Lunes, 28 Marzo 2022 14:24

Una ciudad de Luisiana vota la prohibición del aborto y se convierte en la primera del Estado en proteger a los bebés

Pollock se une a otras casi 50 ciudades de Texas, Nebraska y Ohio que también han aprobado ordenanzas de Ciudad Santuario para los no nacidos.

(LifeNews/InfoCatólica) El Consejo Municipal de Pollock hizo historia esta semana al aprobar la primera ordenanza de Ciudad Santuario para los no nacidos en el estado de Luisiana.

 

KALB News informa que el consejo votó 4-1 a favor de la ordenanza, que protege a los bebés no nacidos mediante la prohibición de los abortos dentro de los límites de la ciudad.

 

«Estoy muy orgulloso de que Pollock sea una ciudad pro-vida», dijo el pastor Brian Gunter de la Primera Iglesia Bautista de Pollock al consejo de la ciudad. «Valoramos la vida de los niños. Nos preocupamos por las familias ... y al aprobar esta ordenanza, nuestro mensaje es muy simple: ... no se derramará sangre inocente en nuestro suelo».

 

Pollock se une a otras casi 50 ciudades de Texas, Nebraska y Ohio que también han aprobado ordenanzas de Ciudad Santuario para los no nacidos.

 

En Pollock no hay ningún centro abortista, pero la ordenanza impedirá que se abra uno allí. También combatirá el aumento de los medicamentos abortivos por correo, que el gobierno de Biden empezó a permitir a finales del año pasado, explicó Mark Lee Dickson, director de Right to Life of East Texas y fundador de la iniciativa Ciudades Santuario para los no nacidos

 

«Los centros de aborto no pueden instalarse aquí en esta ciudad y asesinar a niños inocentes nacidos a la imagen de Dios. La píldora abortiva tampoco puede ser enviada a la ciudad de Pollock. Va en contra de la ley. Al igual que no se puede enviar munición a Nueva Orleans, no se puede enviar la píldora abortiva a Pollock».

 

El alcalde Douglas Beavers, que apoyó la ordenanza, dijo que cree que proteger a los bebés no nacidos es una de las razones por las que Dios le permitió estar en el cargo, «Tuve una bebé en 2021. Ella falleció, y antes de tener a la niña, le habían dado a mi esposa la opción de un aborto, y decidimos no hacerlo. Y esa niña tocó la vida de más personas que la mayoría en toda su vida».

 

La única opositora a la ordenanza, la concejala Cindy Dickey, quien dijo que el gobierno no debe involucrarse en la cuestión del aborto: «Es algo entre Dios y yo. Lo que Dios y yo hablamos, es una completa separación de la Iglesia y el Estado. Creo que muchas cosas de esta norma son buenas, pero la resolución va demasiado lejos». La consejala no explicó por qué piensa que es algo entre Dios y ella, el que ella asuma el derecho de asesinar otro ser humano. 

 

Otras dos ciudades, Shallowater y Lindale (Texas), también aprobaron esta semana ordenanzas de Ciudad Santuario para los no nacidos.

 

Para Live Action News, Dickson dijo que la ordenanza de Pollock prohíbe el aborto, así como la ayuda e incitación a un aborto dentro de los límites de la ciudad. También prohíbe a los empleadores dentro de los límites de la ciudad proporcionar cobertura de aborto en los beneficios del seguro de salud y prohíbe la posesión o distribución de medicamentos que inducen el aborto.

 

La ordenanza define el «aborto» como «el acto de utilizar o prescribir un instrumento, una droga, un medicamento o cualquier otra sustancia, dispositivo o medio con la intención de causar la muerte de un niño no nacido de una mujer que se sabe que está embarazada». Establece que el acto no es un aborto si se hace con la intención de «salvar la vida o preservar la salud de un niño no nacido», para «eliminar un niño no nacido muerto cuya muerte fue causada por un aborto involuntario», para «eliminar un embarazo ectópico» o para «salvar la vida de la madre».

 

La ordenanza forma parte de un creciente movimiento de base para proteger a los bebés no nacidos en la ciudad y el condado, un movimiento que está alarmando a la industria del aborto. Y hasta ahora, las ordenanzas provida han resistido los desafíos legales.

 

En 2021, los votantes de Lubbock (Texas) aprobaron por abrumadora mayoría una ordenanza de Ciudad Santuario para los no nacidos y Planned Parenthood se vio obligada a dejar de abortar bebés allí. La cadena abortista impugnó la ordenanza, pero un juez desestimó su demanda ese mismo año. Luego, en enero, Planned Parenthood decidió retirar su demanda por completo en una importante victoria para la vida.

 

Aunque los activistas del aborto han amenazado con emprender acciones legales, otras ciudades también han tenido éxito en los tribunales hasta ahora. En 2020, la Unión Americana de Libertades Civiles retiró su demanda contra las ordenanzas provida de varias ciudades de Texas.

 

Otras ciudades y condados han aprobado resoluciones provida, que son declaraciones de apoyo, pero no leyes ejecutables, que reconocen el derecho a la vida de los bebés no nacidos. En Arkansas, 19 condados y 10 ciudades y pueblos han aprobado resoluciones provida, según el Family Council of Arkansas. Varios condados de Carolina del Norte también han aprobado recientemente resoluciones provida.

 

 

Infocatolica.com