Domingo, 16 Enero 2022 14:05

La Conferencia Episcopal de EE.UU. lamenta los ataques a los lugares de culto

Durante casi dos años, los obispos de los Estados Unidos han notado una tendencia inquietante de vandalismo en iglesias católicas y destrucción de estatuas.

 

(CNA/InfoCatólica) Atacar lugares de culto y arte religioso es similar a atacar a la comunidad que reza allí, dijo el cardenal Timothy Dolan de Nueva York antes del Día de la Libertad Religiosa, que se celebra el 16 de enero.

 

«Durante casi dos años, los obispos de los Estados Unidos han notado una tendencia inquietante de vandalismo en iglesias católicas y destrucción de estatuas», dijo Dolan en un comunicado publicado el 14 de enero por la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. Dolan es el presidente del comité de libertad religiosa de la conferencia.

 

«No estamos solos. Nuestros amigos de otros grupos religiosos también experimentan estos arrebatos y, en algunas comunidades, ocurren con mucha más frecuencia. Un ataque a una casa de culto es ciertamente un ataque a la comunidad particular que se reúne allí. También es un ataque al principio fundamental de Estados Unidos como un lugar donde todas las personas pueden practicar su fe libremente. Y es un ataque al espíritu humano, que anhela conocer la verdad sobre Dios y cómo actuar a la luz de la verdad.

 

La gran tradición de libertad religiosa ha permitido que florezca la belleza en beneficio de todos». 

 

El Día de la Libertad Religiosa conmemora la aprobación en 1786 del Estatuto de Virginia para la Libertad Religiosa, «para proteger el derecho de la conciencia individual y el ejercicio religioso y para prohibir el apoyo obligatorio de cualquier iglesia».

 

Dolan dijo en su comunicado que «diversas comunidades religiosas han construido hermosos lugares de culto, adornados con vidrieras, estatuas y símbolos de fe, como reflejo terrenal de la gloria y majestad de Dios».

 

«En medio de una cultura popular que con demasiada frecuencia satisface nuestros apetitos más bajos, el arte y la arquitectura sacra nos llama a todos a pensar en cosas finales (ta eschata). Todos los estadounidenses se benefician de estas demostraciones religiosas.

 

El arte religioso nos recuerda que vivimos más plenamente cuando dirigimos nuestras vidas hacia nuestro Creador y nuestro prójimo. La destrucción de este arte y de otras cosas sagradas degrada nuestra convivencia y perjudica el bien común».

 

Recientemente, una estatua de Nuestra Señora de Fátima en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción en Washington, DC, fue desfigurada por un vándalo. En respuesta al vandalismo, y en honor al Día Nacional de la Libertad Religiosa, el santuario organizará un rosario hoy 16 de enero. En la declaración, Dolan animó a todos los católicos a unirse y rezar el rosario el domingo, «mientras oramos que todas las comunidades religiosas serían libres de adorar sin temor y continuar bendiciendo a este gran país».

 

«En este Día Nacional de la Libertad Religiosa, tomemos la decisión de promover la libertad religiosa para todas las personas y honrar el lugar de lo sagrado tanto en nuestras vidas como en nuestros paisajes».