas en el África subsahariana y el sur de Asia.

 

Filipinas ocupó el puesto 12 entre los países con el mayor número de matrimonios infantiles, según Plan International, un grupo de derechos con sede en el Reino Unido.

 

 

Infocatolica.com