Jueves, 24 Febrero 2022 13:19

Rumores de guerra: los sacerdotes de Ucrania predican y se preparan

Los sermones dominicales de sacerdotes cristianos se centran en la pacificación, pero también en las secuelas de cualquier invasión rusa después de que Putin reconociera la independencia de Donetsk y Luganskv

Frente a una supuesta guerra inminente, los evangélicos ucranianos predicaron la paz el día antes de que el presidente ruso, Vladimir Putin, aumentara drásticamente las tensiones al reconocer la independencia de dos regiones separatistas el lunes por la noche.

 

“Acérquense para encontrarse con aquellos que están en su contra o que los combaten”, dijo Yuriy Kulakevych, director de asuntos exteriores de la Iglesia Pentecostal Ucraniana, a su congregación el domingo 20 de febrero en la Iglesia Pentecostal Paz de Dios en la capital, Kiev, según reporta el portal de noticias cristianas Christianity Today.

 

“No solo debemos disfrutar de la paz nosotros mismos, sino también compartirla”, prosiguió.

 

Predicando sobre el mandato del Sermón de la Montaña hacia la pacificación, Kulakevych continuó su enfoque nítido sobre la posible invasión rusa. Hace cinco semanas, cuando el conflicto separatista en la región oriental de Donbas comenzó a escalar, examinó la Biblia en busca de sus enseñanzas sobre “guerras y rumores de guerra”.

 

Siguió con una llamada a que “No se turbe vuestro corazón”. La semana pasada, intentó cambiar para incluir ejemplos más mundanos en un sermón sobre Jesús calmando la tormenta, como la pandemia, la carrera y las dificultades en las relaciones. Pero la amenaza rusa no se disipó.

 

“Protégete a ti y a tu familia por todos los medios posibles”, dijo Kulakevych a la iglesia. “Y sirve como mentor para las personas en mal estado”.

 

Este último espíritu también está animando a los bautistas de Ucrania. “Los pastores en el área gris no abandonan el área”, dijo Igor Bandura, vicepresidente senior de la Unión Bautista de Ucrania, al describir la línea del frente. “Los cristianos están decididos a tomar parte activa en las necesidades de las personas que los rodean”.

 

En la Iglesia Bíblica Irpin en los suburbios de Kiev, Bandura cambió rápidamente el sermón que había preparado sobre el matrimonio. En cambio, el enfoque se centró en la oración en favor del país y su estabilidad.

 

“No sé con qué ánimo llegaron aquí”, desafió a sus oyentes, “pero sé con certeza que si abren su corazón al Señor, saldrán renovados, fortalecidos en Jesucristo y listos para cualquier cosa que está desafiando nuestra vida.”

 

Durante semanas, la nación de Europa del Este ha vivido en tensión con aproximadamente 150.000 soldados rusos afincados en la frontera. Pero el “área gris” ha experimentado esta fricción durante mucho más tiempo. El tramo de tierra en el Donbas, que representa a unas 40 aldeas, se encuentra entre el control del gobierno ucraniano y las milicias respaldadas por Rusia en las regiones ocupadas de Donetsk y Luhansk.

 

En 2014, Rusia invadió Ucrania en apoyo de los separatistas. Anexó la Península de Crimea en el Mar Negro y reconoció la proclamada independencia de las dos “repúblicas”.

 

La semana pasada, Elijah Brown de la Alianza Mundial Bautista realizó una visita solidaria a Kiev, la séptima ciudad más poblada de Europa.

 

“La tensión es real; puedes sentirlo en este aire helado”, dijo en un video desde la capital. “Si hubiera caos y confusión, las iglesias bautistas podrían ser faros en su comunidad”.

 

De pie frente a la Catedral de Santa Sofía, la iglesia más antigua de Ucrania y un «rival» del siglo XI de Hagia Sophia de Constantinopla que ayudó a difundir la fe ortodoxa en el mundo ruso, Brown dijo que los bautistas han invertido 2 millones de dólares en ayuda local, socorro , y desarrollo.

 

La Unión de Iglesias Bautistas Evangélicas de Ucrania, la comunidad protestante más grande de Ucrania, cuenta entre sus filas con 2.272 iglesias, 320 grupos misioneros y 113.000 creyentes adultos.

 

Muchos de estos creyentes se están movilizando. Bandura explicó que hay planes en marcha para convertir los sótanos de las iglesias en centros de refugiados, mientras se abastecen de suministros. Los miembros con antecedentes médicos se están preparando para el servicio.

 

“Esperamos mucho que nuestra casa de oración no sea necesaria para albergar a la gente”, dijo Volodymyr Nesteruk, pastor de la Iglesia Bautista Regeneración en Rivne, 200 millas al oeste de Kiev. “Pero nos estamos preparando para que la gente pueda venir aquí, si es necesario, para encontrar seguridad y refugio”.

 

Lejos de la zona gris del este, Rivne está a solo 100 millas al sur de la frontera con Bielorrusia, un aliado de Rusia donde se han reunido 9.000 soldados para ejercicios de guerra.

 

“Si sucede algo, les abriremos nuestros hogares y nuestras iglesias”, dijo Yaroslav Pyzh, presidente del seminario bautista en Lviv, a solo 40 millas al este de Polonia.

 

En los últimos días, los funcionarios ucranianos han tratado de minimizar la amenaza de una invasión, especialmente desde el norte de Bielorrusia. Las tropas reunidas allí no son suficientes para un asalto rápido a Kiev, dijeron.

 

El cristianismo lucha desde la oración y la paz contra los rumores de guerra.

 

 

Forumlibertas.com