Martes, 04 Febrero 2014 09:26

Card. Rodríguez Maradiaga: Sin un nuevo modelo de desarrollo no lograremos erradicar la pobreza

 
 
 
Bonn (Alemania) (AICA): ¨Sin un nuevo modelo de desarrollo, no podremos erradicar la pobreza en el mundo¨. Con estas palabras el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa y presidente de Cáritas Internationalis, pidió un nuevo enfoque en la lucha contra la pobreza global y señaló que ¨la globalización tal como la conocemos ha globalizado el mercado, pero no ha reducido la pobreza en muchas partes del mundo¨.
 
El purpurado hondureño pronunció estas reflexiones durante el 9º Don Bosco Forum, que se celebró, el pasado 19 de enero, en la Universidad de Bonn, Alemania, y que contó, además, con la presencia del ex presidente alemán Prof. Dr. Horst Koehler, quien conjuntamente con el card. Rodríguez Maradiaga pidió una mayor inversión en educación y la creación de puestos de trabajo para los jóvenes en los países en vías de desarrollo.
 
 
"Sin un nuevo modelo de desarrollo, no podremos erradicar la pobreza en el mundo". Con estas palabras el cardenal Oscar Andrés Rodríguez Maradiaga, arzobispo de Tegucigalpa y presidente de Cáritas Internationalis, pidió un nuevo enfoque en la lucha contra la pobreza global y señaló que "la globalización tal como la conocemos ha globalizado el mercado, pero no ha reducido la pobreza en muchas partes del mundo". 

El purpurado hondureño pronunció estas reflexiones durante el 9º Don Bosco Forum, que se celebró, el pasado 19 de enero, en la Universidad de Bonn, Alemania, y que contó, además, con la presencia del ex presidente alemán Prof. Dr. Horst Koehler, quien conjuntamente con el cardenal Rodríguez Maradiaga pidió una mayor inversión en educación y la creación de puestos de trabajo para los jóvenes en los países en vías de desarrollo. 

El cardenal Rodríguez Maradiaga quien encabeza el Consejo de Cardenales del papa Francisco para la reforma de la Curia, participó en una mesa redonda con el ex profesor Koehler, sobre el tema "¿La educación cambia todo? - Las perspectivas para los jóvenes post-2015". 

"La educación es la clave del desarrollo", fue la respuesta de Horst Koehler. En 2012, el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, nombró a Horst Koehler y a un grupo de 27 expertos de alto nivel para dar una opinión sobre el marco de desarrollo global después del 2015, que es la fecha límite para los Objetivos de Desarrollo del Millennio (Millennium Development Goals-MDGs). 

"Muchas escuelas se han construido y muchos profesores han sido contratados. Este es esencialmente un éxito cuantitativo. Sin embargo, en referencia a la calidad de la educación, sigue siendo insatisfactoria en muchos países pobres", señaló el profesor Koehler. 

Por esta razón, el grupo de expertos de alto nivel de las Naciones Unidas propuso la inclusión de la calidad de la educación y del aprendizaje permanente en los objetivos de desarrollo post-2015. 

El cardenal Rodríguez Maradiaga, miembro del Consejo de fundación de la ONG "Don Bosco Mondo", y miembro de la Congregación de los Salesianos de Don Bosco, dijo que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (MDGs) de las Naciones Unidas que buscan reducir a la mitad la pobreza en el mundo para el 2015, están lejos de haberse alcanzado. 

"El planteamiento de los MDGs fue una gran idea, sin embargo, son pocos los gobiernos que los han hecho una prioridad de la política nacional". El cardenal Rodríguez Maradiaga señaló que hay muy pocos recursos asignados al sector de la educación. "¿Qué calidad podemos esperarnos si los maestros ganan tan poco que ni siquiera son capaces de alimentar a sus familias y, si los estudiantes llegan a la escuela con el estómago vacío?" Tanto Koehler como el cardenal, coinciden en que la educación y la formación aún no están en la base del desarrollo social. 

Koehler señaló que la promoción de la educación y de la formación no debe fallar debido a la falta de dinero. Propuso un impuesto global sobre las emisiones de dióxido de carbono para el financiamiento de la educación en los países en desarrollo. También sugirió a las empresas conectar su inversión directa en los países en vías de desarrollo mediante el fomento de la formación profesional. 

Don Bosco Mondo y Don Bosco Mission señalaron como que en muchos países la educación y la formación deben estar más orientadas a la práctica, con el fin de que los jóvenes puedan ganarse la vida por sí mismos. Además, la formación de los maestros tiene que ser mejorada, así como el acceso a la educación, especialmente para los jóvenes de familias desfavorecidas.
 
 
 
aica.org  04-02-2014